Novedades

Actualización: el VW Golf 8 ya está entre nosotros

Si un VW Golf 7 y el mejor de los smartphones 'tuviesen un hijo', el resultado sería algo parecido al nuevo Golf 8. Un modelo ahora más digital, conectado e inteligente que nunca. ¿Qué precio de partida tiene el compacto más tecnológico?

Todos sabemos que Volkswagen, cada vez que ha cambiado el Golf, ha dado pasos cortos, pero firmes y contundentes. Quizá el más ‘radical’ fue el que se produjo en el salto que va de la segunda a tercera generación, con un cambio que supuso el estreno de una nueva plataforma, nuevos motores y, sobre todo, un nuevo diseño frontal. El último gran cambio fue cuando llegó la generación que aún se vende: la número siete.

De nuevo, una plataforma completamente renovada, varios motores de última generación y un listado tecnológico que, hasta ese momento, nunca había estado presente en este compacto de éxito mundial. Por eso, su sucesor -que inicia estos días su venta en España- era de esperar que supusiese una evolución importante… pero sin llegar a un cambio radical. Con todo, las principales modificaciones afectan al apartado tecnológico y de conectividad. Eso es lo que va a hacer distinto, muy distinto, a un VW Golf 8 de un 7.

Basta echar un vistazo al completo dossier del renovado compacto para comprobar que el coche, ahora, es un coche completamente inteligente. Comunicación con lo que le rodea, actualizaciones remota, puesto de mando digital, asistentes de última generación… Tener un Golf será el equivalente a tener, dentro del mundo de la tecnología, un smartphone de última generación. Pero vayamos por partes.

Imagen del salpicadero del nuevo VW Golf 8.

Exteriormente, prácticamente todo el protagonismo recae en un frontal muy ‘afilado’ -algo que le ayuda a ofrecer una excelente aerodinámica, con un Cx de 0,27- y en el que se incluyen de serie, y para toda la gama, unos elegantes faros de leds. Las dimensiones del coche le siguen emplazando entre los más compactos y manejables de la categoría, con sus ajustados 4,28 m de largo, 1,789 m de ancho y 1,456 m de alto.

Conectadísimo de serie

Al igual que sucede con un Mercedes Clase A, para ver dónde está el principal cambio del Golf hay que meterse en su interior. El de este VW tiene un aspecto muy sofisticado… y así será en todas las versiones, no sólo en las más costosas. Así, todos los acabados -que luego veremos- ya disponen de cuadro de mandos digital de 10,25″ y una pantalla de, al menos 8,25″ en la consola central -en opción habrá dos sistemas multimedia con pantalla de 10″-.

Pero no se trata sólo de que tenga una apariencia sofisticada y vistosa. VW hace mucho empeño en recalcar que los sistemas del vehículo están conectados entre sí, y también con todo lo que le rodea -lo que se conoce como Car2x-. ¿Y cómo lo consigue?

Imagen tres cuartos delantero de un Golf 8

Lo segundo, por ejemplo, se logra porque de serie cualquier VW Golf 8 integra un sistema de comunicación con acceso a Internet. Es decir, viene con una llamada ‘unidad de comunicación’ -OCU- con su propia tarjeta telefónica virtual, así como un módulo de llamada de emergencia. Con todo lo anterior, el coche va siempre permanentemente conectado, lo cual le permite ofrecer todo tipo de servicios que la marca engloba bajo las denominaciones ‘We Connect’ -gratis para siempre- y ‘We Connect Plus’ -gratis, según el país, por un periodo de entre uno y tres años-.

Así, con esa conexión online, por ejemplo, el navegador te puede informar en tiempo real del estado del tráfico... Y, aún más, el Golf puede comunicarse con otros VW que lleven la misma tecnología y advertirte de incidencias que te puedes encontrar en la zona por la que circulas. En concreto se habla de un radio de 800 metros, margen más que suficiente para tomar alguna medida en caso de que haya algún peligro próximo.

Evidentemente, el hecho de tener un coche conectado a Internet también permite poder controlar muchas de sus funciones e información desde una app en el móvil del usuario -ubicación del coche, activar claxon e intermitentes, conectar aire acondicionado o calefacción, bloquear y desbloquear puertas, utilizar el coche como punto de entrega de paquetes…-. Asimismo, también es posible utilizar el teléfono -siempre que sea un Samsung compatible- como llave virtual del coche. Eso, o contar con punto WLAN a bordo para que se puedan conectar los pasajeros con sus dispositivos.

Por cierto que, siguiendo el ejemplo de Seat, Volkswagen ya puede llevar integrado el asistente virtual Alexa, de tal manera que puedes preguntarle al Golf todo tipo de información. Y él te contesta gracias a que ‘lo sabe todo’ por estar conectado a Internet.

IMagen tres cuartos traserode un VW Golf 8 de color gris

Asistentes: camino de la conducción autónoma

Dependiendo de las versiones y acabados, el VW Golf 8 puede llevar un control de velocidad inteligente -funciona hasta 210 km/h- que, combinado con el sistema de salida de carril dan lugar a lo que la marca llama ‘Travel Assist’. Con él, este coche es capaz prácticamente de circular por si solo en autopista durante bastantes segundos… aunque, como recuerda la marca, por normativa legal eres tú como conductor el máximo responsable de mantener el control en la conducción.

Por cierto, que el mencionado control de velocidad ya no sólo mantiene la distancia con otros vehículos, acelerando o frenando según sea necesario. También utiliza información del sistema de navegación para saber, por ejemplo, si te estás aproximando a una rotonda, un cruce… para que el coche aminore la marcha.

Tampoco falta el sistema de frenado automático con nuevas funciones -no sólo es capaz de detectar un posible riesgo de colisión y aplicar los frenos para evitarlo: también puede ayudarte a evitar el obstáculo; incluso cuenta con un asistente de giro que te permite esquivar un coche que se aproxime por un cruce– o un completo asistente de ayuda al aparcamiento. Otro nuevo elemento es el sistema de proyección de datos en el parabrisas, conocido como HUD

Motores: los híbridos lo llenan todo

En la gama Golf seguirá habiendo versiones gasolina y diésel, aunque convenientemente modernizadas y con sistemas micro-híbridos. Por ejemplo, en gasolina todo empieza con el 1.0 turbo tricilíndrico de 110 CV. Por encima se emplaza el 1.5 turbo, de 130 ó 150 CV. Desde la versión de 110 CV estará disponible la tecnología de 48V con el fin de conseguir ahorros de consumo de hasta el 10%.

En cuanto a los diésel, va a haber un 2.0 TDI disponible con 115 y 150 CV. Asimismo, no van a faltar dos híbridos enchufables con la denominación GTE. El nivel básico es para una variante de 204 CV, que ahora se complementa con una versión ‘deportiva’ de 245 CV. En ambos casos, disponen de una batería bastante generosa de 13 kWh que debería proporcionarle, en modo completamente eléctrico, una autonomía próxima a los 100 km.

Aparte de lo que son los motores, la gama VW Golf 8 estrena nuevas denominaciones para hacer referencia a sus acabados. Por ejemplo, el nivel más básico se llama, precisamente, ‘Golf’ y ya cuenta con elementos como los faros led, la posibilidad de usar el móvil como llave, los servicios conectados, la compatibilidad con móviles Android y iPhone, el cuadro de mandos digital, el climatizador automático o asistentes como el de frenada automática y el que te advierte si te sales del carril. Esta versión llegará un poco más adelante.

Por encima se emplaza el ‘Life‘, que sí que estará disponible desde el inicio, y que suma carga inalámbrica para el móvil, iluminación ambiental interior en diez colores, sistema de ayuda al aparcamiento, luces que cambian de manera automática entre corta y larga o la posibilidad de utilizar un móvil de tipo iPhone sin cables.

Para esta versión puedes solicitar extras como el sistema de acceso y arranque sin llaves por 850 euros o un paquete tecnológico que, por el mismo dinero, incluye el asistente de aparcamiento o el que cambia de manera automática entre corta y larga. Por lo demás, se puede mejorar la dotación con unos faros de leds que cuenten con todas las funciones posibles -940 euros- y un interesante pack con asistentes como el de mantenimiento de carril, el asistente para circulación en atascos o el que te ayuda a detener el coche en caso de emergencia por 475 euros.

Imagen de la nueva instrumentación del VW Golf 8.

En un escalón superior queda emplazado en ‘Style‘ -que también se ofrece desde el inicio- más lujoso tanto en su presentación exterior como interior -llantas de 17″, tapizados más lujosos, asientos deportivos, toques cromados…-. Además, añade el mencionado ‘Travel Assist’, faros led inteligentes o climatizador de tres zonas. Este modelo puede incluir el dispositivo HUD de proyección de datos -670 euros-, los faros matriciales -935 euros-…

Quien quiera lo más deportivo o bien se decanta por la terminación ‘R-Line‘ -en anteriores Golf era un pack de equipamiento y ahora pasa a ser un acabado más- con su decoración específica y también una puesta a punto del chasis más deportiva. O bien elige el GTE, que será exclusivo de las variantes híbridas-enchufables y que tendrá el máximo equipamiento posible de la gama.

Por cierto que, como novedad, elijas el acabado que elijas, y de forma posterior a la compra del vehículo, podrás instalarle actualizaciones de equipamiento. Es lo que se denomina ‘We Upgrade‘, de tal forma que en el futuro puedes activar funciones que no compraste de inicio y por las que más tarde sí quieras pagar, como el control de velocidad inteligente, el asistente inteligente para las luces delanteras, el navegador, un punto WLAN a bordo…

Iniciada en diciembre de 2019, la comercialización del VW Golf 8 se ha visto truncada por el coronavirus. Ahora que la pandemia nos ha dado un ‘respiro’, la firma ha decidido retomarla este mismo verano. Así, el precio del modelo base partirá desde los 22.900 euros, incluyendo las diferentes campañas. Ésta es la cantidad que la marca va a pedir por el Golf 1.0 TSI 110 CV con cambio manual… que se incorporará algo más tarde a la gama.

Si deseas ser de los primeros en tener un Golf, lo más básico en estos momentos es el 1.5 TSI 130 CV automático con acabado Life, por 25.100 euros -incluidas las actuales ayudas del Gobierno-. Si lo deseas con el acabado Style, el precio sube -en el configurador de VW- hasta los 30.110 euros. A partir de ahí, si quieres hacerte con algo más ‘top’ -como los GTI o GTE- tendrás que esperar al otoño.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.