Expertos HC

¿Qué se necesita para que un coche conectado no se quede sin cobertura?

Este tipo de vehículos necesitan una buena conexión para poder estar al día y comunicarse con su entorno. ¿Qué beneficios traerá esta conectividad y que se necesitará para sostener esa demanda?

Actualización coches conectados: imagen de una ciudad de noche con varios puntos de conexión entre sus partes
Foto: Piqsels

Hace aproximadamente un año, recogí mi Tesla Model 3 en un lugar remoto cerca del aeropuerto de Arlanda, en Suecia . Mi familia quería pasarse a la electricidad y en ese momento Tesla era la única alternativa viable para nosotros debido a su red de carga. A pesar de que cada vez se ven más vehículos eléctricos -EV- en las carreteras suecas, las redes de carga que no sean de Tesla tienen mucho que mejorar.

A cada problema, una solución de software

La forma en que Tesla actualiza y realiza el mantenimiento de sus automóviles es reconocida. Uno de los más conocidos sucedió en 2018, cuando la compañía actualizó el frenado del Tesla Model 3 solo con una actualización de software. No hubo retiradas del mercado mundiales por el mal funcionamiento de los frenos. Todo lo que se necesitaba era una nueva versión de software a los automóviles afectados y el rendimiento de los frenos mejoró significativamente. Tesla debería haber encontrado este error antes de lanzar cualquier automóvil a las calles, por supuesto. Sin embargo, la forma en que solucionó fue impresionante.

Esto no le ha pasado solo a Tesla. Volkswagen ha tenido problemas de software en el período previo al lanzamiento de su nuevo EV, el VW iD.3. La marca alemana está acumulando automóviles para prepararse para la entrega, pero obviamente no entregará un solo automóvil antes de que tenga el software listo. Aunque parezca que Volkswagen se está quedando atrás en esta área, a diferencia de Tesla, es posible que quiera asegurarse de que sus vehículos eléctricos tengan frenos completamente funcionales ANTES de que salgan a la calle.

Está claro que la industria automotriz necesita mejorar su forma de trabajar con el software. Una cosa es lanzar un automóvil seguro y confiable con un software que funcione, pero otra muy distinta es enviar nuevas actualizaciones por el aire para implementar nuevas funciones y solucionar problemas.

En los últimos cien años, hemos sabido que los vehículos están ‘terminados’ el día que salen de la fábrica, sin que el fabricante tuviera previsto permitir nuevas funciones después del lanzamiento del vehículo. Recuerdo el coche que compré hace quince años. Quería actualizar el sistema multimedia para habilitar las llamadas Bluetooth desde mi teléfono móvil. Sabía que el fabricante lo tenía disponible. De hecho, el sistema informático principal de mi coche era exactamente el mismo que el de los automóviles con esta funcionalidad. Pero no importó cuánto le supliqué al fabricante, se negaron a actualizar el software. No sé si fue imposible o si simplemente se negaron, pero terminé comprando una solución de terceros. Valorándolo a posteriori, esta fue una mejor opción.

El potencial comercial: desde la fábrica hasta el desguace

Hoy en día, los automóviles pueden compartir datos entre sí -información sobre frenadas repentinas, por ejemplo-, y las marcas se abren a intercambiar datos entre ellas. Al agregar la información compartida entre los automóviles a través de una red móvil -información que no está dentro de la línea del sitio-, los fabricantes ahora están profundizando en el potencial comercial y las nuevas formas en que se puede mejorar la experiencia del conductor: estos datos se pueden usar para la conducción asistida avanzada. C-V2X, o conexiones del vehículo con todo, hace que estos intercambios de información estén disponibles para todos los automóviles conectados, no solo para una sola marca.

En el CES en Las Vegas, mostramos lo que anunciamos en diciembre de 2019: nuestra cooperación con Microsoft para construir una plataforma global de automóviles conectados. Nuestra nube de vehículos conectados conecta más de 4 millones de vehículos en 180 países. Eso es alrededor del 10 por ciento de los coches conectados en el mundo. Con una solución en la nube lo suficientemente potente como para conectar miles de millones de automóviles a través de las fronteras, realmente nos estamos preparando para la próxima generación de automóviles.

También estábamos planeando una demostración en el MWC 2020 en Barcelona llamada ‘La vida del automóvil’. Mostraría que la conectividad no es solo algo que ocurre cuando el automóvil está en la carretera, sino que comienza desde la producción del vehículo. Aquí, el coche sabe dónde está en su producción, qué componentes esperar y reconocerlos a medida que se montan.

Y eso no es todo. El vehículo cambiará su enfoque de conectividad el día que salga de la fábrica y conozca la logística que se lleva a cabo desde la fábrica hasta el comprador, ya sea a través de un distribuidor o directamente. Una vez en el camino, puede habilitar funciones como la movilidad predictiva. Esto significa que el vehículo conoce las capacidades que tiene la red por donde transcurrirá su ruta y puede almacenar con antelación el contenido que necesita si está a punto de circular por un área con conectividad limitada.

Incluso después de unos años, cuando el coche sea más viejo, su conectividad puede ayudar reciclar o reutilizar sus componentes de la mejor manera. En última instancia, la conectividad necesaria durante la etapa activa de la vida útil de un vehículo es solo una parte del proceso.

La perspectiva: conectar fabricantes y operadores

Nuestra predicción es que, para 2025, casi todos los coches nuevos estarán conectados. Se esperará una conexión como estándar, no solo por la demanda del cliente. Necesitamos trabajar juntos con operadores de red y fabricantes para permitir esto. La cantidad de datos provenientes de estos vehículos necesitará todo, desde 5G hasta aprendizaje automático y computación de vanguardia.

En el Mobile World Congress en 2017, formamos el Automotive Edge Computing Consortium -AECC-. Junto con fabricantes, operadores de telecomunicaciones y proveedores de primer nivel, estamos explorando lo que se necesita de las redes para satisfacer esta demanda. En septiembre de 2019, AECC publicó un informe técnico sobre los desafíos de la distribución del tráfico de datos.

El informe cubre temas como la descarga de datos de borde, las selecciones de servidor del proveedor de servicios de movilidad y la accesibilidad del sistema del vehículo. Las redes son complejas y debemos asegurarnos de que creamos un estándar que haga que las redes para los vehículos conectados del futuro sean fáciles y manejables. Si estás interesado en los desafíos de los datos para los vehículos conectados, te recomiendo que descargues el informe.

Desde que recibí mi Tesla en 2019, ha recibido 29 actualizaciones de software, un promedio de una actualización cada 12 días. Mientras escribo esto, ha pasado una semana desde que recibí una actualización sobre cómo mejorar las funcionalidades de Bluetooth en mi coche. Hoy, mi teléfono no conectará el manos libres a mi Tesla a menos que me siente en el asiento del conductor. Antes, podía escuchar que mi llamada se habilitaba en el coche varios metros antes de entrar. Por eso, las personas con las que hablaba justo antes de meterme en el vehículo pensaban que la llamada se había cortado, por lo que colgaban. Es un problema menor, pero es fácil de administrar para Tesla con una actualización inalámbrica. Sin embargo, otros fabricantes que usan la solución Ericsson también pueden hacer esto: no es nada exclusivo para Tesla.

Durante el último año he conducido más de 50.000 km y el geek que hay en mí disfruta cada actualización de software instalada tanto como conducir el coche. La tecnología con la que estamos trabajando se asegurará de que su automóvil también tenga la posibilidad de actualizarse cada 12 días. Porque un día en un futuro no muy lejano, todos los automóviles estarán conectados.

*Artículo escrito por Mats Guldbrand y publicado originalmente en el blog de Ericsson.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.