Expertos HC

7 ideas innovadoras para reducir -con tecnología- el tráfico en las ciudades

¿Qué puede hacer la tecnología para reducir las horas de atasco en las ciudades? Pues hay varias soluciones que ya se están probando en algunas urbes. ¿Cuál te parece la mejor opción?

Tecnología ciudades inteligentes
Foto: Piqsels.

Con menos personas viajando actualmente desde y hacia el trabajo, las ciudades de todo el mundo están experimentando una disminución temporal de la congestión. Como resultado, la calidad del aire ha mejorado dramáticamente, mostrándonos los impactos ambientales positivos que vienen con la reducción en el tráfico.

Sin embargo, a medida que las cosas comiencen a normalizarse y los pasajeros vuelvan a subir a sus automóviles, las ciudades inevitablemente verán un repunte en la congestión del tráfico. Esto significa que, ahora más que nunca, es vital tomarse el tiempo para implementar soluciones clave para reducir del tráfico.

Atrapados en atascos

Durante los períodos de mayor congestión, muchas autopistas y carreteras del centro de la ciudad se parecen más a los estacionamientos que a las autopistas, a pesar de las opciones alternativas como el transporte público y el uso compartido del automóvil.

En California, los conductores circulan por algunas de las autopistas más congestionadas de todos los EE. UU. La buena noticia es que a menudo tienen buen clima mientras están atrapados en el tráfico. ¿Las malas noticias? Están atrapado en el tráfico. Según la Comisión de Transporte Metropolitano del Área de la Bahía, el tráfico en las principales autopistas del área de San Francisco ha aumentado en un 80% desde 2010. California es solo un ejemplo.

Las principales compañías tecnológicas están sacando sus sedes de los suburbios y las llevan a las ciudades para darles a sus empleados un estilo de vida urbano. Sin embargo, el repentino crecimiento en estas ciudades ha convertido el «dolor de cabeza de tráfico» en la «migraña de tráfico».

¿Qué se puede hacer para reducir el tráfico?

Aunque parezca imposible, la tecnología puede ayudar. Estamos hablando de un futuro de sistemas en red que compartirán datos ricos sobre nuestras carreteras y peatones, dando paso a ciudades inteligentes. Y ya está sucediendo ahora.

«Se calcula que el gasto global en iniciativas de ciudades inteligentes alcanzará la asombrosa cifra de 170 mil millones de euros en 2023».

Por ejemplo, las ciudades pueden usar datos agregados de los vehículos conectados para identificar automáticamente los baches y otras malas condiciones del camino. Los datos pueden integrarse con la gestión del gobierno para que los trabajadores de obras públicas o de mantenimiento puedan automatizar el despacho y las órdenes de trabajo.

Se calcula que el gasto global en iniciativas de ciudades inteligentes alcanzará la asombrosa cifra de 170 mil millones de euros en 2023. Uno de los factores más importantes en el desarrollo de una ciudad inteligente es asegurarse de que los sistemas de Internet de las cosas -IoT- se implementen de manera integrada. Cada pieza de tecnología debe funcionar y comunicarse para que los líderes de la ciudad utilicen los datos de IoT de manera efectiva para mejorar la vida de los ciudadanos.

El Smart Cities Council dice que: «La ciudad inteligente utiliza la tecnología de la información y las comunicaciones -TIC- para mejorar su habitabilidad, viabilidad y sostenibilidad». Las ciudades pueden tomar inteligencia de los sensores, dispositivos IoT y otros sistemas conectados, para luego analizarla y así ayudar a comprender mejor los eventos y pronosticar las tendencias emergentes.

Por su parte, el IDC sugiere que el gasto global en tecnologías de IoT en las ciudades inteligentes alcanzará los 110 mil millones en 2020. Esto equivale a un aumento interanual del 18.9% en comparación con 2019. El estudio señala que las soluciones de transporte inteligente basadas en datos representan el 14% del gasto global total. Las tres áreas identificadas como algunos de los sectores más inmediatos para ver inversiones en IoT son la administración de energía, la seguridad pública y el transporte.

7 propuestas para las ciudades inteligentes

  1. Semáforos adaptables. Los semáforos se vuelven más inteligentes a través de la tecnología que conecta a los vehículos con la infraestructura –V2I-. La ciudad de Columbus, Ohio, por ejemplo, está utilizando datos de sus vehículos de la flota del gobierno para mejorar también el tiempo de los semáforos e instituir más soluciones basadas en DDDM -recolección y análisis de datos para conocer mejor un tema y tomar mejores decisiones-. Al tener una mejor idea del flujo de tráfico y cuánto tiempo un vehículo está parado con la luz en rojo, la ciudad puede modificar mejor la sincronización del semáforo con los cambios en el tráfico a lo largo del día.
  2. Corredores inteligentes V2I. Algunos corredores inteligentes incluyen semáforos adaptativos, en las que los cambios de temporización se realizan automáticamente según la demanda de tráfico. Los corredores inteligentes pueden abordar las carreteras congestionadas de tráfico, así como las áreas peligrosas, como una de las principales autopistas de Wyoming que se usa mucho para el transporte de carga, además de los automóviles de pasajeros regulares. Usando la tecnología V2I, Wyoming implementó un proyecto piloto que enviaría alertas meteorológicas y de accidentes a los conductores que se ofrecieron como voluntarios para el programa. Para hacer esto, se están instalando 75 unidades de comunicaciones de corto alcance a lo largo de la carretera que pueden comunicarse con las otras unidades y los vehículos que tienen dispositivos instalados. Los funcionarios esperan un efecto significativo en la seguridad e incluso en la economía, ya que el estado probablemente gastará menos energía en la limpieza de accidentes y el cierre de carreteras para hacer frente a los reventones de los tractores. La ciudad de Atlanta se ha comprometido a la inversión en transporte inteligente en V2I con tecnología de semáforos adaptativos, cámaras de vídeo conectadas y más. Esta urbe está sirviendo como un campo de pruebas del mundo real para la tecnología de corredor de tránsito inteligente para reducir la congestión del tráfico. Atlanta también aprobó recientemente una inversión de 150 mil millones de euros durante 30 años para un plan de revisión de tránsito.
  3. Tecnología de vehículos autónomos. Si bien los vehículos autónomos no necesariamente disminuirán la cantidad de automóviles en la carretera, es probable que reduzcan la congestión y las colisiones por culpa de un error del conductor. Platooning es un ejemplo de tecnología de vehículos autónomos. Si todas las carreteras tuvieran tecnología autónoma, los vehículos podrían acelerar y reducir la velocidad, y fusionarse dentro y fuera de las autopistas sin intervención humana, creando un patrón de conducción mucho más suave. Platooning es un primer paso hacia los coches sin conductor, ya que requiere que los vehículos en una autopista se comuniquen entre sí acerca de la velocidad y las condiciones, lo que permite que los vehículos viajen de manera constante. Eliminaría el error humano que causa problemas como atascos fantasmas, que son causadas por el efecto dominó de un conductor que frena en medio de una autopista. Reforzar aún más el transporte público con más soluciones de primera y última milla, también ayudará con la congestión del tráfico al reducir en última instancia la cantidad de vehículos de pasajeros en la carretera. Por ejemplo, compañías como Lyft y Uber están analizando cómo los vehículos autónomos podrían hacer que sus servicios sean más viables en conjunto con el transporte público.
  4. Retroalimentación de tráfico en tiempo real. Esto afecta al uso del transporte público. Por ejemplo, un nuevo proyecto en Kansas City que tiene un tranvía gratuito que transporta hasta 6.200 pasajeros al día en un importante distrito de negocios. El éxito del programa se atribuye, en gran medida, a todos los comentarios de tráfico en tiempo real. Estos no solo sirven para saber dónde está exactamente el tranvía en todo momento, sino también el tráfico alrededor del centro de la ciudad, los módulos IoT en los parquímetros que les permiten mostrar los espacios de estacionamiento disponibles, etc. Este corredor de «distrito inteligente» de 3,5 kilómetros incluso tiene luces de la calle que se atenúan cuando no hay peatones caminando debajo. La retroalimentación de tráfico en tiempo real también hace que conceptos como «precios de congestión» sean un poco más fáciles de vender a los consumidores, que están acostumbrados a usar las carreteras de forma gratuita. En lugar del peaje típico para los carriles rápidos, esto cambiaría la estructura de precios en función de las horas pico de tráfico y para vehículos de alta ocupación o exentos, con el objetivo de desalentar a los conductores de un solo pasajero a estar en la carretera en las horas pico de viaje.
  5. Seguimiento del tráfico peatonal. Al abordar la congestión del tráfico, también se trata de comprender el movimiento de peatones. En algunas ciudades, se ha demostrado que el tráfico de personas es una de las principales causas de la congestión en zonas superpobladas. Por ejemplo, la ciudad de Las Vegas está utilizando la tecnología V2I no solo para rastrear cuántos vehículos pasan por una intersección dada en diferentes momentos, sino también para saber cuántos peatones cruzan las calles o incluso si invaden la carretera, para que puedan redirigir el tráfico de vehículos durante los picos más densos. Por su parte, en Los Ángeles, están tomando datos de tráfico de vehículos y peatones y los están haciendo públicos. De esta forma, las autoridades responsables de vivienda y los promotores inmobiliarios pueden identificar mejor los desplazamientos, y dónde deben construirse casas para ayudar a reducir el tráfico que ingresa a vecindarios ya congestionados.
  6. Carsharing y soluciones multimodales. Los informes aún no son consistentes sobre si los servicios de car sharing o las empresas como Uber y Cabify alivian la congestión. Pero, de cualquier manera, ofrecen opciones alternativas. Los planificadores de la ciudad y aquellos en la industria del transporte público lo ven como un problema de conectividad, lo que hace que sea fácil cocer un coche a través de una aplicación para dirigirse a una estación de transporte público. Aunque aún no se ha implementado, Columbus, Ohio, planea invertir en una aplicación de planificación de viajes que integraría sus múltiples modos de transporte. Ttambién establecería un sistema de pago único y racionalizado. Una mejor conexión de los modos de transporte alternativo alentaría a más ciudadanos a renunciar a un automóvil por completo.
  7. Reemplazo de vehículos por drones. Hay algunas tareas de los ayuntamientos o las empresas de servicios públicos que no necesariamente deben realizarse sobre 4 ruedas. Con el surgimiento de los drones equipados con IoT, las empresas de servicios públicos y las autoridades utilizan cada vez más este tipo de aparatos para realizar estas tareas cotidianas. Así evitan enviar a los trabajadores de campo en un camión. Los Ángeles incluso está estudiando la tecnología de drones para hacer cosas como combatir incendios. Y, por supuesto, las empresas también están estudiando como usar drones para realizar tareas dentro de la ciudad, como el programa piloto de drones de Amazon para entregas a corta distancia. De hecho, el presidente Donald Trump firmó un memorando ejecutivo para facilitar a estos tipos de empresas probar drones en las ciudades.

*Artículo escrito por Maria Sotra y publicado originalmente en el blog de GeoTab.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.