Novedades

Nissan Juke: ¿la tecnología ha hecho bien su trabajo?

En su día, el Nissan Juke supuso todo un 'impacto' dentro del segmento de los coches urbanos, tanto por su concepto de crossover como por su propio diseño general. ¿La segunda generación repite el camino?

Imagen tres cuartos delantero del nuevo Nissan Juke de color rojo

Siempre se dice que un buen escaparate es algo fundamental para vender el producto; pero si luego la mercancía deja que desear, puede que dicho producto acabe siendo un fracaso. No hay duda de que el Nissan Juke ha sido uno de esos coche creados para causar un notable impacto visual. La historia del coche comienza, en realidad, en 2009 -hace ya, nada menos, que una década- en forma de concept denominado Qazana.

En aquel momento, gran parte de la prensa especializada dudaba que Nissan fuese a tener el suficiente atrevimiento para lanzar un modelo así de radical en cuanto a diseño; uno de esos coches en los que está claro que la forma prevalece sobre la función -es decir, que cuenta con una apariencia muy llamativa pero, a cambio, sacrifica otros campos fundamentales en un coche, como la practicidad del interior-.

Sin embargo, un año más tarde llega a los concesionarios, y bajo la denominación ‘Juke’, uno de los primeros SUV urbanos. Este coche ha estado en el mercado durante nueve años, en los cuales no ha parado de enfrentarse a nuevos competidores que no sólo han surgido, sino que les ha dado tiempo a renovarse: Peugeot 2008, Renault Captur, Ford Ecosport / Puma, Seat Arona, Citroën C3 Aircross, Opel Crossland X…

Por eso, estaba claro que el momento de la renovación era ya una necesidad más que urgente. ¿Mantiene ese carácter disruptor el nuevo modelo? Como suele ocurrir en coches llamativos que tienen un sucesor -como el caso del Audi TT, por ejemplo-, las segundas generaciones intentan mantener el espíritu transgersor de los modelos originales, pero aportando una vertiente más racional y práctica. Todo eso se da a la perfección en el Juke II.

Estéticamente, como suele ocurrir, hay opiniones para todos los gustos. Lo que sí es un hecho es que este Nissan ahora es más grande y, por lo tanto, más coche: no sólo porque ya alcanza los 4,21 m de largo o los 1,80 m de anchura, sino porque también dispone de una distancia entre ejes que crece nada menos que 10,6 cm, de tal manera que el Juke parece mucho más proporcionado y estilizado.

La tecnología va por dentro

Y aunque en el exterior ya hay algún detalle sofisticado que era impensable en su antecesor -como los faros delanteros de leds para todas las funciones que, además, van a ser de serie en toda la gama-, es en el interior donde se comprueba que una década es un plazo de tiempo muy amplio en el mundo del automóvil y que ahora es cuando este Juke puede incluir tecnologías que empiezan a ser habituales en su categoría.

Imagen del nuevo Nissan Juke 2020 por dentro

Por ejemplo, uno de los cambios más necesarios tiene que ver con el área de infoentretenimiento. Para este Nissan se prescinde, por fin, de la pequeña pantalla integrada a media altura del sistema multimedia y se apuesta por otra de mayor tamaño, de apariencia más moderna y con muchas más funcionalidades.

Así, además de resultar compatible con los protocolos Android Auto y Apple Car Play, este sistema permite controlar desde un pantalla táctil de 8″ diferentes sistemas como el navegador -suministrado por TomTom y con funciones conectadas como la información del tráfico en tiempo real-, el equipo de sonido -en opción, de la marca Bose con ocho altavoces, dos de los cuales van integrados en los reposacabezas de conductor y pasajeros-, la telefonía…

También es novedosa la posibilidad de que se ofrezca un punto WiFi para que, en combinación con un plan de datos, los pasajeros puedan conectar sus dispositivos a Internet… y, de paso, se renueva la aplicación para el móvil -NissanConnect Services- para controlar a distancia, y desde tu teléfono, muchos aspectos del coche.

Por ejemplo, como propietario de un Juke podrás saber si el seguro de las puertas está abierto o cerrado… o para que tú puedas llevar a cabo esa acción. También te informa si los neumáticos tienen la presión adecuada o si el nivel de aceite es correcto. Nissan dice que, en combinación con Google Assistant, también se pueden controlar las luces del coche o enviar destinos al navegador del coche mediante notas de voz.

La asistencia que le hacía falta

El otro gran apartado donde mejora el modelo tiene que ver con las ayudas o asistencias a la conducción. El coche puede incluir el pack de tecnologías denominado ProPilot, que combina sistemas como el control de velocidad inteligente o el que mantiene el vehículo centrado dentro de su carril para que cuentes con cierto grado de autonomía durante la conducción -aunque recuerda siempre que es el conductor el primero y único responsable de lo que sucede cuando el coche está en marcha-.

Por otra parte, también puede incluir un sistema anti-colisión inteligente, que es capaz de reconocer obstáculos e, incluso, peatones o ciclistas y en caso de que exista riesgo de impacto y tú como conductor no hagas nada, llega a frenar al Juke para evitar el choque o, al menos reducir sus consecuencias.

Imagen de un Nissan Juke rojo tres cuartos trasero

Otras novedades que lleva la nueva generación son el control de ángulo muerto -para evitar situaciones de riesgo si vas a cambiar de carril y no te has percatado de que llevas otro coche en tu lateral-, o el lector de señales de tráfico.

¿Lo menos revolucionario?

De momento, la gama inicial se reduce a un único motor 1.2 gasolina con turbo, 117 CV y la posibilidad de contar con cambio manual de seis marchas o automático de siete; no sabe a mucho si tenemos en cuenta que en su antecesor hubo variantes con el apellido deportivo Nismo que llegaban a los 218 CV… y que, incluso, hubo un Juke-R con la mecánica de un Nissan GT-R y que contaba con… ¡¡500 CV!!

Por otro lado, en el interior -aunque muy mejorado en diseño y, sobre todo en calidad- llama la atención que el climatizador automático siga siendo de una sola zona o que la instrumentación, aunque gana un display de mayor tamaño, no sea un cuadro de mandos completamente digital, al estilo de muchos de sus rivales.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.