Prueba a fondo

AudioLab: Mercedes Burmester Surround

En su búsqueda continua de perfección, la firma de Stuttgart se pone en las manos de este artesano alemán del sonido. ¿Qué puede ofrecerte este equipo? ¿Cuáles son sus virtudes y defectos?

Imagen frontal del Mercedes-Benz CLS en hábitat de conectividad absoluta

Qué saber del sistema Burmester Surround

Que es un montaje único. Este especialista alemán ha diseñado un esquema diferente -con soluciones igualmente dispares- para cada modelo de la estrella que equipa sus tecnologías. Por lo tanto, el sistema analizado en esta prueba poco o nada tiene que ver con el que pueda ofrecerse en otras berlinas como, por ejemplo, el Clase E.

Que se integra a la perfección con el resto de tecnologías de la marca, desde las más cotidianas -como la señal acústica de los radares de maniobra- hasta ciertos elementos de confort como el control ‘Energizing’, el cual se sirve de él para reproducir sonidos ambientales que invitan a la relajación.

Que este equipo no es el más potente del CLS. El Burmester Surround -cuyo precio ronda los 1.068 euros- es únicamente el segundo mejor sistema que puedes instalar en este modelo. Si quieres el ‘top’ tendrás que abonar los 6.161 euros que cuesta el Surround High-End 3D. A cambio, te llevas una astronómica potencia de 1.450 vatios a repartir entre nada menos que 23 altavoces. Entre estos últimos se cuentan dos situados en el techo, hacia la parte central del habitáculo.

“Desde 1978, Burmester fusiona la tecnología punta con la construcción artesanal. En su taller de Berlín, cada equipo se monta a mano por un reducido grupo de técnicos. Tal filosofía casa a la perfección con la de Mercedes-Benz, como no podía ser de otra manera”.

A veces, cuando la tecnología se estandariza, pueden suceder cosas maravillosas. Ante el aluvión de fabricantes generalistas que cuentan con el respaldo de los nombres punteros del ‘car-audio’, las marcas ‘premium’ como Mercedes se ven obligadas -y también animadas, por qué no decirlo- a buscar nuevos compañeros de viaje aún más elitistas.

Ahora que sus socios tradicionales en esta faceta –Bose, Harman Kardon…- parecen, efectivamente, haber recortado su caché, la firma de Stuttgart encontró la solución prácticamente sin moverse de casa. Y así es como el especialista alemán Burmester ha pasado a encargarse de aplicar su ‘know how’ en los últimos productos de la estrella.

La historia de Dieter Burmester es, a todas luces, la de un talento bien aprovechado. Su pasión rockera adolescente le llevó a dominar los secretos del bajo eléctrico y otros instrumentos musicales. Y su perfeccionismo -junto con sus estudios superiores en electricidad y electrónica- le impulsaron a crear sus propios amplificadores.

Desde 1977, la compañía que porta su apellido fusiona la tecnología punta con la construcción artesanal. En su taller de Berlín, cada equipo se monta a mano por un reducido grupo de técnicos. Tal filosofía casa a la perfección con la de Mercedes-Benz, como no podía ser de otra manera.

Imagen posterior del Mercedes-Benz CLS

Una prueba como ésta requería de un vehículo especial y, por ello, contamos para realizarla con un CLS 350d 4Matic cedido por la marca. Y aunque esta unidad no equipaba el sistema High-End 3D, podrás comprobar -si sigues leyendo- que el Surround ‘básico’ es igualmente una magnífica opción.

La orquesta está detrás

Pongamos primero los datos encima de la mesa. El Burmester Surround del CLS se compone de 13 altavoces. En cada una de las cuatro puertas convive una pareja, formada por un ‘woofer’ y un ‘tweeter’ montados en disposición coaxial. De este modo, el más pequeño de los dos queda encajado en el centro del cono del más grande.

Interior del Mercedes-Benz CLS

Esta técnica no es revolucionaria ‘per se’, pues es una solución muy común en la disciplina. Sin embargo, la calidad de ensamblaje de Burmester logra acercarse al ideal que persigue: que las frecuencias altas y medias se entrelacen sin que sea posible distinguirlas por separado.

El mismo emparejamiento se repite en la zona tras los reposacabezas posteriores, salvo por el detalle de que, aquí, medios y agudos se colocan en paralelo bajo unas imponentes coberturas visibles -incluso- desde el retrovisor interior. Por último, el ‘subwoofer’ se oculta bajo la cubierta del maletero.

Tal y como pudimos corroborar en nuestra prueba, esta disposición consigue que el mayor placer de escucha se encuentre en las plazas traseras, mostrando -aun con los ajustes del balance perfectamente centrados- una evidente diferencia con respecto a las delanteras. Toda una sorpresa, que compensa la reducida habitabilidad del CLS a causa de su concepción de cupé.

Detalle del control de balance en el Mercedes-Benz CLS

Debemos cerrar este capítulo hablando de la calidad de la insonorización, la cual es simplemente perfecta. Y no sólo porque el habitáculo permanezca aislado del exterior hasta en el máximo de volumen. Sino, también, porque las notas graves no se traducen en las habituales vibraciones físicas que otros suelen aprovechar -con picardía- para simular una sensación de potencia superior a la real.

Un acre para cada acorde

Desde el primer momento en que lo conectas percibes que el Burmester Surround, haciendo honor a su nombre, está muy enfocado a la experiencia envolvente. Su amplificador de 590 vatios incorpora un procesador digital que actúa como ‘cerebro’. Y su labor se nota con creces.

Menú opciones de audio en el Mercedes-Benz CLS

Con un oído entrenado, percibes enseguida que cada frecuencia dispone de una canalización sonora muy generosa. Por explicarlo mejor mediante un símil de conectividad, podríamos decir que ofrece un gran ‘ancho de banda’ mediante el cual la señal de sonido tiene el espacio que necesita… y algo más.

Esto, unido al efecto tridimensional -que puedes desactivar, pero no te lo recomendamos- propicia que cada nota ‘se pasee’ suave y armoniosamente por el habitáculo, sin estridencias ni reverberaciones. Como añadido, basta con una cuarta parte de la barra virtual del volumen para disfrutar de tu música en plenitud. Por encima de ahí no encontrarás una dolorosa distorsión -ni aunque la busques-, pero es muy probable que la ‘envoltura’ sonora te abrume.

Reproducción de audio en el Mercedes-Benz CLS

Con semejante despliegue tecnológico es evidente que los formatos ‘lossy’ son una pérdida de tiempo. Así que si tu colección musical se basa en MP3 descargados hace más de diez años, éste no es tu equipo. Formatos como el FLAC se vuelven obligatorios, sin dejar de lado la excelente compatibilidad con los iPod de Apple, tanto recientes como antiguos.

¿Qué estilos musicales encajan mejor?

El propio carácter señorial del CLS -después de todo, sigue siendo un Mercedes- lo pide a gritos: música clásica y ópera. En ambos, el ‘espacio’ sobrante dejado por los instrumentos se aprovecha como ‘colchón’ para que no se solapen con las voces, las cuales sí ocupan todo el hueco que el procesador les proporciona.

Y es que aquéllas son, quizá, los elementos que este sistema trata con mayor cariño. Independientemente de su timbre o calidez, el equipo de altavoces parece coordinarse al milímetro para lograr que todo el interior amplifique el esfuerzo del cantante.

¿Y cuáles encajan peor?

En un sistema tan exquisito como éste no existe el ‘estilo incompatible’, sino aquél cuya reproducción no satisface tanto al oyente en comparación con el resto. En este caso, el ‘farolillo rojo’ es para el ‘pop’ más comercial. Ni sus líneas instrumentales -que suelen pecar de simples- ni sus voces aprovechan todo el potencial disponible.

Y para terminar… ¿alguna sorpresa?

La gran sorpresa la encontramos al testar los límites de ese ‘ancho de banda’ que mencionábamos más atrás. Por un lado empleamos diversos temas ‘New Age’ -famosos por su mezcla de sonidos- para comprobar cuántos instrumentos era capaz de manejar.

Posteriormente cambiamos a otros de estilo ‘drum n bass’, con objeto de repetir el análisis pero a ritmo elevado. En ambos supuestos, el Burmester Surround cumplió de manera excelsa, sin que apareciesen en ningún momento distorsiones o aberraciones indeseadas.

VALORACIONES
Prestaciones y experiencia acústica
9.5
Tecnologías de sonido
9
Compatibilidad con formatos y soportes
8.5
Posibilidades de ajuste
8.5
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.
  1. Hola Diego,
    Viendo tu review del sistema de sonido Burmester del GLS (fantástico!), me surge una duda. Que tal suena la música reproducida diréctamente desde Spotify Premium via Android Auto? Ya se que la diferencia con otras Apps de musica Hi Res como Tidal será importante, pero saber si el equipo permite disfrutar de una calidad decentes en este formato.

    Gracias!

  2. Hola, Javier.
    En primer lugar, gracias por tu comentario.
    Respecto a tu pregunta -Spotify Premium a través de Android Auto-, no creo que la calidad te decepcione. Eso sí, ten en cuenta que se trata de una aplicación reproducida a través de una plataforma de conectividad… que, a su vez, trabaja conectada al sistema del coche por medio de tu smartphone. Sería, por tanto, algo lógico que cada ‘etapa’ de esa conexión reste algo de calidad… pero de una manera casi imperceptible, salvo que tus oídos sean muy sensibles.

    Por ello, mi recomendación sería -si estás pensando en adquirir un Mercedes nuevo con este equipo Burmester- aprovechar tu cuenta de Tidal -si, como entiendo, tienes una- y vincularla a tu perfil de Mercedes Me para disfrutar de tu música directamente desde el sistema multimedia del coche.
    Sobre Mercedes Me hablamos en esta otra prueba: https://hackercar.com/mercedes-me-asi-ha-cambiado-su-version-2-0/

    ¡Un saludo!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.