Empleo y formación

Por qué un coche autónomo no te quitará el trabajo… todavía

Un grupo de especialistas del MIT estima que el vehículo autónomo tardará más tiempo en asentarse de lo que muchos expertos vaticinan. El trabajo de transportistas, conductores de autobús, mensajeros… estaría garantizado a corto plazo.

Waymo coche autónomo tres cuartos trasera

¿Te excitaba un futuro repleto de vehículos autónomos? Sí es así, el Instituto Tecnológico de MassachusettsMIT, por sus siglas en inglés- te ha lanzado un jarro de agua fría.

Hace ya casi tres años, en el MIT se creó el “Grupo de Trabajo sobre el Empleo del Futuro”. Este órgano se compone de 20 profesores y estudiantes que analizan la evolución de los trabajos durante la actual “era de la innovación”. Uno de sus últimos informes se centra en las perspectivas para los vehículos autónomos, y concluye que llevará por lo menos diez años implantarlos en grandes áreas. Además, el ritmo al que se impongan variará en función de la clase de transporte a la que sirvan, siendo mucho más rápido en el transporte de mercancías.

Pero según los investigadores del MIT, incluso en este sector, los transportistas de hoy en día hacen más cosas que simplemente conducir: cargar los vehículos, descargarlos, cuidarlos… Así que no tendrían que temer por sus empleos a corto plazo. Por otro lado, la rapidez con la que se asienten los vehículos autónomos será muy desigual entre regiones.

Transformación gradual

En palabras del informe, su impacto en el empleo “dependerá del ritmo de avance de la tecnología, y el de su despliegue geográfico. Creemos que serán más lentos de lo que muchos han predicho, lo que proporcionará más tiempo para prepararse de cara a los cambios en la mano de obra; y para estudiar potenciales impactos en el tránsito y la congestión.

Sus efectos, de hecho, podrían sobrepasar los impactos directos en las ocupaciones relacionadas con la conducción”. Sin duda, millones de trabajos como los de los transportistas, conductores de autobús, de servicios de mensajería… se verán afectados. Pero “la transición hacia el vehículo automatizado no se hará sin empleos”.

Eso sí, habrá que formar a los “trabajadores de la movilidad” para que desarrollen nuevas carreras tecnológicas. “La transición desde los actuales trabajos de conducción del día a día a estos otros representa caminos potenciales hacia el empleo, siempre que se disponga de recursos de entrenamiento”, sostiene el informe.

Aún no compensan

De entre todos los miembros del grupo, los coautores del informe son John Leonard, profesor de ingeniería mecánica y de los océanos; y el doctorando del MIT Erik Stayton. Ambos señalan los costes como la gran barrera por el momento. Los vehículos autónomos obligan a invertir en sensores y procesadores que se fabrican en volúmenes muy reducidos, por lo que todavía no disfrutan de las economías de escala.

Pero los problemas de costes no se limitan a la tecnología. Debido a las particularidades de los vehículos autónomos, también salen más caros sus seguros, homologación, mantenimiento… Todo esto dificulta encontrar un modelo de negocio competitivo. Y, encima, para garantizar su seguridad, todavía hacen falta seres humanos que supervisen estos vehículos…

Las aseveraciones del informe del MIT encajan con las dificultades que han tenido muchos operadores de vehículos autónomos para sobrevivir, acrecentadas por la pausa en sus operaciones ante la pandemia. Hace casi tres años, en su propio informe, el Departamento de Transporte de EE.UU. ya advirtió de varios obstáculos, como la autonomía limitada y la inestabilidad normativa.

Periodista y académica de la comunicación. Quería descubrir cómo sería el automóvil del siglo XXI. Ahora que lo sé, quiero descubrir cómo será el de la era cibernética. Trabajar en HackerCar me permite disfrutar de él en todo su esplendor. El mejor coche es el que está por llegar. Apasionada de la competición y de cómo las nuevas tecnologías se aprovechan para obtener la última milésima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.