Novedades

Actualización: el Renault ZOE 2019 ya tiene precio

Peugeot, Opel, DS… En 2019, estas marcas van a ofrecer una oleada de modelos urbanos y eléctricos a un precio medianamente razonable. Y aunque estas marcas no lo digan, todos sus productos tienen un rival en mente: el popular Zoe.

Imagen del Renault Zoe 2020 de color azul en carretera

Sin embargo, Renault cuenta con una ventaja importante a su favor: la experiencia. Y es que allí donde rivales como el Opel Corsa e, el Peugeot e208 o el DS3 Crossback con auténticos ‘novatos’, la firma francesa ya lleva seis años comercializando un coche que no ha dejado de evolucionar y mejorar en los casi siete años que lleva a la venta. ¿El resultado?

Que cuando las mencionadas novedades iban a presumir de superar los 300 km de autonomía -según homologación de WTLP- del Zoe que aún está a la venta, Renault acaba de anunciar una nueva evolución de su urbano eléctrico que se vuelve a escapar con una cifra de 390 km. Y eso es sólo el principio.

Como habrás leído, nos referimos al Zoe 2020 como una “evolución”. Y es que el coche como tal, que inició su vida comercial en 2013 como modelo completamente eléctrico, va a seguir siendo básicamente el mismo, pero con actualizaciones suficientes como para continuar siendo la referencia entre los modelos de este tamaño.

¿Un detalle importante respecto a sus oponentes? Que mientras los Corsa, 208 y DS3 no dejan de ser versiones eléctricas de coches con mecánicas gasolina y diésel, el Zoe nació y se concibió como un eléctrico puro. Y, por lo tanto, al menos desde el punto de vista de la estética, es inconfundible.

Precisamente, el aspecto es una de las cosas que cambian en este Zoe. No hay cambios radicales, pero sí que hay un frontal más moderno y estilizado. Sólo con la nueva apariencia de los faros de leds, el coche ya parece mucho más moderno -además de que son un 75% más eficaces y consumen menos electricidad que los convencionales-.

Pero también han cambiado los paragolpes, la parrilla, el capó, las aletas delanteras, las llantas -de 16 y 17”-, los colores -hay tres nuevos donde elegir-… incluso el logo de Renault, más grande y que sigue escondiendo la toma de corriente para recargar el vehículo.

Hablando de recarga, sin duda el principal cambio del coche tiene que ver con el aspecto mecánico y de la batería. A partir de ahora se venderán dos variantes: una de 108 CV y otra de 135 CV; este último es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de diez segundos. Para ambos casos se anuncia una nueva batería de ión-litio con 50 kWh -pesa 326 kg- que, con independencia del motor, logra una autonomía realista de 390 km. Sin embargo, para el menos potente también habrá una variante con menos batería -40 kWh con el fin de abaratar el precio de arranque, como veremos más tarde-.

Imagen interior del Renault Zoe 2020 de color azul en carretera
2019 – Essais presse Nouvelle Renault ZOE en Sardaigne

De la batería más capaz, sabemos que puede cargarse en puntos de recarga que suministran 50 kW, de tal manera que en apenas una hora es posible contar de nuevo con la totalidad de la autonomía disponible. Si no tenemos acceso a ese tipo de recarga, basta una wallbox de 7 kW en casa para que se logre pasar del 0 al 100% de carga en nueve horas y 25 minutos. Si utilizas un punto de recarga público más convencional -por ejemplo, con 11 kW-, necesitará un par de horas para recuperar 125 km.

A la hora de conducirlo, el Zoe añade el llamado ‘B Mode’, que es algo similar a lo que ya proponen el BMW i3 y el Nissan Leaf con su e-pedal. Esto signfica que, cuando se activa dicha función, si sueltas el pedal del acelerador, el coche decelera con bastante intensidad como para que no tengas que utilizar el freno la mayor parte de las ocasiones. Dicho de otro modo: es posible circular, durante buena parte del tiempo, utilizando tan sólo un pedal.

Más tecnología a la hora de conducir

El Zoe también puede incluir nuevos asistentes a la conducción; por ejemplo, ahora cuenta con luces que cambian de cortas a largas de manera automática, avisador de obstáculos en el ángulo muerto de los retrovisores, lector de señales de tráfico, asistente de mantenimiento en el carril -no sólo avisa si te sales de las líneas del carril, sino que también realiza correcciones en la dirección para evitar que te salgas-, frenada de emergencia, aparcamiento automático…

Y ahora, mucho más conectado

El diseño interior ha evolucionado mucho más que el exterior, ya que gran parte del salpicadero es nuevo. Por ejemplo, el cuadro de mandos ahora es completamente digital y de serie en todas las versiones, mientras que en la consola central aparece una gran pantalla vertical de 9,3” para el sistema multimedia y de infoentretenimiento conocido como Easy Link, muy similar a la que también ha estrenado recientemente la nueva generación del Clio. Desde este centro se puede controlar el equipo de sonido, la temperatura interior, el teléfono… y, por supuesto, es compatible con móviles Android e iOS.

Imagen del Renault Zoe 2020 de color azul en carretera

Si bajas la vista, te encuentras con una nueva palanca de cambio electrónica que se maneja por impulsos -al desplazar la palanca siempre vuelve a su posición original-, así como dos tomas USB complementadas por otras dos para las plazas traseras. También verás una nueva superficie que permite cargar los teléfonos por inducción, sin necesidad de cables… y que ha desaparecido la clásica palanca del freno de mano, reemplazada por un sistema eléctrico.

El Zoe también dispone de una nueva app para el móvil conocida como MY Renault y con la cual se puede controlar desde tu teléfono el nivel de carga de la batería -y el estado de recarga si tienes el coche enchufado-, encender o desconectar el aire acondicionado, conocer el ‘radio de acción’ hasta donde podrás llegar con la carga actual de las baterías, enviar rutas al sistema de navegación -y conocer dónde encontrarás los puntos de recarga necesarios, así como su estado en tiempo real-.

La gama dispone de cuatro versiones, diferenciadas por potencia y tamaño de batería; asimismo, elijas la opción que elijas puedes decantarte por comprar un Zoe con la batería incluida… o bien adquirir el coche sin dicha batería: pagarás menos al contado pero, a cambio, tendrás que abonar una cantidad mensual por el alquiler de dicha batería.

  • Los precios son los siguientes, con los descuentos oficiales ya incluidos:
  • Zoe Life R110 40 kWh, 30.115 euros
  • Zoe Intens R135 50 kWh, 32.775 euros
  • Zoe Intens R110 50 kWh, 32.300 euros
  • Zoe Zen R135 50 kWh, 33.915 euros.

En estos precios va incluida la batería; si eliges la opciòn ‘Flexi’ de alquiler, el precio de venta baja en 7.200 euros. Asimismo, en todos estos precios no están incluidas posibles subvenciones gubernamentales o autonómicas que esté por llegar en los próximos meses.

 

¿Cuál de estos urbanos eléctricos considerarías comprar?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
P. Parada
Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.