Empresas

¿Qué han aprendido los grandes fabricantes con el teletrabajo?

Toyota, Ford y Mercedes-Benz han desvelado sus experiencias con el trabajo a distancia en EE.UU. durante la pandemia… y les ha encantado. Y eso a pesar de que, al principio, no todos estaban convencidos…

Toyota Plano Texas fachada

¿Ha cambiado el coronavirus las formas de trabajar para siempre? Lo cierto es que, durante los peores momentos de la pandemia, algunos fabricantes automovilísticos se han adaptado tan bien al trabajo desde casa que, poco a poco, pueden ir dejando de lado sus oficinas… El portal especializado en la industria del automóvil Automotive News señala tres casos en EE.UU.: los de Ford, Toyota y Daimler.

Bob Carter, vicepresidente de ventas en Toyota Motor North America, admite que al principio era reacio al teletrabajo. Lo habían probado a muy pequeña escala, y temía que los empleados perdieran parte de su eficiencia al trabajar desde casa; “pero puedo afirmar con orgullo que nuestra gente realmente ha estado a la altura”. Incluso algunos, como los trabajadores del “call center” de Toyota en Plano (Texas), resultaron ser más productivos. Carter reconoce que, como ejecutivos, eran “de la vieja escuela” con esta cuestión. Su director administrativo de fabricación y recursos corporativos, Chris Reynolds, señala otro beneficio para Toyota: que pueden reclutar a los mejores sin tantas dificultades por el lugar en el que vivan. Basta con que puedan acudir a Plano de vez en cuando: “puede que tenga más acceso al talento del que tenía”.

Continuidad mediante encuesta

Para Ford, la experiencia ha sido tan positiva que va a preguntar a 30.000 empleados de todo el mundo si prefieren seguir trabajando desde casa después de septiembre, o incluso si les interesaría una combinación del trabajo presencial y a distancia. Desde Ford mantienen que, cuanto más tiempo permanezca vigente el teletrabajo, mejor podrán preparar las medidas se seguridad para el regreso de su plantilla. Ford ha tomado nota de la experiencia positiva, en la que muchos de sus empleados han preferido seguir teletrabajando al parecerles una solución “empoderadora, flexible y eficiente en términos de costes”.

Pero, en EE.UU., si hay una marca que ha apostado por el teletrabajo como medida de seguridad, esa es la división de Mercedes. Sus empleados de la sede de Atlanta seguirán trabajando en remoto durante el resto de 2020, y puede que más allá. “Vamos a ver cómo marcha. Nos da una oportunidad de intentar algo diferente”, dice Nicholas Speeks, CEO de Mercedes-Benz USA.

El teletrabajo ha sorprendido gratamente a estos tres fabricantes. ¿Acabará algún día con sus oficinas físicas? De momento, parece que no tienen prisa por regresar a la “vieja normalidad”. Lo que resulta evidente es que el experimento vivido afectará a su manera de reclutar nuevos empleados, a la cantidad total de personas en plantilla, a la cultura de cada compañía e incluso a su necesidad de tener instalaciones en propiedad o alquiler. De todas estas cuestiones, quizás el mayor reto sea conservar la cultura corporativa con la gente tan distanciada…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.