Ataques

Phishing, spam, ransomware: defiende a tu coche de las palabras malditas

Son conceptos en inglés que puede que no te suenen nada, pero si tienes coche, deberías conocerlos. Y es que detrás de ellos se esconden ciberataques que pueden afectar a tu vehículo. ¿En qué consisten y cómo puedes protegerte?

Muchos dados con letras en todas sus caras dispuestos a lo largo de una superficie

Phishing: cuando van a por tus datos

¿Buscas un coche de segunda mano por Internet y encuentras uno que tiene un precio demasiado bajo? Sospecha, porque podría tratarse de phishing, un tipo de estafa que busca robarte tus datos personales… o dinero.

¿Qué es el phishing?

Se trata de una técnica utilizada para obtener información confidencial o personal de forma fraudulenta. El estafador utiliza un mensaje y un canal que parecen seguros para la víctima. Puede ser desde un correo electrónico hasta una oferta de un coche de segunda mano, falsos en todos los casos. El delincuente explica en su mensaje que la víctima necesita proporcionarle determinados datos personales o pagar inmediatamente una cantidad en concepto de reserva.

¿Cómo podría afectar a los vehículos?

Con una falsa oferta de compra-venta en una página de vehículos de segunda mano. Cuando la posible víctima visualiza el anuncio y comienza el contacto con el supuesto vendedor, este le suele exigir que pague un adelanto por el vehículo. Incluso antes de ver el coche. Normalmente, los estafadores justifican esta rareza explicando que el automóvil se encuentra fuera de España y por eso no es posible verlo físicamente antes de entregar el dinero. Además, los ciberdelincuentes pueden conseguir a través de este método datos bancarios o contraseñas de sus víctimas.

¿Cómo te puedes proteger de él?

Lo principal no fiarse nunca de un mensaje en Internet que te pida que proporciones tus datos personales. Ninguna empresa solicitará datos bancarios o financieros por ese canal, así que, si te lo piden, sospecha.

Tampoco conviene “enviar dinero por adelantado en concepto de entrada o garantía hasta disponer de información real tanto del vendedor como del propio vehículo” afirman desde Tramicar, una plataforma online en la gestión de compraventa de vehículos de segunda mano.

Ransomware: coche secuestrado

Los coches de hoy en día son prácticamente ordenadores con ruedas. Muchas de sus funciones pasan por una computadora. Por eso, que sufran una infección del tipo ransomware podría hacerles mucho daño.

¿Qué es el ransomware?

Se trata de un ataque que secuestra el ordenador e impide que este funcione adecuadamente. Normalmente, los atacantes buscan cobrar un ‘rescate’ económico para liberar el sistema informático rehén.

¿Cómo podría afectar a los vehículos?

El ransomware podría introducirse en un coche a través de un sistema de infoentretenimiento conectado a Internet. Las vías de entrada serían de todo tipo. Por un lado, la lectura de correos electrónicos y SMS en el coche. Por otro, cualquier dispositivo conectado a él -un smarpthone, una tablet, CDs, pen drive…-. Tampoco podemos olvidar los servicios en línea de terceros o incluso las estaciones de carga en el caso de los vehículos eléctricos.

A continuación, el extorsionador crearía una conexión con la que poder recibir datos desde el vehículo, y otra con la centralita electrónica -ECU- del coche para bloquear su sistema de encendido hasta que el dueño del vehículo pagase un rescate. De momento, no se han dado casos específicos en vehículos. Lo que sí ha sucedido ya es que un cuerpo policial estadounidense ha visto bloqueados los ordenadores de trabajo de sus coches patrullas por ransomware.

¿Cómo te puedes proteger de él?

Una vez que un equipo informático -también un coche- se ha infectado con este tipo de ataque, resulta complicado devolverlo a su estado original. Por tanto, la prevención es el mejor arma.

Para evitar sufrir ransomware en el coche, lo mejor es que todas sus aplicaciones y sus sistemas operativos estén actualizados a la última versión. También los de los dispositivos que conectes en el vehículo -y en estos casos, que tengas instalados en ellos un antivirus.

SPAM: el coche-anuncio

¿Te imaginas que tu coche te bombardea con anuncios a través de la pantalla central mientras viajas? Gracias a la cada vez mayor conectividad de los automóviles, podría ser posible.

¿Qué es el SPAM?

Básicamente, es la recepción de un mensaje no deseado, generalmente publicitario. La forma más corriente de SPAM es a través de correo electrónico, pero con unos vehículos que cada vez cuentan con más servicios a través de Internet, estos molestos mensajes podrían formar parte de la rutina en la carretera.

¿Cómo podría afectar a los vehículos?

El acceso a Internet dentro de los vehículos hace factible entregar un nuevo tipo de spam basado en viajes y geolocalización. Por ejemplo, un descuento emergente al acercarte a un restaurante de comida rápida cercano a tu ruta. Esto es algo que ya ofrecen dispositivos como Movistar Car -producto del que os hablamos aquí– que, entre otros servicios, informa a los pasajeros de ofertas en combustible, talleres o seguros.

Aparte de ser una posible fuente de distracciones para los conductores, el SPAM es una forma habitual de transmitir programas informáticos maliciosos.

¿Cómo te puedes proteger de él?

La mejor forma de combatir el SPAM es tener cuidado a la hora de ceder datos personales para que estos no acaben en una base de datos de envío masivo de publicidad.

Tal y como recomienda Sophos, solo debes dar información privada a gente de confianza y de la que sepas a ciencia cierta qué uso dará a tus datos.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.