Ataques

Una infección paraliza los ordenadores de los coches policiales de EE.UU.

La tecnología es imprescindible hasta para los fuerzas de seguridad. Por eso, sería una desgracia que se bloqueasen los ordenadores de sus coches patrulla, ¿no? Pues eso le ha sucedido a varios departamentos de policía estadounidenses.

Los coches patrulla del Departamento de Seguridad Pública -DPS por sus siglas en inglés- de Georgia -EE.UU.- han sido afectados por un ciberataque. Se trata de una infección del tipo ransomware, la cual secuestra el ordenador e impide que este funcione adecuadamente.

Cómo sucedió

El problema ha afectado a las computadoras portátiles instaladas en los vehículos policiales. Debido a ello, los equipos dañados están paralizados. Tal y como informa la emisora local Fox 5 News, el ransomware se detectó el pasado julio cuando un agente de policía vio un mensaje extraño en la pantalla de su equipo de campo.

Rápidamente, el ciberataque se extendió a toda la red del DPS. Para evitar males mayores y tratar de contener la infección, la agencia cerró todos sus sistemas informáticos y de telecomunicaciones, como servidores de correo electrónico, sitios web públicos y servidores de back-end -la parte de un sistema informático que hace que este funcione. Es invisible para el usuario-.

Sin embargo, esa medida impidió el acceso de los agentes de tres departamentos de la policía del estado a los datos de la agencia desde los ordenadores portátiles de sus coches.

A pesar de todo, medios estadounidenses informan de que el ciberataque no redujo severamente la capacidad de los departamentos afectados para hacer su trabajo. Los agentes se han adaptado y usan las radios de los vehículos o los teléfonos de trabajo para consultar la información que necesitan.

En este tipo de ataques, los ciberdelincuentes suelen pedir una recompensa -normalmente en Bitcoins- a cambio del desbloqueo del sistema infectado. De momento, se desconoce si los atacantes han solicitado un rescate.

Ransomware, un viejo conocido de la policía

Este incidente tampoco es el primero de este tipo que ha afectado a las redes del gobierno de Georgia este mes. La Agencia de Manejo de Emergencias de Georgia -GEMA- y el departamento de policía de Lawrenceville también fueron afectados por ransomware a principios de mes.

Sin embargo, sí se trata de la primera vez que un incidente de este tipo se propaga a través de tres departamentos de policía aparentemente no relacionados al mismo tiempo. Probablemente eso sea debido a que usan una red compartida dentro del DPS.

Aún más preocupante fue el ransomware que afectó a la ciudad estadounidense de Baltimore en mayo. El sistema informático de esta ciudad fue secuestrado durante más de un mes, impidiendo a sus 10.000 funcionarios realizar cualquier trámite, desde consultar el correo electrónico hasta emitir facturas. ¿La consecuencia? Ningún ciudadano podía realizar trámites online. Por tanto, la ciudad quedó ‘colapsada’.

Los crackers pedían un rescate de 100.000 dólares que el alcalde no quiso pagar. Para cuando se desbloqueó la situación, el coste de los daños sufridos ascendía a 18 millones de dólares.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.