Empresas

Coches con 5 estrellas EuroNCAP: ¿son también ciberseguros?

Un total de nueve modelos acaban de protagonizar los nuevos resultados de EuroNCAP.Y en esta tanda ha habido notas muy variadas. ¿Hubiese ocurrido igual de someterlos a un test de ciberseguridad?

Imagen de un accidente de coche en una carretera italiana
Foto: Valter Cirillo en Pixabay.

Desde la primavera, EuroNCAP ha realizado sus famsos crash-test a un total de nueve modelos; comparado con otras oleadas, en esta ocasión ha habido notas más dispares, con cuatro modelos que no han conseguido, de hecho, la calificación máxima de cinco estrellas.

Con todo, los resultados son buenos en general, porque incluso los que obtienen una peor calificación son muy buenos en las pruebas ‘estrella’ -choque frontal y lateral-, aunque luego no cuenten con todos los asistentes a la conducción que tanto valoran en EuroNCAP.

Pero como venimos diciendo también en los últimos tiempos, resulta poco comprensible que se apueste por la seguridad, pero que existan otros factores que también influyan en la seguridad de los pasajeros y no se tengan en consideración su medición.

Centrándonos en EuroNCAP, este organismo ha mostrado de abril a junio los resultados de nueve vehículos que han sido sometidos a sus pruebas. Son, en concreto, un urbano como el Dacia Sandero; dos berlinas como el Génesis G80 y el Dacia Logan; un comercial como el nuevo Renault Kangoo; y cuatro SUV de distinto tamaño como son el Citroën C4, Opel Mokka, VW ID.4 y Skoda Enyaq -los dos últimos completamente eléctricos-. Como veremos, en esta ocasión ha habido notas de dos a cinco estrellas.

Uno de los motivos por el que casi todos estos coches logran una buena nota es porque han apostado decididamente por la tecnología, la conectividad… Son, lógicamente, mucho más avanzados que los vehículos que se podían adquirir hace unos años y eso es algo que no sorprende a nadie. En palabras del Secretario General del organismo, Michiel van Ratingen, resulta alentador que las marcas “siguen ofreciendo como estándar una tecnología de seguridad que se consideraba opción hace unos años”. Pero, ¿y qué sucede con la ciberseguridad y la protección de toda esta tecnología?

¿Se ha probado si un cracker podría acceder de manera remota a algún dispositivo conectado del coche? ¿Es fácil tomar el control a distancia del vehículo? ¿Se puede acceder de manera sencilla a los datos de los pasajeros que viajan con sus dispositivos conectados al coche? ¿Es cibersegura la aplicación con la que se pueden controlar parámetros del vehículo desde un teléfono móvil? ¿Se ha comprobado que la llave con mando a distancia no emite una señal fácil de replicar?

Para que un modelo se pueda considerar 100% seguro y ciberseguro existe una empresa española con sede en Vitoria-Gasteiz que ha puesto en marcha el primer test que mide y certifica el nivel de ciberseguridad para vehículos y lo hace de acuerdo a los requisitos de la normativa ONU/UNECE WP29 R155.

Se llama EUROCYBCAR y su objetivo es testar cómo de vulnerable es un automóvil y cómo protege la intimidad de los pasajeros que viajan a bordo, así como su nivel de protección frente a ciberataques que puedan poner en peligro la integridad del coche y sus ocupantes -es decir, su vida-.

En relación con esa normativa, que ha entrado en vigor el 22 de enero de 2021, EUROCYBCAR ha publicado un informe en el que desgrana todas las claves de ese reglamento de ciberseguridad para vehículos.

Dicha investigación, que se puede descargar gratuitamente en la página web de EUROCYBCAR, explica qué requisitos de ciberseguridad marcará la normativa a los fabricantes, a qué vehículos afectará, qué países la aplicarán, cómo será su implantación en la Unión Europea y qué sanciones afrontarán las marcas que no cumplan con ella.

El reglamento es importante porque obliga a los vehículos a contar con un certificado que garantice que son ciberseguros. Para conseguir dicho certificado de ciberseguridad, los fabricantes deberán demostrar que sus modelos están protegidos contra 70 vulnerabilidades diferentes.

Ese listado de riesgos a evitar incluye posibles ciberataques durante el desarrollo, la producción y la posproducción del vehículo, por lo que aquellos modelos que logren el certificado de ciberseguridad serán ciberseguros a lo largo de todo su ciclo de vida.

Un mismo golpe, pero con distintos resultados

Volviendo a los resultados de las pruebas de choque, una de las primeras conclusiones de esta nueva oleada de nuevos modelos de Euro NCAP es que, de momento, todos los modelos con formato SUV logran, al menos, una puntuación de cuatro estrellas. Otra curiosidad es que se estrena por primera vez la marca Genesis, la firma de lujo de Hyundai, que arranca con dos modelos de alta gama: el G80 y el GV80.

Por otro lado, en el listado figura un comercial ligero como el Renault Kangoo, que no es el tipo de coches que, habitualmente, supera estas pruebas -el más cercano que recordamos fue el Toyota Proace City-.

Además, de los modelos analizados se pueden hacer cuatro parejas, en el sentido de que Sandero y Logan, G80 y GV80, C4 y Mokka o ID.4 y Enyaq comparte dos a dos sus plataformas, motores y buena parte de las tecnologías.

Imagen de un Renault Kangoo

En cualquier caso, y centrándonos en las pruebas, comenzamos por el Renault Kangoo; de este modelo dice el organismo que consiguió un buen desempeño en las pruebas, pero el hecho de que la nota en el ensayo de impacto lateral fuese solo moderada -tal vez influyó que en esa zona del vehículo, entre la puerta delantera y trasera, no exista un pilar de separación; algo que se ha hecho para mejorar la introducción de objetos voluminosos- es lo que le hace no obtener la quinta estrella y que se quede en cuatro.

En todo caso, el Kangoo ha obtenido un 78% de nivel de protección para pasajeros adultos, un 87% de protección para niños y un 67% de protección para usuarios de la vía -por ejemplo, peatones-. Por último, en asistentes a la conducción, la nota es bastante buena para ser un comercial: 72%.

Crash test de un Opel Mokka

El siguiente caso sería el del Opel Mokka. Un modelo de tipo SUV urbano que, aunque dispone de versión eléctrica, en este caso ha sido analizado en su variante de gasolina. La nota global obtenida por el modelo han sido cuatro estrellas sobre cinco. En palabras de EuroNCAP, la quinta estrella se le escapa por detalles como que el sistema de frenada automática no detecta peatones o por no contar con un airbag entre las plazas delanteras. Por otro lado, el secretario general de Euro NCAP, Michiel van Ratingen, asegura que respecto a su antecesor, esta generación “carece claramente de la ambición del anterior Mokka, que fue subcampeón de 2012 dentro de su categoría”.

Con todo, los datos en los choques son más que buenos: logra un 73% en protección a pasajeros adultos, un 75% en protección a niños, un 58% a otros usuarios de la vía -la nota que más le desluce y un 64% en asistentes se seguridad.

IMAGEN DE UN citroën C4

En tercer lugar se encuentra el Citroën C4, un modelo que se fabrica en España y que comparte elementos con el mencionado Mokka, como la plataforma, los motores -de hecho, también lo hay eléctrico, pero también como en el Opel se ha probado el de gasolina-… incluso, la calificación, con su nota de cuatro sobre cinco estrellas.

El secretario general de EuroNCAP considera para esta ocasión que “Citroën consiguió una respetable calificación de cuatro estrellas para los nuevos modelos C4, pero aún así nos dejó la impresión de que con un poco de ingeniería más cuidadosa podría haber sido mucho mejor”. De todas formas, los resultados que logra son muy buenos en protección para ocupantes adultos -con un 80%- e infantiles -83%-, logra un 57% en protección a otros usuarios de la vía y un 63% en asistentes de seguridad.

Turno ahora para una marca que debuta en los test: Génesis, que lo hace con dos modelos, el G80 y el GV80. Los dos coches comparten buena parte de sus elementos, siendo el primero una gran berlina y el segundo un SUV de lujo. En los dos casos, la nota final ha sido la máxima: cinco estrellas, si bien EuroNCAP asegura que el G80 se encuentra ligeramente por delante en la parte de asistentes, y también que su capó activo resulta menos lesivo en caso de atropello que su hermano 4×4.

Las notas, en todo caso, son de las más elevadas, porque ambos se marcan un 91% de protección en el caso de protección a pasajeros adultos y un 87% en lo relacionado con protección a niños. Como comentábamos, el G80 se impone, con una protección del 77% frente al 66% del GV80 en lo relacionado con protección a otros usuarios de la vía; mientras que en lo que tiene que ver con asistentes, el GV80 logra un 88% y se nuevo se ve superado por el 91% de su hermano.

crash test de un Dacia Sandero

Pasando al otro extremo en cuanto a notas, toca hablar de los Dacia Sandero y Logan y su calificación de únicamente dos estrellas de cinco posibles. En palabras de EuroNCAP “el sistema básico de frenado de emergencia autónomo que sólo cuenta con radar -sin cámara- reacciona solo frente a otros vehículos, pero no está diseñado para evitar choques con peatones o ciclistas y no hay dispositivo de mantenimiento de carril. Sin embargo, la protección contra choques es respetable, con un rendimiento que convertiría al automóvil en un vehículo de cuatro estrellas si no fuera por sus deficiencias en otros lugares”.

Y es que, precisamente, las notas obtenidas en lo que son los test de choque son aceptables y claramente mejores que anteriores generaciones de este modelo. EuroNCAP otorga la misma nota a ambos modelos -a pesar de las diferencias de tamaño y peso entre los dos coches- otorgando un buen 70% de protección a adultos y un 72% en protección a niños. Lo que rebaja la nota es el 41% en protección a peatones y el 42% en asistentes a la conducción.

Y vamos, en último lugar, con los dos SUV eléctricos del grupo Volkswagen, con sus excelentes calificaciones de cinco estrellas: el VW ID.4 y el Skoda Enyaq, que también comparten multitud de elementos -aunque luego la apariencia externa e interna de cada uno de ellos sea bastante diferente-.

En palabras del organismo, “con estructuras robustas para proteger a los ocupantes y la batería de alto voltaje y los airbags frontales, de cortina y centrales como estándar, ambos modelos logran una puntuación de más del 90 por ciento para la protección de los ocupantes adultos. Ambos son muy buenos también en la protección de los ocupantes infantiles, así como en la protección de los usuarios vulnerables de la carretera y en lo relacionado con asistentes a la conducción; sin embargo, por ahora sólo el VW dispone del asistente de seguridad de advertencia de peligro ‘local’, que aún no está disponible en el Enyaq iV y que es un sistema que permite que los modelos de VW se puedan avisar entre ellos dentro de una zona cercana si detectan un peligro en la carretera.

Y vamos con las notas: los dos logran un muy buen resultado en cuanto a protección a pasajeros adultos, con un 93% en el VW y un 94 en el Skoda; un 89% en ambos coches para protección a niños; un 76% en protección a otros usuarios de la vía para el alemán y un 71% para el checo; y un 85% en asistentes para el ID.4 y un 82% para su hermano de Skoda.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.