Prueba a fondo

Toyota Corolla Trek

La nueva generación del compacto de Toyota recupera un nombre mítico: Corolla. Este modelo apuesta por una nueva política de motores híbridos y por un elevado nivel de seguridad activa de serie.

Imagen tres cuartos delantero Toyota Corolla Trek apertura

Qué debes saber sobre el Toyota Corolla Trek

Que es un familiar disfrazado de todo terreno. Sobre la base del Corolla familiar -Touring Sports-, Toyota ha añadido decoraciones específicas para darle un aspecto más aventurero. Las características técnicas del Trek apenas sufren modificaciones: solo se añade un poco de altura libre al suelo: 20mm.

Que es híbrido. Aunque eso ya no debería sorprender hablando de un modelo de Toyota. En esta ocasión, el Corolla Trek cuenta con un 2.0 litros que, junto con el motor eléctrico, suman 180CV.

Que trae un pack de ayudas a la conducción de serie. Toyota apuesta por democratizar los asistentes para el conductor y desde el nivel de equipamiento más bajo de su compacto ofrece de serie un completo paquete tecnológico.

Que es el Corolla más caro de la gama. Este acabado Trek parte de los 32.650€. Pero, si encargas en el concesionario un Toyota Corolla Trek idéntico a esta unidad, tendrás que montar el color bronce oliva por 550€, el Navegador Go por 850€ y el sistema de entrada y arranque sin llave por 750€ para acabar pagando un total de 34.250€.

Los SUV son los coches favoritos de los europeos. Sus ventas no dejan de crecer año tras año y, en 2019, 4 de cada 10 vehículos que salían del concesionario tenían este tipo de carrocería.

Por eso, los fabricantes no dejan de sumar modelos SUV a su gama. Y algunos aprovechan coches de otros segmentos para reinterpretarlos de una forma más aventurera y crear un crossover. Es decir, un cruce de segmentos.  

Eso es precisamente lo que ha hecho Toyota con el Corolla Trek. Ha cogido su compacto -en carrocería familiar-, le ha añadido unas protecciones plásticas en la carrocería, aumentado su altura libre al suelo 20 mm e incluido varios detalles exclusivos de diseño en el interior.

De esta forma, un familiar clásico toma un aire más campero para realizar alguna excursión por pistas de tierra. Eso sí, sin muchas más pretensiones. Sus neumáticos de carretera y la ausencia de tracción integral o un modo de conducción off-road no invitan a complicar mucho la aventura.

Pero, más allá de los detalles específicos de esta versión, el Corolla Trek es un vehículo que cuenta con todas las bondades tecnológicas de sus hermanos de gama. Y eso se sostiene, sobre todo, en la hibridación y en el paquete de ayudas a la conducción Toyota Safety Sense.

Híbrido de 180 CV

Cuando el Corolla llegó al mercado en 2019 para sustituir al Auris, Toyota aprovechó para estrenar con su compacto una nueva política de motorizaciones: la estrategia híbrida dual.

¿En qué consiste? En reducir la oferta mecánica del modelo a dos variantes, ambas híbridas gasolina-eléctricas, cada una con un rango de potencia diferente. La versión más modesta monta un 1.8 litros que se suma a un motor eléctrico para dar una potencia combinada de 125 CV. En cambio, la más potente cuenta con un 2.0 litros que, unida con la mecánica eléctrica, suma 180 CV.

Pero el Corolla Trek hace una excepción a esta política y, al igual que el acabado tope de gama -Advanced- se ofrece solo con el motor de 180 CV. Este motor, que ya pudimos probar durante la presentación del Toyota C-HR 2020, es la opción ideal para un coche que va enfocado a un público familiar que llene todas sus plazas con sillitas infantiles o a personas activas que eche al maletero varias bicicletas. Es decir, clientes que carguen el coche y necesiten potencia para empujar toda la carga. Su potencia es suficiente para mover el coche con soltura y no tener apuros en ninguna circunstancia.

Ahora bien, no hay que pedirle lo que no puede dar: deportividad. Podrías pensar que este coche, con casi 200 CV, tiene cierto pedigrí prestacional. Nada más lejos de la realidad. Este coche no está pensado para ello y, aunque acelera de 0 a 100 km/h en 8,59 segundos, se nota algo perezoso a la hora de ganar velocidad. Contrasta un poco con las sensaciones que nos dejó este mismo motor en el C-HR, claramente más dinámico. Cierto es que los públicos de ambos modelos también son claramente diferentes.

En cuanto al consumo, el ordenador de a bordo marcaba unos 6 litros de media al final de la prueba, tras haber recorrido durante varios días todo tipo de vías con diferentes densidades de tráfico. Una cifra buena para un motor de esa potencia, que puede ser incluso mejor si se frecuenta la ciudad, lugar en el que la electricidad tiene más presencia y baja el gasto de gasolina. Además, el Corolla puede ir en modo 100% eléctrico, si bien es cierto que solo durante muy pocos kilómetros y hasta 30km/h. Una vez pasada esa velocidad, el motor de gasolina hará acto de presencia.

El pack de Toyota que te ayuda al conducir

Otro aspecto que Toyota está introduciendo como característica fija en sus modelos es el paquete de ayudas a la conducción Toyota Safety Sense. Se trata de un equipamiento que incluye de serie en toda la gama Corolla las siguientes tecnologías:

  • Sistema de seguridad pre-colisión con detector de peatones y ciclistas.
  • Control inteligente de luces de carretera -cambia de forma automática de luces cortas a largas, y viceversa, en función del tráfico-.
  • Control de crucero inteligente con reconocimiento de señales de tráfico.
  • Avisador de cambio involuntario de carril con sistema de mantenimiento de la trayectoria.

Además, este acabado Trek incluye de serie cámara de visión trasera -una lástima que no la acompañen sensores de aparcamiento, ni delanteros ni traseros- y todas las luces de LED: delanteras, traseras y antiniebla. Algo que se agradece, porque iluminan muy bien, sobre todo las delanteras -Bi-LED-.

Conectividad: bien, pero con una carencia importante

Pasando al interior del Toyota Corolla Trek -sin sacar la llave del bolsillo, gracias al sistema de entrada y arranque sin llave que equipa previo pago de 750€-, nos sentamos en el asiento del conductor y ante nosotros destaca una instrumentación que, al igual que el motor, es híbrida: mitad digital, mitad analógica.

La parte digital se compone de una pantalla TFT a color de 7 pulgadas. A través de ella se pueden consultar datos del viaje, del funcionamiento del motor y activar o desactivar ayudas de conducción, además de ofrecer varias vistas para el conductor. Su manejo es intuitivo y la información que presenta es clara. Rodean a esta pantalla varios indicadores de aguja, como un cuentarevoluciones tradicional.

En cuanto a la pantalla del sistema multimedia, es de 8 pulgadas y cuenta con acceso por botón para las funciones principales, algo que se agradece a la hora de conducir. Esta pantalla sigue el estándar habitual en las marcas japonesas: un diseño gráfico bastante anodino, pero una correcta usabilidad.

Respecto a la conectividad, el Toyota Corolla Trek se conforma con conexión USB, toma AUX y Bluetooth. Es una lástima que la marca no ofrezca la posibilidad de vincular coche y móvil mediante Android Auto ni Apple CarPlay. Ni en el nivel de equipamiento más alto ni como opción. Un fallo que se hace extensible al resto de la gama, pero que Toyota ya está enmendado. Por ejemplo, las actualizaciones del C-HR y el RAV4 ya están subsanando esta carencia. Imaginamos que cuando Toyota actualice el Corolla tendrá en cuenta este ‘debe’.

¿Un coche para ti?

Después de esta prueba, se puede concluir que el Toyota Corolla Trek es en sí un buen producto. Su motor híbrido combina a la perfección con el carácter rutero del coche para hacer largos viajes tranquilos con un consumo bajo.

De ayudas a la conducción va bien servido y, sobre la conectividad, podrás echar en falta tecnologías como Android Auto o Apple CarPlay o incluso que incluya Wifi a bordo si quieres estar siempre conectado. Si no, te parecerá suficiente lo que ofrece.

Por último, un consejo: si a esta versión Trek le rebajas dos centímetros la suspensión y le quitas las protecciones y la decoración exterior e interior específica, te queda un Corolla Feel! El equipamiento es exactamente el mismo salvo por esos detalles estéticos.

Así que, si la estética de crossover no es muy importante para ti o no necesitas esa altura extra al suelo porque apenas saldrás de la carretera, puedes ahorrarte los más de 5.000€ que hay de diferencia y hacerte con un Toyota Corolla Touring Sports Feel! con las mismas bondades que el protagonista de nuestra prueba.

VALORACIONES
CONECTIVIDAD
6
ASISTENTES A LA CONDUCCIÓN
8.5
TECNOLOGÍAS DE CONFORT
8
TECNOLOGÍA DE ENTRETENIMIENTO
7
J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.