Primer contacto

Toyota C-HR 2020: ahora, el doble de híbrido

El modelo más personal de la marca japonesa se renueva. Toyota promete que el nuevo C-HR es más placentero de conducir, más premium y gana en equipamiento de seguridad y de conectividad. ¿Es cierto?

Imagen de tres cuartos delantera del nuevo Toyota C-HR 2020

Cuando un modelo llega al ecuador de su vida comercial, la marca lo ‘mete al quirófano’ para ponerlo al día con unas leves actualizaciones. Ahora le ha llegado el turno de este ‘restyling’ al Toyota C-HR, y la marca japonesa ha decidido incorporar en él mejoras sustanciales… en aspectos que no saltan a primera vista.

Toyota organizó una presentación en Portugal de este nuevo modelo para demostrar que ahora ofrece mayor conectividad, más ayudas a la conducción de serie y un nuevo motor. ¿Están en lo cierto? ¿Qué tal funcionan estos cambios? ¿Qué otras novedades hay? Para comprobarlo, nos hemos puesto al volante del nuevo Toyota C-HR 2.0 Launch Edition.

Por fuera, unos cuantos retoques

Según declara la firma, la estética fue el primer motivo de compra para el 43% de los que se han decidido por el C-HR hasta el momento. Ello prueba que su peculiar diseño es atractivo y, por tanto, no se han vuelto locos con esta actualización. Tan sólo han introducido leves cambios estéticos en el exterior.

En la parte delantera todo se limita a un leve rediseño de los faros, a un reposicionamiento de los faros antiniebla delanteros y a la adición de un pequeño faldón bajo el paragolpes. En lo que respecta a la parte trasera, las ópticas también cuentan con un nuevo dibujo interno y ahora aparecen unidas por un discreto alerón. Además, hay disponibles nuevos diseños de llanta y 3 nuevos colores.

Por dentro, pocos cambios en la superficie…

Una vez dentro del habitáculo, cuesta encontrar diferencias con el C-HR vigente de un simple vistazo. Hay que fijarse bien para percatarse de que han desaparecido dos elementos: un reloj digital -algo anticuado- que se situaba en el marco de la pantalla digital y la posición ‘B’ en la palanca de cambios -que aumentaba la retención del propulsor para recargar la batería-. Pero también han aparecido otros: unos botones físicos para controlar la pantalla central, en sustitución de los capacitivos que figuraban previamente. Una modificación muy de agradecer para los accesos directos a las funciones más habituales.

Aparte de la vista, también el sentido del tacto apreciará algunos cambios en el nuevo SUV de Toyota. Por ejemplo, en las puertas hay materiales de una calidad -ligeramente- superior. Y en cuanto a los asientos, ambos se benefician de una mejor sujeción, ajuste totalmente eléctrico -al equipar tapicería de cuero- y regulación en altura también para el copiloto.

…pero muchos debajo de ella

Para potenciar el atractivo del C-HR, Toyota ha decidido mejorar tanto su equipamiento de conectividad como de ayudas a la conducción. Y casi todo ello, de serie en toda la gama.

Empezaremos por aquello que más llamó nuestra atención: la aplicación MyT. A partir de ahora, todos los C-HR irán conectados a esta plataforma, que ofrece servicios adicionales a través de una aplicación descargable en tu smartphone.

¿Qué puedes hacer con esta app? Entre otras funciones, planificar viajes desde casa y enviarlos al coche, localizar dónde está aparcado, recibir avisos de revisiones y pedir cita en el taller.

Pero lo verdaderamente novedoso de MyT es que te enseña a conducir de forma más eficiente. Toyota lo llama “asistente de conducción híbrida”. Se trata de un ‘entrenador personal’ para los propietarios del C-HR, que analiza tu estilo de conducción en cada trayecto.

Al finalizar cada recorrido, muestra lo que hiciste bien… y lo que hiciste mal. ¿Has dado un frenazo? El asistente te lo marcará -geolocalizando el punto exacto sobre el mapa- y te sugerirá cómo hacerlo mejor la próxima vez que pases por allí.

Además, la app también mostrará la distancia y el tiempo recorridos en modo eléctrico, así como el combustible y el CO2 ahorrados. ¿El objetivo? Que mejores tu forma de manejar el coche para que este circule el máximo tiempo posible en modo 100% eléctrico.

A priori todo son ventajas, pero si eres un lector veterano de HackerCar te estarás preguntando: ¿qué pasa con la privacidad? Al fin y al cabo, MyT recopila numerosos datos para poder ofrecerte sus servicios. ¿Qué hace con ellos?

Preguntados a este respecto, los portavoces de Toyota aseguraron que no compartirán con terceros la información recopilada. Queda pendiente un análisis más en profundidad de esta aplicación y los permisos que solicita para poder resolver las incógnitas planteadas.

Una vieja deuda con la conectividad

El aspecto del C-HR transmite modernidad y dinamismo. No en vano, va dirigido a un público joven y conectado. A cuenta de esto último, resultaba chocante que este modelo no dispusiera de tecnologías de conectividad tan extendidas hoy en día como son Android Auto y Apple CarPlay.

Pero, en esta actualización, aprueba por fin esa asignatura pendiente: incluye de serie ambas tecnologías como parte de su sistema multimedia. Sobre él cabe destacar, además, que puede actualizar los mapas del navegador sin cables, a través de Internet o Wifi.

Por cierto: también ha refrescado el diseño de sus gráficos, que ahora ofrecen un aspecto más moderno que en el modelo precedente. Aunque -como es habitual en las marcas japonesas- siguen siendo ligeramente menos atractivos que los europeos.

Además, el equipo de audio sigue beneficiándose del sistema JBL -opcional- que tanto nos gustó en la anterior iteración. Consta de un amplificador estéreo de 800 vatios y ocho canales, y nueve altavoces. Todo ello logra un muy buen resultado en cuanto a calidad de sonido.

La democratización de la seguridad activa

Toyota no sólo ha querido mejorar la tecnología de conectividad, sino también las de seguridad activa. Para ello, la marca ha apostado por ofrecer un buen número de ayudas a la conducción -ADAS- de serie desde el acabado más básico.

Las ADAS disponibles en toda la gama se engloban bajo el nombre de Toyota Safety Sense y son 5:

  • Sistema de seguridad precolisión: a partir de 10km/h, sus sensores detectan vehículos y peatones y calcula si existe riesgo de colisionar con ellos. Entonces, avisa al conductor del peligro y, si este no reacciona, el sistema podría llegar a frenar el coche de forma automática.
  • Control de crucero adaptativo: el coche circula a la velocidad prefijada por el conductor, ajustándola automáticamente para mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente.
  • Avisador de cambio involuntario de carril: avisa al conductor si se sale de las líneas de la calzada y, en caso de que este no rectifique, corrige la trayectoria levemente.
  • Control inteligente de luces de carretera: cambia de luces largas a cortas y viceversa para evitar deslumbrar al tráfico que rodea al coche.
  • Reconocimiento de señales de tráfico: reconoce las señales de prohibición y de advertencia y las muestra en la pantalla multifunción del cuadro de instrumentos.

Pero si quieres contar con más ADAS que te aporten un plus de tranquilidad al conducir, puede equipar de forma opcional otros 5 sistemas:

  • Sistema de iluminación adaptativa: las luces giran de forma solidaria con la dirección para mejorar la visibilidad en curvas.
  • Sónar de separación inteligente: detecta obstáculos al dar marcha atrás en un parking y llega a detener completamente el coche si calcula que vas a aparcar ‘de oído’.
  • Detector de ángulo muerto: unas luces LED situadas en los dos retrovisores exteriores advierten al conductor de la presencia de otros vehículos en el ángulo muerto.
  • Alerta de tráfico trasero: tu ángel de la guarda si vas a salir de un aparcamiento marcha atrás sin buena visibilidad. Controla ambos lados del coche y detecta si se acerca un vehículo, llegando a detener el C-HR si fuera necesario.
  • Sistema avanzado de asistencia al aparcamiento: aparcar pulsando un botón. Este sistema detecta un hueco y maniobra hacia la plaza.

¡Más potencia… híbrida!

Hasta ahora, el Toyota C-HR contaba tan sólo con una motorización en su gama en España. Se trataba de una mecánica híbrida que unía un motor 1.8 de gasolina y uno eléctrico para sumar un total de 122CV. Una cifra decente para mover el coche -sobre todo en el entorno urbano al cual se enfoca- pero que, como la propia marca afirma, se quedaba corta para aquellos clientes que buscaban más sensaciones al hundir el pie derecho.

Para dar respuesta a ese público, la marca japonesa ha decidido copiar la misma estrategia que estrenó en el Corolla, denominada ‘Dual Hybrid’: una gama de motores exclusivamente híbrida formada por dos mecánicas con dos niveles de potencia.

Así que el C-HR estrena nuevo motor con este restyling. Se trata, como no, de una mecánica formada por un 2.0 de gasolina de 152 CV y otro eléctrico de 80 kW, que ofrecen en conjunto un total de 184 CV. Gracias a ella, las prestaciones mejoran claramente: mientras que el 1.8 acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos, el 2.0 lo hace en 8,2. También aumenta la velocidad máxima: de 170 a 180 km/h.

Imagen: Toyota

Pero Toyota no ha querido dejar de lado el ya disponible. Ahora, el 1.8 estrena una batería de ión-litio. La marca afirma que es “más potente, compacta y ligera” y puede “absorber y entregar más corriente”.

Durante la presentación, únicamente pudimos conducir el 2.0 -si bien ya analizamos el 1.8 en este CarLab-. En marcha, ese aumento de potencia se nota al acelerar y a la hora de mantener ritmos elevados, tanto en carretera de curvas como en autopista. El C-HR no se convierte en un deportivo -no lo pretende-, pero sí cumple para ir más sobrado en determinadas situaciones donde el 1.8 se mostraba más tranquilo.

¿Pagará el depósito de combustible la fiesta en el acelerador de este nuevo motor? En realidad… muy poco. La diferencia de consumo entre el 1.8 y el 2.0 está en apenas medio litro. El motor más potente necesita entre 5,3 y 5,7 litros cada 100 kilómetros, mientras que el 1.8 se conforma con un gasto de entre 4,8 y 5,2. Todo ello se logra, según Toyota, gracias a que los motores pueden funcionar hasta el 80% del tiempo en modo 100% eléctrico.

Imagen: Toyota

Esos consumos son reales, al menos en nuestra prueba. Al final del recorrido de la presentación, -que alternaba ciudad, carreteras secundarias y autopistas, con diferentes ritmos de conducción- el consumo no superó los 5,5 litros. Un aumento muy pequeño para la diferencia prestacional que hay entre ambos motores.

Disfrutar de esa superior potencia conlleva otro leve peaje: la pérdida de 19 litros de capacidad de maletero con respecto al motor menos potente debido al mayor tamaño de la batería -358 litros en vez de 377-.

Según las previsiones de Toyota, esperan que el 60% de los C-HR vendidos en España correspondan al motor menos potente y el 40% restante al más prestacional.

Gama y precios

Estas dos opciones mecánicas se conjugarán con seis diferentes niveles de equipamiento: Active, Advance, Advance Plus, Advance Luxury, Dynamic y Launch Edition -este último era el acabado de la unidad de la prueba-. El motor 1.8 solo estará disponible con los tres primeros acabados, mientras que el 2.0 se podrá elegir en todos los niveles de equipamiento, salvo el Active.

Sobre precios no hay nada escrito -o casi nada- de momento. Toyota tan solo ha anunciado una oferta de pre-lanzamiento para hacerse con el C-HR 2.0 Advance Luxury por 270€ al mes. La promoción incluye 4 años de garantía y de mantenimiento, y 1 año de seguro a todo riesgo.

En todo caso, habrá que esperar hasta enero de 2020 para que se lance la gama completa.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.