Movilidad

El autobús que emite agua ya es una realidad en Barcelona

Mucho se habla de las virtudes de los modelos eléctricos que utilizan una batería para almacenar la electricidad que consumirán sus motores; y no tanto de los de pila de hidrógeno, que solo emiten agua, aunque se trate de un autobús.

Imagen autobús hidrógeno Toyota

Pues bien, este tipo de autobús va a comenzar a circular por Barcelona; en concreto, se trata del llamado H2 City Gold LHD que ha desarrollado CaetanoBus, una empresa portuguesa que fabrica autobuses y que forma parte de Toyota Caetano Portugal y Mitsui & Co. En total, Transportes Metropolitanos de Barcelona va a recibir ocho unidades que prestarán su servicio en la capital, después de superar el correspondiente proceso de pruebas.

El modelo en sí cuenta con una pila de combustible de 60 kW desarrollada por Toyota, y respecto al lugar de repostaje, lo hará en la primera planta de hidrógeno verde de nuestro país, que es la de Iberdrola y que está situada en la Zona Franca de la capital catalana. Evidentemente, el objetivo de esta instalación es que pueda dar servicio, con el tiempo, a nuevas flotas de vehículos de hidrógeno en la Ciudad Condal.

Esta planta de hidrógeno verde se ha beneficiado de una subvención del programa Connecting Europe Facilities for Transport, de la Agencia Ejecutiva Europea de Clima, Infraestructuras y Medio Ambiente –CINEA-, y es parte de la Estrategia Europea del Hidrógeno y la Hoja de Ruta del Hidrógeno del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España.

Respecto al vehículo en sí, tiene un tamaño de 12 metros -el estándar en los autobuses de transporte urbano-, cuenta con tres puertas de acceso, tiene cerca de 180 kW -el motor es de Siemens- y el hidrógeno que le hace funcionar se almacena en cinco depósitos, que suman una capacidad total de 37,5 kg -para que funcione debe llevar siempre al menos unos 20-.

Imagen autobús hidrógeno Toyota 2

Al igual que un Toyota Mirai o un Hyundai Nexo, este tipo de vehículo solo emite vapor de agua; además, se anuncia una autonomía muy razonable que alcanza los 400 km. Y también es bueno que el repostaje se efectúa en apenas nueve minutos.

Pero este modelo también es avanzado en otros aspectos; por ejemplo, cuenta con un dispositivo de detección y extinción de incendios, controles de tracción y estabilidad, dispone de un sistema para facilitar el arranque en cuestas o una suspensión neumática controlada electrónicamente.

Además, ofrece muchos asistentes habituales en los coches, como pueden ser el detector de fatiga del conductor, la alerta por salida del carril, el aviso de obstáculos en el ángulo muerto de los retrovisores, control de presión de neumáticos, cámaras que reemplazan a los espejos, sensores de aparcamiento… También demuestra ser un vehículo conectado, con un sistema que envía información detallada de información en tiempo real a una plataforma propia.

De esta forma puede enviar alertas por desvíos de la planificación, obtener estadísticas del rendimiento del vehículo, previsiones de autonomía, detalles del consumo de energía…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.