Novedades

Cupra Formentor VZ5: ¿cuánto cuesta tener este SUV de 390 CV?

La meteórica carrera de Cupra continúa y su éxito parece que también, a tenor de productos como el Formentor VZ5: el coche más potente y caro que jamás ha tenido la marca. ¿De verdad interesa?

Imagen tres cuartos delantero de un Cupra Formentor VZ5

No es la primera vez que Seat/Cupra apuestan por un motor de cinco cilindros; de hecho, el Toledo de segunda generación se vendió con una mecánica 2.3 V5 en variantes de 150 y 170 CV que terminó dejando paso, dentro de la gama, al más efectivo 1.8 turbo de 20 válvulas y 180 CV.

Ahora, el Formentor regresa a esta disposición mecánica, con un motor de 2.5 litros, turbo y una potencia máxima de 390 CV; en efecto, es el mismo motor que, hasta ahora, sólo estaba reservado a los Audi RS3, Q3 RS TT-RS -aunque en los modelos alemanes la potencia es de 400 CV… por aquello de marcar la diferencia ‘de caché’- y uno de los propulsores más laureados en el certamen de los mejores motores del mundo.

Las prestaciones seguramente le convierten en uno de los modelos españoles producidos en serie más rápidos de la historia; no tanto por velocidad, que está limitada electrónicamente a 250 km/h, sino por su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos.

El mérito no es sólo de un motor repleto de fuerza -tiene prácticamente 49 kgm disponibles desde tan sólo 2.250 rpm-, sino también del dispositivo de tracción total, que evitar cualquier derrapaje de las ruedas en una salida al sprint o del cambio automático de doble embrague y siete velocidades que encadena subidas o bajadas de marca de forma casi instantánea.

Imagen interior de un Cupra Formentor VZ5

Pero en Cupra no sólo se han limitado en hacer un Formentor que corra -de hecho, ya había uno que lo hacía, y mucho: el VZ 2.0 TSI de 310 CV-, sino que también transmita muchas sensaciones. El primer punto para conseguirlo es el escape, que aquí tiene cuatro salidas -por cierto, en color cobre-.

El segundo es el bastidor, que aquí añade una suspensión rebajada en 10 mm, una suspensión regulable, unas vías ensanchadas -por eso los pasos de rueda se aprecian más voluminosos- y un equipo de frenos compuesto por discos delanteros de 370 mm con pinzas de seis pistones de la firma Akebono.

Otros cambios exclusivos del Formentor VZ5 tienen que ver con su apariencia; por fuera, por ejemplo, recibe unas llantas de 20″ específicas, pero también un paragolpes delantero más agresivo y con un extra de tomas de ventilación. Detrás, además del mencionado cuádruple escape -por cierto, situado con dobles escapes verticales-, también se ha optado por un difusor en fibra de carbono. Por último, hay un nuevo color exclusivo para este modelo, el llamado Gris Taiga, además de utilizar el negro cromado para el nombre ‘Cupra’ y la versión ‘VZ5’.

Lo más deportivo… y lujoso de Cupra

También hay cambios en el interior, con una decoración específica en opción que cimbina asientos en cuero Nappa de color marrón con detalles en cobre, y que será para la mencionada versión que utiliza el tono Gris Taiga de carrocería. Asimismo es de serie el volante deportivo Cupra -con su botón de arranque y selector de modos de conducción-, el cuadro de mandos digital de 10,25″ y, cómo no, la parte multimedia.

Un sistema que es compatible con Android Auto y Apple Car Play de manera inalámbrica y que, como en los Seat/Cupra más modernos es el gran aglutinador de funciones, al englobar desde la navegación hasta las fuentes de sonido, telefonía, climatización, asistentes al aparcamiento y ajustes de conectividad y privacidad. Además, también cuenta con un asistente por voz que admite comandos naturales para su manejo.

Imagen tres cuartos trasero de un Cupra Formentor VZ5

Finalmente, por lo que tiene que ver con asistentes a la conducción, Cupra destaca como los más significativos el control de velocidad inteligente y predictivo -tiene en cuenta no sólo la distancia con otros coches, sino también el trazado de la carretera y las señales para adecuar la velocidad del vehículo en todo momento-, el asistente lateral y de salida o el asistente de emergencia.

Esta versión del Formentor acaba de anunciar su precio en nuestro país, que es de 62.840 euros. ¿Caro o barato? Pues… depende; para empezar, el modelo inmediatamente inferior, con sus 310 CV, sale por 48.750 euros -incluyendo una pequeña promoción que tiene-, es cerca de 14.000 euros más barato y ya es un coche muy, muy bueno.

Pero, por otro lado, este Formentor VZ5 cuesta el doble que el más básico de la gama, que tiene 150 CV, siendo el VZ5 bastante más del doble de potente, rápido y exclusivo. Una exclusividad que la nueva versión demuestra por su carácter de serie limitada -en principio, a 7.000 unidades-. Por otro lado, es un vehículo que viene con prácticamente todo de serie, por lo que salvo que lo quieras con otras llantas o pintura, el precio se puede definir como cerrado.

Además, si lo comparas con sus posibles rivales, el Cupra sale bastante bien parado. Para que te hagas una idea, un Audi Q3 RS Sportback sale por 74.380 euros. Incluso un Mercedes-AMG GLA 35 4Matic, claramente menos potente con sus 306 CV, es más costoso, con un precio de 65.225 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.