Tecnología HC

Qué recordamos con más cariño de cada generación del VW Polo

VW dice del Polo que es "un coche pequeño con una gran historia". y es cierto, porque, nacido en marzo de 1945, acaba de cumplir 47 años. Un buen motivo para echar la vista atrás y recordar casi medio siglo de anécdotas.

Imágenes de las generaciones del Polo

La primera generación de este icono urbano se lanzó hace más de cuatro décadas y era, por aquel entonces, con sus 3,5 metros de largo el modelo más pequeño de la marca alemana. Como curiosidad, el coche compartía casi todos sus componentes con… ¡un Audi! Concretamente, el modelo ’50’, que se adelantó seis meses al Polo en su llegada al mercado.

Imágenes de las generaciones del Polo

De aquel Polo decir que empezó sus ventas con un motor 0.9 de 40 CV; no es una gran cifra, pero es que el coche sólo pesaba 685 kg y, por eso, tenía potencia suficiente para alcanzar los 132 km/h. Más tarde llegarían las variantes de 50 y 60 CV, así como una nueva carrocería -más práctica- llamada ‘Derby’, de dos puertas y aspecto de mini-berlina. Medía 30 cm más y eso le permitía contar con nada menos que 515 litros de maletero.

Hacia 1979, el primer Polo se actualizaba con un frontal más moderno -y aerodinámico- y un interior con un salpicadero nuevo… y con guantera. Precisamente, en 1979 llegó el primer Polo ‘pseudo-deportivo’; se llamaba GT, contaba con un motor 1.3 gasolina de 60 CV, alcanzaba los 154 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en unos respetables 12,9 segundos.

De esta primera generación del Polo se vendieron 1,1 millones de unidades.

1981: la segunda generación se hace ‘familiar’

La más longeva de las generaciones del Polo estuvo a la venta cerca de 13 años. Su tamaño exterior creció hasta los 3,66 metros de largo y fue el primero de la historia en poderse elegir con carrocería ‘familiar’ -en realidad tenía tres puertas, pero una parte posterior bastante ‘cuadrada’-, coupé -como la anterior, pero con un portón trasero más inclinado- y berlina de dos puertas.

También hubo un progreso importante en cuanto a motores; de hecho, llegó a venderse una versión deportiva, a partir de 1987, que contaba con un motor sobrealimentado con un compresor: se llamaba G40 y disponía de 115 CV, suficientes para alcanzar los 195 km/h o acelerar de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos.

Este modelo sirvió como base para que tres unidades modificadas del Polo G40 batieran un récord de velocidad en la pista de pruebas de la marca en Ehra-Lessien, Baja Sajonia. En concreto, estuvieron rodando en el circuito -de 20,8 km- durante 24 horas. El modelo, con el motor potenciado hasta los 129 CVy una carrocería con una aerodinámica mejorada en un 10%, fue capaz de recorrer más de 5.000 km a una velocidad media de 204,41 km/h, alcanzando una punta de 208,1 km/h.

Imágenes de las generaciones del Polo

Como curiosidad, en 1984 se lanzó una versión cuyo principal argumento era… el precio: se denominaba ‘Fox’ -zorro-, que contaba con el equipamiento básico, pero, eso sí, una llamativa gama de colores, así como con un sencillo motor de 45 CV. Por otro lado, en 1992, el conocido grupo Genesis apadrinó una serie especial caracterizada por su original color violeta con efecto perla.

Esta generación -la primera que comenzó a fabricarse en España- se actualizó notablemente en 1990, tanto por fuera como por dentro. De este Polo MkII se vendieron nada menos que 2,6 millones de unidades en todo el mundo.

1994: la tecnología llega al Polo

En agosto de este año, el Polo definitivamente se hacía mayor. Fue el modelo con mayor número de carrocería a elegir hasta la fecha, pues estuvo disponible con tres y cinco puertas, versión familiar -Estate- y también sedán -Classic-.

Por primera vez, sistemas de seguridad como los airbags para conductor y pasajero o el sistema antibloqueo estaban disponibles en este urbano. Lo que sí se mantuvo de la anterior generación fue la presencia de una versión deportiva… que lucía, por primera vez, las icónicas siglas GTI. Ese coche, aparecido en 1998, disponía de un motor 1.6 de 120 CV, capaz de llegar a los 205 km/h. Fue poco antes de que el Polo afrontase, en 1999, un restyling con un diseño interior más actual -inspirado en el de un Golf- y la presencia por primera vez, y en opción, del control de estabilidad ESP.

Imágenes de las generaciones del Polo

Esta generación del Polo puede decirse que tuvo las versiones más originales; por ejemplo, en 1998 llegó el Polo Open Air, que contaba con un techo de lona que se plegaba de forma eléctrica. Más llamativo, si cabe, fue el Polo Harlequin de 1995, limitado originalmente a 1.000 unidades, que se vendieron en cuatro combinaciones de colores diferentes.

Este Polo III nos dijo adiós en 2001 tras construirse 3,5 millones de coches.

2001: el Polo quiere ser la referencia

En otoño de 2001, el segmento de los urbanos contaba con modelos mejor preparados que nunca. Incluso Mercedes se había animado a competir en la categoría con el original Clase A. Para convertirse en el mejor modelo de la categoría, el Polo creció… y mucho: nada menos que 15 centímetros en longitud.

Imágenes de las generaciones del Polo

También contaba con un diseño más original -con su doble faro redondo en el frontal… que posteriormente se unirían tras un gran restyling en 2005-… y también demostró ser un ‘visionario’ cuando, en 2004 se lanzó el Polo Fun -o Polo Soho, según el mercado- con cierta estética de SUV. Destacaba por su carrocería sobreelevada en 15 mm, las barras de techo, los neumáticos de gran tamaño o las protecciones de carrocería.

En este Polo tan amplio y de tan buena calidad hicieron su debut los primeros motores de tres cilindros, tanto gasolina y como diésel; además, esta generación también puso un nuevo listón en cuanto a potencia, con sus versiones 1.8 turbo de gasolina que rendían 150 CV -para el GTI- y 180 CV -para el Cup Edition-.

2009: el Polo que quiso ser un Golf

La quinta generación de este urbano debuta allá por el mes de marzo -Salón de Ginebra-, y de nuevo vuelve a experimentar un salto apreciable en imagen… y tamaño, donde ya flirtea con los cuatro metros de longitud.

Imágenes de las generaciones del Polo

Su gama de motores era más amplia que nunca, y no faltaba desde la versión más económica de la historia del modelo -la BlueMotion con su consumo medio declarado de 3,3 l/100 km- hasta la más potente, como fue la que llevó el nombre de Polo R WRC Street y que con sus 220 CV sigue siendo, incluso a día de hoy, la versión más poderosa en la historia de este urbano.

El Polo V terminaría su andadura comercial en 2017, donde llegó con frescura gracias al restyling que sufrió en 2014, con mejoras en diseño exterior, calidad interior y con una apetecible versión GTI 1.8 de 192 CV a elegir con cambio manual o automático. Este Polo vendió, como su antecesor, alrededor de 3,5 millones de unidades. Su sucesor es el modelo que se vende en la actualidad… y que presentó el año pasado su versión 2021.

Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.