Consejos HC

Coches de segunda mano: cuáles son los más y menos ciberseguros

Un vehículo de segunda mano también puede sufrir un ciberataque. ¿Quieres comprarte un coche conectado de ocasión? Consulta esta lista con los más y los menos vulnerables.

Imagen de una persona reparando un VW Beetle
Foto: Harsch Shivam de Pexels.

¿Quieres tener un coche conectado? No hace falta que te compres un coche último modelo. En el mercado de segunda mano seguro que encuentras alguna opción que te ofrezca las soluciones de conectividad que necesitas.

Desde hace varios años, son bastantes los modelos que ofrecen algún tipo de conectividad. Bluetooth, puertos USB o de tarjetas SD, GPS… son elementos habituales en el equipamiento de serie de buen número de vehículos desde hace varios años.

Así que, sí, un coche “viejo” también puede ser un coche conectado. Y eso quiere decir que también puede sufrir un ciberataque por parte de un cracker. Por ello, cuidado si vas a acudir al mercado de segunda mano buscando tu nuevo vehículo.

La empresa de seguridad infomática IOActive analizó en 2014 un total de 14 modelos comercializados ese año para saber cómo de difícil sería para un cracker atacarlos de forma remota. El estudio se fijó en el diseño de las redes internas, las ubicaciones de las distintas unidades de control electrónico -ECU- y las funciones controladas por computadora críticas para la seguridad, si bien solo se analizaron su arquitectura de forma teórica, sin llegar a hacer pruebas en los modelos.

Teniendo en cuenta esos parámetros, IOActive elaboró una clasificación de cuáles de esos modelos examinados eran más propensos a ser crackeados y cuáles menos. Hoy en día, ese listado es útil para saber cuáles son los coches conectados de ocasión más propensos a sufrir un ciberataque y los que menos.

Los más ciberseguros

Audi A8 (2014)

El buque insignia de la marca alemana siempre ha sido uno de los vehículos más tecnológicos del mercado en cada una de sus generaciones. La generación anterior a la que se comercializa hoy en día ya ofrecía tecnologías de conectividad avanzadas.

Posee numerosas conexiones inalámbricas como acceso y arranque sin llave, Bluetooth, WiFi y el paquete de conectividad y servicios digitales Audi Connect. Además, también cuenta con controles de seguridad activos regulados por un ordenador, como el control de crucero adaptativo, el asistente al mantenimiento del carril y el sensor de precolisión.

El estudio le coloca como uno de los modelos menos hackeables de todos los analizados, sobre todo gracias al diseño de su red interna, incluidas las diferentes unidades de control electrónico -ECU-. A pesar de ello, se encontraron deficiencias en la protección de los canales de transmisión de datos entre los diferentes componentes electrónicos de los vehículos, lo que podría representar una vía de acceso para los ciberdelincuentes.

Honda Accord (2014)

Este modelo fue retirado de nuestro mercado hace algunos años. Sin embargo, sí puedes comprar unidades de segunda mano…que según el estudio, protegerán bien tu ciberseguridad.

Sistemas como la entrada sin llaves, Bluetooth, el sistema de conectividad Honda Link, el control de crucero adaptativo y el sensor de colisión delantero ofrecen buenos resultados dentro del grupo de modelos analizado.

BMW Serie 3 (2014)

El estudio analizó la sexta generación de este modelo -actualmente se encuentra a la venta la séptima- y arrojó unos resultados moderadamente satisfactorios.

Por un lado, sus redes inalámbricas como el Bluetooth, el WiFi o la entrada sin llave son un teoría difíciles de crackear. Sin embargo, el estudio señala que los canales de transmisión de datos entre los diferentes componentes electrónicos del vehículo sí podrían presentar vulnerabilidades.

Los menos ciberseguros

Jeep Cherokee (2014)

Las vulnerabilidades de este modelo dieron la vuelta al mundo en 2015. Dos investigadores consiguieron controlar varias funciones del Cherokee, como el aire acondicionado, la música, los limpiaparabrisas e, incluso, los frenos y el acelerador.

El Grupo Fiat -al que pertenece Jeep- hizo mejoras tras ese descubrimiento, pero elementos del Cherokee como el motor, la dirección y los frenos siguen estando expuestos a un ciberataque.

Cadillac Escalade (2015)

En 2014, un hacker consiguió datos privados de usuarios que utilizaban el sistema Chevy Star de los modelos de General Motors. Ese sistema, mas conocido en España como OnStar, también lo equipa el Cadillac Escalade, un todoterreno de gran tamaño que estuvo a la venta en España hace algunos años. La red inalámbrica que le conecta a Internet puede ser ciberatacada, y eso podría llegar a comprometer el control del coche.

Infiniti Q50 (2014)

La submarca de Nissan ofrece un nivel tecnológico alto, pero vulnerable. Al menos en su modelo Q50, en el que el riesgo de sufrir un ciberataque es alto. Varios elementos de conectividad, como el sistema de infoentretenimiento y algunos elementos de seguridad están unidos al motor, la dirección o los frenos. Por ello, el cracker que logre vulnerar la ciberseguridad de los primeros podría llegar a controlar los segundos, con el peligro que eso supondría.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.