Empresas

¿Está mal que la app Cruise nos llame “conductores terribles”?

En un reciente anuncio de la empresa Cruise, se intenta posicionar el coche autónomo como una garantía de seguridad frente a los “conductores terribles” que somos los humanos. La idea no ha sentado nada bien entre quienes más se preocupan por la seguridad.

Chevrolet Bolt Cruise lateral

¿Son los vehículos autónomos la solución a los 43.000 muertos que cada año se cobran las carreteras de EE.UU.? Eso es exactamente lo que declara la empresa Cruise, división de General Motors para el negocio de la movilidad como servicio (MaaS). “Los seres humanos son conductores terribles”, reza el anuncio de esta compañía. La semana pasada, la pieza apareció en los periódicos “The New York Times”, “San Francisco Chronicle”, “Los Angeles Times” y “The Sacramento Bee”.

“Puede que seas un buen conductor, pero la mayoría de nosotros no lo somos”, deja caer Cruise en su página de publicidad. “La gente causa millones de accidentes cada año en EE.UU. Los coches autónomos de Cruise están diseñados para salvar vidas”.

Las críticas que han arreciado

El anuncio no ha pasado inadvertido para Joan Claybrook, una ex dirigente de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico por carretera estadounidense (la NHTSA). Claybrook es una abogada que trabajó para este organismo entre 1977 y 1981, y fue presidente de la organización de consumidores “Public Citizen” desde que dejó la NHTSA, hasta el 2009.

“Usar el dolor y el sufrimiento de esas muertes para la promoción de un producto poco probado y poco seguro no es nada escrupuloso“, ha declarado Claybrook. De hecho, los vehículos de Cruise ya han protagonizado incidentes en los que se han quedado completamente inmovilizados en la vía pública. En otras ocasiones, han aplicado frenadas demasiado fuertes. No obstante, ninguna unidad de Cruise ha protagonizado todavía un accidente mortal.

Verdades, mentiras… y estadísticas

¿Por qué es tan categórico Claybrook contra Cruise? No hay que olvidar que, para sostener estas afirmaciones, Cruise citaba el informe “1 Million Mile Safety” [“Un Millón de Millas de Seguridad”], realizado en colaboración con el Instituto de Investigación sobre el Transporte de la Universidad de Michigan, y el Instituto de Tecnología del Transporte de Virginia. En él, se comparan trayectos regidos por humanos, con los realizados por vehículos de Cruise. Según el estudio, estos últimos sufrieron un 53% menos de colisiones (y un 73% menos de accidentes con riesgo serio de heridas).

“Un millón de millas [1,6 millones de kilómetros] pueden parecer una cantidad significativa a primera vista, pero es menos del 0,00003 % de los más de tres billones de millas que se recorren anualmente en las carreteras estadounidenses”, recuerda Claybrook. “En una semana laborable, los conductores de VTC de San Francisco prácticamente triplican el millón de millas que le llevó un año acumular a Cruise”.

Hasta ahora, Cruise ha sido toda una fábrica de pérdidas para GM. En el año 2022, se dejó 1.900 millones de dólares (1.700 millones de euros) en esta empresa, tras haber perdido otros 1.200 millones (1.071 millones de euros) en el 2021. Aun así, GM insiste en que Cruise le reportará 50.000 millones de dólares al año (44.650 millones de euros) para el 2030.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.