Hackerstyle

Así es… la cosa más dulce de Rolls-Royce

Aunque la factoría de la elitista firma británica permanezca cerrada, aún siguen saliendo productos de sus instalaciones. Eso sí, no tienen ruedas...

Imagen de muestra de la Miel Rolls-Royce

Incluso antes de que el coronavirus se instalase en el centro de nuestras vidas, las grandes compañías ya llevaban varios años rindiendo cuentas por las consecuencias de su actividad en la transformación del entorno.

No en vano, la preservación del medio ambiente ha sido una constante en las acciones de ‘responsabilidad social corporativa’ de las empresas. Dentro de las marcas de coches hemos sido testigos de múltiples iniciativas, siendo la más destacada la de eliminar la llamada ‘huella de carbono’. A esta tendencia se han apuntado la mayoría de firmas -cada una, a su manera-, con resultados muy significativos.

¿Pero qué ocurre ahora, cuando muchas de estas instalaciones se encuentran funcionando a medio gas… o cerradas por completo? Pues que hacen falta propuestas distintas. Como, por ejemplo, ésta tan dulce que presenta Rolls-Royce.

Unos empleados… que valen oro

Desde 2017, la elitista firma británica utiliza una pequeña parte de su finca de Goodwood -donde ensambla sus modelos- para algo que nada tiene que ver con los coches. En dicho rincón, seis colmenas lucen placas, cada una con un nombre ilustre de la marca: ‘Phantom’, ‘Wraith’, ‘Ghost’, ‘Dawn’, ‘Cullinan’… y, por supuesto, el ‘Spirit of Ecstasy’.

Imagen de las colmenas en el Apiario de Rolls-Royce

Y, dentro de ellas, una población de 250.000 abejas vive a cuerpo de rey. Estos peculiares ‘empleados’ se encargan de producir -cada temporada- una rica miel que, en colaboración con artesanos locales, se sirve como ‘delicatessen’ para los clientes e invitados de la marca.

No obstante, para Rolls-Royce este ‘Apiario’ no es sólo un detalle más de cara al público. También supone una ayuda frente a la amenaza de extinción que pende sobre las abejas. Un insecto cuya función polinizadora es esencial para las plantas… pero cuya población no ha dejado de mermarse en los últimos tiempos.

Imagen de apicultores en las colmenas de Rolls-Royce

En palabras de Richard Carter -director global de comunicación de Rolls-Royce-, «el Apiario subraya nuestro compromiso con la conservación del entorno, lo cual alcanza a todolo que hacemos en Goodwood. […] A través de este proyecto -que aprovecha la biodiversidad de nuestra zona, incluyendo nuestro gran ‘tejado viviente’- estamos haciendo una importante contribución para conservar la vital población de abejas en el Reino Unido».

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.