Empresas

Así son las fábricas ‘0-0’, según Daimler

El consorcio alemán se ha propuesto no contaminar más de lo estrictamente necesario. Y, muy pronto, sus fábricas serán las primeras en acatar este objetivo.

Ab 2022 produzieren alle europäischen Mercedes-Benz Pkw Werke CO2-neutral. Die Factory56 gibt die Richtung vor. From 2022 all European Mercedes-Benz Cars plants will produce on a CO2-neutral basis. Factory 56 showcases the direction.

Desde que las grandes compañías poseen lo que se viene denominando ‘responsabilidad social corporativa’, su preocupación por la influencia que ejercen en el entorno no ha dejado de aumentar con los años.

En la actualidad, estas acciones empresariales se centran -especialmente, en el caso de las marcas de coches- en paliar las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. Y aunque los desarrollos de automoción eléctrica y electrificada están dando buenos resultados por el lado de los productos, el reto se complica cuando se trata de reducir el impacto de su fabricación.

Numerosas marcas han adoptado soluciones para hacer frente al problema, cada una desde una perspectiva distinta. De entre ellas, Daimler prefiere ‘cortar por lo sano’: lejos de entretenerse con arreglos puntuales, el consorcio germano está inmerso en una renovación completa de sus factorías en todo el planeta. ¿El motivo? Para 2022, todas ellas deberán tener una ‘huella neutral’ de CO2. Es decir: tendrán que compensar -gramo por gramo- todo lo que contaminen a causa de su labor.

Un camino ya marcado

El grupo ya cuenta con una ‘alumna aventajada’ en la cuestión. Se trata de su ‘Factory 56’, ubicada en Sindelfingen y de la cual salen al mundo los nuevos eléctricos de Mercedes, como el EQC. Gracias a un sistema fotovoltaico instalado en el tejado, obtiene 5.000 MWh de energía 100% renovable. Con esa cantidad, una unidad del mencionado SUV eléctrico podría recorrer hasta 36 millones de kilómetros.

Imagen de un Mercedes EQC enchufado

En esta ‘carrera’ por alcanzar el ‘0’ le siguen de cerca otras dos instalaciones de reciente construcción como la ‘smart factory’ de Hambach -en Francia, que emplea biogás- y la situada en la localidad polaca de Jawor. Para esta última -que aún no está operativa-, Daimler ha firmado contratos de suministro ecológico con los proveedores locales. Por ejemplo, toda la electricidad procederá de un parque eólico situado en las cercanías.

Para Jörg Burzer -miembro del consejo de administración de Mercedes-Benz para la gestión de la producción-, «con la producción neutral en emisiones de CO2 en nuestras fábricas europeas, podemos hacer una contribución decisiva hacia el logro de los objetivos de sostenibilidad de nuestra empresa. Factory 56 actúa como un modelo para nuestras futuras fábricas, no solo con referencia a las últimas tecnologías de producción, sino también en lo que respecta a la protección del medio ambiente, la conservación de los recursos y la sostenibilidad».

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.