Empresas

¿Cómo se ha metido Audi en este jardín?

Donde hay una fábrica, no crece la hierba. Audi lo sabe y, por ello, está aprovechando todo el espacio que no usa para devolverle lo suyo a la naturaleza. ¿Cómo les va cuando se meten a jardineros?

Imagen del jardín de Audi

Frente a la amenaza de la contaminación, hay dos vías de actuación. La primera de ellas es la prevención: evitar que el entorno natural siga destruyéndose. En esta línea van todas las medidas y normas antipolución que rigen sobre particulares y empresas.

Pero hay una segunda, que no es menos importante. Se trata de regenerar la naturaleza. Una de las acciones más típicas es replantar vegetación, especialmente árboles.

Dentro de sus esfuerzos por seguir construyendo vehículos sin descuidar el medio ambiente, Audi se ha puesto los guantes y las botas de goma, y ha lanzado un proyecto para recuperar buena parte de la superficie de su factoría de Münchsmünster.

Flores entre el hormigón

De las 31 hectáreas que ocupa la planta, la firma alemana ha conseguido salvar 17 para este propósito. En ellas se han creado diversos ecosistemas que sirven como hábitat para las especies animales. De este modo, los pequeños roedores -como conejos y ardillas- tienen un espacio casi infinito para corretear.

En cuanto a las plantas, la marca asegura que tienen catalogadas hasta 112 especies distintas. Y es que, al contrario de otros proyectos como éste, Audi ha apostado por crear grandes praderas, con áreas pobladas de árboles perennes.

Imagen del jardín de Audi

Por último, también existe una parte ajardinada, con zonas de madera y un arroyo que ayuda a la irrigación de todo el terreno. Asimismo, un equipo de biólogos trabaja constantemente para mantener y continuar evolucionando estas ‘áreas verdes’.

En palabras de Rüdiger Recknagel, responsable de protección medioambiental de Audi, «los hábitats de plantas e insectos son cada vez más escasos en el mundo que nos rodea. Vemos claramente la preservación de la base natural de la vida humana, animal y vegetal como parte de nuestra responsabilidad corporativa.»

Diego García
Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.