Empresas

Polestar: la marca que, en vez de concesionarios, tiene… galerías de arte

Después de Barcelona, Madrid es la siguiente ciudad en estrenar un Space de Polestar. Un lugar donde conocer todos sus productos... incluso comprarlos, aunque será sobre todo un lugar donde vivir una experiencia.

Imagen nuevo centro Polestar

Situado en el número 114 de la Avenida de Burgos, en Madrid, el Space Polestar no es el clásico concesionario; minimalista -muy al estilo escandinavo-, abierto, con apenas un par de modelos en exposición… parece más bien un museo. En una superficie de más de mil metros cuadrados, desde el día 19 de enero, todos aquellos que lo deseen pueden pasarse para ser atendidos por una plantilla compuesta exclusivamente por especialistas de la marca.

Quien acuda a estas instalaciones encontrará cosas interesantes; en primer lugar, que hay muy pocas distracciones, ya que se pretende que nada interrumpa al visitante de los verdaderos protagonistas, que no son otros que los vehículos -más allá lo que puedes ver son pantallas interactivas… o, quien lo desee, puede configurar el vehículo bien mediante unas tablets o bien a través de una gran pantalla «inspirada en las mesas de corte de los talleres de costura», colocando módulos del acabado, de manera que se tiene una experiencia tanto física como virtual.

En cuanto a los coches que se exponen -de momento, el Polestar 2 al que se sumará en julio en Polestar 3 aunque, de momento, se puede configurar virtualmente; las entregas comienzan a finales de año- destacan por estar perfectamente iluminados, no hay sombras que puedan distraer. ¿Otra cosa diferente de este Space? Las personas que te atienden no van a comisión ni tienen objetivos de ventas, es decir, están para hablarte y contarte todas las características del vehículo, pero no recibirás presiones.

En palabras de Stéphane Le Guével, director de Polestar en España y Portugal -y que fue el encargado de mostrar a la prensa las ventajas de este nuevo espacio, “estamos encantados con la rápida y exitosa expansión de la marca Polestar en España. Desde mayo, hace poco más de siete meses, Polestar ya cuenta con dos Spaces, uno en Barcelona y otro en Madrid, a los que pronto se unirán otros en las principales ciudades españolas”.

Respecto a esto último, la idea es que las próximas localizaciones sean Valencia, Málaga y las Islas Canarias. Como nos aseguraron, ellos quieren seguir siendo una marca ‘digital’, pero sin privar al usuario de conocer, tocar y llegado el caso, probar el producto.

Respecto a lo último, queda claro que los modelos están despertando un gran interés, algo que se demuestra también en los más de 2.500 test drive que ya han ofrecido. Siguiendo con las cifras, hay que destacar que Polestar ya tiene presencia en 27 países, siendo el objetivo llegar a 30 antes de que acabe el 2023.

Por lo que tiene que ver con las cifras de ventas, cerraron el 2022 con unas ventas globales de más de 50.000 unidades -centradas, lógicamente, en el único modelo actual, el Polestar 2… por lo que es una cifra excelente para un modelo de tipo premium completamente eléctrico-, con el objetivo de crecer un 60% y así poder llegar a los 80.000 vehículos comercializados.

Para la inauguración del Space, por primera vez se pudo admirar en directo y en nuestro país el modelo Precept, un concept que anticipa cómo será el Polestar 5 cuya llegada en versión definitiva debería producirse en 2024. El vehículo, con un impresionante aspecto, destaca sobre todo por su nivel tecnológico centrado en lo que es la conducción autónoma. Los aspectos más relevantes, en este sentido, son tanto el lidar situado en el techo, cerca del parabrisas, como las denominadas smart zone o zonas del vehículo donde se encuentran situados sensores, radares y cámaras.

El modelo, que tiene apariencia de berlina coupé, destaca por detalles originales, como el fino tamaño de los faros, el sistema de apertura de puertas en forma de libro, los retrovisores virtuales o la ausencia de luneta posterior -no es necesaria porque el trabajo de ver lo que sucede en esa zona del vehículo se le encarga a una cámara-.

Su interior tiene cuatro plazas individuales y, al igual que en los Polestar ya conocidos, destaca por un aspecto sencillo, con la instrumentación digital y el gran sistema multimedia con pantalla en posición vertical como grandes protagonistas.

Probamos el primer Polestar a la venta en España

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.