Novedades

Polestar 5: así pretende ser el mejor eléctrico del mundo

Si preguntas a los mayores expertos sobre cuál es el mejor eléctrico de la actualidad, seguramente te hablarán del Porsche Taycan o de algún Tesla. Sin embargo, muy pronto podría sumarse una tercera opción.

Imagen tres cuartos delantero del Polestar 5 hackercar

Durante el festival de Goodwood y la famosa subida a su colina pasan muchas cosas. Este evento automovilístico se ha convertido en una pasarela donde se puede ver desfilar toda clase de modelos de competición, rarezas… y, últimamente, también concepts y prototipos que muchas marcas importantes quieren que el público contemple fugazmente en este idílico escenario -lo de fugaz es porque completar la célebre ‘Hillclimb’ o subida a la cima puede llevar menos de un minuto para cubrir los 1.700 metros del trazado, siendo el récord los asombrosos 39,08 segundos marcados por Max Chilton a los mandos de un McMurtry Spéirling-.

Lo cierto es que Polestar mantiene un curioso idilio con esta exhibición. De hecho, por allí se dejó ver el Polestar 1 en la edición de 2018 -el que era el primer modelo del fabricante sueco- y el año pasado también se ‘asomó’ la variante más radical del Polestar 2, con su bimotor eléctrico de 476 CV. Ahora, el protagonista ha sido el denominado Polestar 5.

Nacerá con rivales muy claros

Este vehículo, aún en su fase final de desarrollo, tiene prevista su aparición en los mercados para el año 2024. Lo que tenemos aquí es una gran berlina de tipo GT y cuatro puertas en formato eléctrico que vendrá a ponerle las cosas -muy- difíciles a modelos del nivel del Porsche Taycan o el Audi GT E-Tron.

El vehículo lleva ya un tiempo mostrando ciertas de sus características… y es que en primer lugar se mostró como concept-car bajo la denominación Precept, allá por el año 2020. Un vehículo de cinco metros de longitud con una distancia entre ejes de nada menos que 3,1 metros que destacaba por varios elementos que, ya veremos, si se trasladan -aunque sea de manera opcional- al Polestar 5.

Imagen interior del Polestar 5 hackercar

Destacaríamos los retrovisores exteriores sustituidos por cámaras, el techo panorámico que se extiende hasta más allá de las cabezas de los pasajeros que viajan en las plazas traseras… Lo que parece claro que no llegará es la solución para las puertas que se abren en ‘forma de libro’ –una solución como la de los Opel Meriva de segunda generación o Mazda RX8-.

Interiormente será parecido a un Polestar 2, en el sentido de que ofrece un diseño esquemático con dos grandes protagonistas. El primero, la instrumentación digital de 12,5» -que emplearía una solución ya vista en el Mercedes Clase S que, con la ayuda de unos sensores, puede ver hacia donde mira el conductor. De esa manera, puede ostrar la información con el mejor ángulo posible- y, el segundo, el sistema multimedia con su pantalla táctil en posición vertical con un buen tamaño de 15″.

Para conocer todo tipo de detalles sobre cómo se gestionó el concept a partir del cual nacerá el modelo ‘5’, la marca Polestar ha publicado en YouTube una serie de vídeos cortos donde cuenta la historia detrás de todo el proceso.

La información más reciente -y más interesante- del Polestar 5 ha sido facilitada recientemente. Y es que el fabricante sueco ha filtrado lo que son algunas de las características técnicas de este modelo… que le posicionarían muy bien frente a sus rivales.

No es un Plaid, pero tiene cositas

Los motores eléctricos serían de nuevo desarrollo y aunque es muy probable que haya diversas versiones para elegir, en el caso de las más potentes el coche dispondría de una configuración bimotor con una potencia final de 884 CV y un par máximo de 900 Nm.

Por lo tanto estaría por encima de la competencia alemana, pero por detrás de los más de mil caballos de la alternativa estadounidense, el Tesla Model S.

Imagen trasera del Polestar 5 hackercar

No solo eso: el Polestar contará con una arquitectura de 800 voltios, que se hace imprescindible para que sea compatible con sistemas de carga ultra-rápidos. No se ha mencionado aún el tamaño de la batería. Teniendo que un Polestar 2 ya anda cerca de los 78 kWh siendo menos potente, más ligero y también más compacto, es de prever que el ‘5’ se vaya claramente por encima de los 100 kWh. Algo que, por espacio para el paquete de baterías también sería posible, porque ya dijimos que habrá mucho espacio entre las ruedas delanteras y traseras-.

Otro aspecto nuevo sería la plataforma del vehículo -que también se empleará para otros modelos de la marca como su futuro SUV de gran tamaño- sobre la que se instalaría una carrocería de aluminio. El objetivo es contener, en lo posible, el peso del coche… que, aun así, será elevado teniendo en cuenta las dimensiones del vehículo y la gran batería que puede llevar.

Muy avanzado, pero… ¿ciberseguro?

Visto lo visto, queda claro que el Polestar es un impresionante demostrado tecnológico. Es más, su carrocería ha sido diseñada teniendo en cuenta que deberá acoger elementos que permiten la conducción autónoma. Hablamos de los dos radares y la cámara que se aprecian en la parte central o el sensor lífar en el techo. Sin embargo, en la información facilitada hasta el momento no se ha referencia a que el vehículo sea ciberseguro. Un hecho fundamental si tenemos en cuenta que, para su fecha de aparición, en 2024 y por ley, todos los vehículos que se vendan nuevos en la Unión Europa, Japón o Corea del Sur necesitarán contar con un certificado que les acredite como ‘ciberseguro’.

Certificados como el que ofrecen AENOR y EUROCYBCAR, esta última, famosa por haber desarrollado el primer test en el mundo que mide la ciberseguridad de los vehículos-… y si alguno de sus modelos cumple con otra normativa aún más importante: la UNECE/R155, que determina que los vehículos deben ser ciberseguros por Ley. Es decir, si cuenta con las medidas oportunas para no sufrir un ciberataque, algo que puede ser un factor especialmente delicado en un coche con este nivel de automatización.

Respecto a este último punto, hay que recordar que, hasta ahora, el primer modelo que lo puede demostrar es una moto eléctrica, la Nuuk Cargopro -una firma también vasca-, que ha obtenido el certificado en ciberseguridad en vehículos de AENOR, tras superar el test EUROCYBCAR -cuya CEO y fundadora es Azucena Hernández– que aplica la metodología ESTP y según los requisitos de la normativa UNECE/R155. Un certificado que fue entregado de manera oficial a Nuuk hace ahora justo un mes.

Respecto a la UNECE/R155, llevamos tiempos hablando sobre ella en HackerCar y de cómo ya es de obligado cumplimiento para todos los modelos que se están homologando desde julio de este mismo año –y para todos los nuevos desde dos años más tarde-.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.