Empresas

Las marcas dan un respiro a los pacientes del Covid19

En una situación extraordinaria como la que estamos viviendo, muchas marcas de coches están reconvirtiendo áreas de sus fábricas para ayudar a luchar contra la pandemia. ¿Cómo? Con un aparato fundamental.

Imagen de una mujer en medio de las montañas
Foto: janka00simka0 en Pixabay.

Se sabe que uno de los principales síntomas de la enfermedad del coronavirus, seguramente el más grave, es que provoca una importante dificultar para respirar y que una de forma de intentar subsanarlo es mediante el empleo de respiradores. Una tecnología que, gracias al apoyo y ayuda de mucha gente, organizaciones y empresas, ha pasado de ser cara y sofisticada a convertirse en medianamente asequible y que puede llegar a mucha más gente.

Buena parte ‘de culpa’ la han tenido los fabricantes de automóviles, que han reestructurado líneas de montaje en sus fábricas y se han puesto manos a la obra, primero para diseñar sus propios respiradores, y luego para fabricarlos en serie y, de esta forma, ayudar a salvar muchas vidas. Estos son algunos ejemplos:

Imagen de un operario de Seat fabricando un respirador

Seat: un orgullo para nuestro país

Bajo la denominación OxyGEN, en España ya tenemos a Seat fabricando respiradores, a un ritmo de hasta 300 al día, en su planta de Martorell. Más concretamente, en una de las líneas de montaje donde se hace el León.

A pesar de que el reto en sí era complejo, el resultado ha sido increíble, porque en apenas dos semanas y después de construir hasta 13 prototipos, los respiradores -un desarrollo exclusivo de la marca española- obtuvieron hace escasos días la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para investigación clínica.

Sus aparatos están hechos con más de 80 componentes -electrónicos y mecánicos-, entre ellos un motor adaptado a partir del que se usa en los limpiaparabrisas de los coches. Como curiosidad, cada uno de los aparatos hechos por Seat debe superar un control de calidad con esterilización a base de luz ultravioleta.

Imagen de un operario de Ford fabricando un respirador

Ford: al estilo USA, llega la caballería

La respuesta estadounidense ha sido, como era de esperar, a lo grande. La marca del óvalo asegura que va a utilizar su planta de Michigan para fabricar cerca de 50.000 respiradores en un plazo de cien días. Una ayuda inestimable para el país que ya acumula el mayor número de infectados por coronavirus en todo el mundo.

En este caso, el desarrollo ha sido conjunto entre Ford y la empresa GE Healthcare, que está especializada en el desarrollo de productos de soporte vital como el ventilador que es la pieza clave de los mil respiradores diarios que saldrán de fábrica, si todo va bien, a partir del 20 de abril. ¿Lo mejor de todo? Que funciona con presión de aire, sin necesidad de electricidad, algo que puede ser de utilidad en los lugares donde no hay suficientes puntos de luz para todos los equipos médicos.

Al igual que ya sucediera durante la Segunda Guerra Mundial, Ford ha demostrado la ‘polivalencia’ de sus fábricas; ahora han sido respiradores, pero ya en aquel entonces, las líneas de producción pasaron de ensamblar vehículos… a tanques.

Imagen de un operario de GM fabricando un respirador

General Motors: trabajando a todo pulmón

Se espera que en poco más de una semana, la planta estadounidense de Kokomo comience a ensamblar cerca de 10.000 respiradores al mes, diseñados por la empresa Ventec Life Systems. Para conseguirlo, un ejército de nada menos que 1.000 empleados se pondrán manos a la obra…

Para fabricar los respiradores, cada uno de los trabajadores tiene que llevar a cabo un meticuloso proceso de higienización; por ejemplo, según llegan a la fábrica, deben desinfectar sus manos de inmediato y se les toma la temperatura con un termómetro sin contacto.

Desde que un turno finaliza y empieza el siguiente hay un intervalo de 30 minutos que se utiliza para que tanto quienes abandonan el puesto como quienes les reemplazan procedan a limpiar todos los utensilios que van a manejar, la zona de trabajo…

Cada turno de trabajo tiene asignada una puerta de entrada y de salida distintas, para evitar el contacto social. Y entre cada uno de los puestos de trabajo hay cerca de dos metros de espacio.

Imagen de un operario de FCA fabricando un respirador

FCA y la válvula que da la vida

El grupo Fiat no está fabricando respiradores como tal, pero sí que se ha asociado con un fabricante especializado en equipos médicos para luchar contra el COVID-19. En concreto, FCA está produciendo unas electroválvulas, que son una pieza básica y fundamental para los aparatos médicos de ventilación de Siare Engineering.

Lo que ha hecho el grupo italiano es aprovechar su amplia experiencia en ingeniería y producción, asociándose con el mencionado especialista en equipos electro-médicos. Así, donde normalmente se ensamblan motores de altas prestaciones, ahora se están creando unas electroválvulas que son como el corazón de unos respiradores que pueden salvar muchas vidas de los pacientes que los necesitan con urgencia en los hospitales italianos y de todo el mundo.

Se calcula que el trabajo de los 20 especialistas de FCA ha permitido que el tiempo total de producción de los apartaos de haya reducido entre un 30 y un 50%

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.