Consejos HC

Un año para que solo se puedan homologar coches ciberseguros. ¿Están listas las marcas?

Dentro de justo un año, las marcas no podrán homologar vehículos que no cumplan con ciertos requisitos de ciberseguridad. Hemos consultado a varias de ellas para saber si podrán cumplir la normativa.

Imagen de un parking de varias plantas por dentro
Foto: Piqsels.

Queda exactamente un año para que solo se puedan homologar vehículos dentro de la Unión Europea si sus marcas demuestran y certifican que son modelos ciberseguros. O lo que es lo mismo, dentro de un año se empezará a aplicar la normativa de ciberseguridad para vehículos ONU/UNECE WP29 R155.

¿Llegarán a tiempo las marcas para cumplir con todos los requisitos que marca esta regulación? Hemos preguntado a una veintena de marcas para saber su opinión.

¿A qué obligará la norma?

Antes de conocer las respuestas de los fabricantes, es necesario saber los detalles que tendrán que cumplir. ¿Qué es lo que exige la norma ONU/UNECE WP29 R155?

En resumidas cuentas, impone a las marcas que sus modelos cumplan con 70 requisitos de ciberseguridad. Y lo tendrán que demostrar ante una entidad certificadora independiente. Esos requisitos abarcan fases de toda la vida útil de los vehículos, desde que se empiezan a diseñar hasta que van al desguace. Los vehículos que deberán cumplir con ella son coches, camiones, autobuses, furgonetas, remolques -si están equipados con al menos una unidad de control electrónica- y cuadriciclos ligeros -si cuentan con un nivel 3 de conducción autónoma-.

A la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa -UNECE por sus siglas en inglés-, entidad que ha desarrollado y aprobado el texto, pertenecen 56 países de todo el mundo, 54 de los cuales tienen la obligación de aplicar próximamente el reglamento dentro de sus fronteras.

Y algunos estados ya lo están haciendo. La Unión Europea ha establecido que todos los vehículos que se homologuen a partir de julio del 2022 deberán cumplir con el reglamento. Y, a partir de julio de 2024, la obligación se extenderá a todos los coches nuevos.

¿Qué pasa si alguna marca logra engañar a las autoridades y consigue la homologación para un vehículo que no cumpla con el reglamento? Los fabricantes deberán pagar una multa de 30.000 euros por cada unidad vendida y podrían perder la homologación de los modelos afectados.

Así están trabajando las marcas

¿Tendrán que hacer frente a esas sanciones las marcas? ¿O están preparadas para llegar a tiempo cuando en julio del año que viene solo puedan homologar vehículos con certificado de ciberseguridad? Hemos consultado a diversas marcas para conocer su opinión.

Algunas se muestran positivas con respecto a sus avances, mientras que otras han preferido no hacer pública su situación. Sin embargo, en general, aseguran que estos cambios implican un importante desafío para la industria. A pesar de esto, señalan que es necesario para ayudarla a impulsar su ciberseguridad y sus sistemas IT.

Toyota ha sido la que más detalles ha ofrecido. El fabricante japonés afirma estar estableciendo todos los procesos requeridos para el Sistema de Gestión de Ciberseguridad -CSMS por sus siglas en inglés- y poder certificar la ciberseguridad de los vehículos, y que llegará a tiempo para cumplir con todo en julio del año que viene. Prefieren no hacer una clasificación sobre cuáles son requisitos más fáciles o difíciles de cumplir, pero añaden que todos ellos les parecen un desafiante ejercicio. Además, Toyota explica que son varios los departamentos internos implicados para lograr cumplir con el reglamento de UNECE: TI, I+D, Calidad, Producción, Telemática y Postventa.

Por su parte, Seat declaró que someten a todo su panorama de IT, en la empresa y en los coches, “a un seguimiento y optimización permanentes. Revisamos y evaluamos toda la información y notificaciones serias que recibimos y, posteriormente, tomamos las medidas necesarias”. Por ello, la marca se considera “muy bien” posicionada para cumplir todas las obligaciones legislativas que se desarrollen en esta materia.

Con respecto a Škoda y a Volkswagen, ambas marcas firmaron una respuesta conjunta en la que declararon estar desarrollando sus procesos en la línea de los requerimientos de esta regulación UNECE. Aseguran que este reglamento ayudará a toda la industria a impulsar los estándares de seguridad, de manera similar a otros campos más avanzados, y que están en una muy buena posición a la hora de desarrollar los procesos para cumplir con la normativa de UNECE.

Por su parte, Mazda declinó ofrecer información por “tratarse de información especialmente sensible“. Suzuki, Mitsubishi y Citroën también dijeron que no podían ofrecer datos sobre el tema.

Otras marcas que fueron consultadas fueron Audi, Kia, Volvo, Jaguar, Ford, Fiat, BMW, Mercedes, Opel, Hyundai, Honda, Renault, Nissan y Tesla, pero ninguna de ellas envió una respuesta final a la fecha de publicación de este artículo.

La redacción de HACKERCAR la componen periodistas que trabajan en colaboración con expertos en tecnología y ciberseguridad. Hablamos de vehículos, de movilidad, de consejos... y también nos gusta el formato audiovisual. ¿Tienes algún tema que te gustaría que tratásemos o investigásemos? Escríbenos a redaccion@hackercar.com

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.