Prueba a fondo

Seat León Xcellence

No debe de ser fácil para una marca renovar a su modelo más exitoso. Seat ha empleado en su nuevo León una fórmula basada en conectividad, ayudas a la conducción... y un toque de luz. ¿Qué tal resultado da?

Imagen de tres cuartos delantera de un Seat León

Qué debes saber del Seat León

Que es la cuarta generación del superventas de la marca española. El León lleva años siendo el modelo más vendido de Seat, así que esta renovación es muy importante para la marca. Ha salido al mercado en 2020 y está disponible con carrocería compacta de 5 puertas y familiar.

Que se ha puesto las pilas. La gama de motores del nuevo León ahora incluye opciones electrificadas. Tiene micro híbridos -un generador de arranque y una batería de iones de litio de 48 V ‘echan un cable’ a los motores de gasolina 1.0 TSI de 110 CV y 1.5 TSI de 150 CV- y un híbrido enchufable -el motor 1.4 TSI se suma a un motor eléctrico y a un conjunto de baterías de iones de litio con 13 kWh de capacidad para conseguir una potencia conjunta de 204 CV y una autonomía eléctrica de 64 kilómetros-. 

Que también hay motores para los más tradicionales. Las opciones mecánicas del León son enormes. A las dos variantes electrificadas hay que añadir otras tres tipologías de mecánica: gasolina -1.0 TSI de tres cilindros de 90 CV y 110 CV, 1.5 TSI con potencias de 130 y 150 CV y 2.0 TSI de 190 CV-, diésel -2.0 TDI de 115 o 150 CV- y gas -1.5 TGI, híbrido de GNC y gasolina, con 130 CV de potencia-. El cambio puede ser manual de seis velocidades o el DSG de 7. Hay incluso una versión con tracción integral. El conjunto mecánico que montaba nuestra unidad de pruebas fue el 1.5 TSI de 130 CV, cambio manual y tracción delantera.

Que nuestra unidad equipa el acabado Xcellence. Se trata del segundo nivel más alto de equipamiento. Incluye de serie elementos tecnológicos como faros Full LED, sistema de acceso y arranque sin llave, cuadro de instrumentos digital, pantalla táctil de 10 pulgadas, conectividad en línea, conectividad Mirror link, Apple Car y Android Auto, reconocimiento de señales de tráfico y asistente para la salida y entrada del aparcamiento. Al acabado Xcellence de nuestra unidad se añadía el pack GO L, que suma control de crucero adaptativo y predictivo, asistente de luces de carretera cortas/largas, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior y asistente de salida segura.

Que el precio del Seat León que hemos probado es de 23.120 €. Si lo quieres tal y como se ve en las fotos, tendrás que añadirle algunos opcionales como la pintura blanca -310 €-, las llantas de 18 pulgadas -670 €- o la iluminación LED envolvente -100 €-. Con ellos a bordo, nuestra unidad se iba a los 25.370 €.

Uno de cada cuatro coches que Seat vendió en todo el mundo durante 2019 fue un León. No debe de ser fácil para una empresa afrontar la renovación de un producto tan clave.

Uno de cada cuatro coches que Seat vendió en todo el mundo durante 2019 fue un León. Y eso que el compacto estaba ante el último curso de vida de su tercera generación. Cuando ya todos estábamos deseando saber cómo sería su reemplazo, continuó ayudando a Seat a lograr cifras récord de ventas. Ahora, en 2020, el cambio ha llegado: la nueva generación del modelo más importante para la marca española ya está aquí.

No debe de ser fácil para una empresa afrontar la renovación de un producto tan clave. Veamos cómo la ha llevado a cabo Seat y qué novedades nos encontramos a bordo de este vehículo.

Nuevo Seat León en vista de tres cuartos trasera

Continuista por delante, iluminado por detrás

Se suele decir que, cuando algo funciona, mejor no tocarlo. El nuevo León aplica en cierto punto esa máxima y es ligeramente continuista estéticamente. Las vistas delantera y laterales son las más similares a las de la anterior generación. Cambian más elementos de los que parece al primer vistazo, pero, en general, este coche es plenamente identificable como un León. De hecho, la silueta de las ventanillas laterales es prácticamente idéntica a la de su predecesor. No obstante, los diseñadores sí han hecho en estas zonas los suficientes cambios para actualizarlas y que se vean más modernas.

Es en la parte trasera donde encontramos el mayor salto estético, con unas líneas más diferenciadoras y personales. Y, prácticamente todo el mérito lo tienen sus faros. Seat los llama «luz trasera infinita». Se trata de una línea que recorre todo el portón a lo ancho, uniendo los dos pilotos traseros. En esta versión, dicha tira es de LED, igual que los faros, lo que, unido a unos intermitentes dinámicos -también LED- le da a esta zona un toque muy especial al iluminarse.

Nuevo Seat León en vista trasera

Más luz, por favor

No son los únicos toques de luz que tiene el León. Seat ha querido darle bastante protagonismo a la iluminación. Así, cuando abres el coche, los retrovisores proyectan sobre el suelo una imagen para darte la bienvenida. Literalmente, porque sobre la acera aparecerá la palabra «Hola!» -petición para los ingenieros de Seat: ¿se podría personalizar ese saludo para proyectar la palabra que quieras?-.

En el interior, la iluminación gana más importancia si cabe porque es la protagonista del salpicadero.

En el interior, la iluminación gana más importancia si cabe porque es la protagonista del salpicadero. Aquel que pague 100 € podrá encontrar una franja LED que recorre todo el perímetro del salpicadero, desde el tercio delantero de una puerta hasta el tercio delantero de la otra.

Esta luz tiene dos funciones.

Evidentemente, la primera de ellas es decorativa. Puedes conducir con ella iluminada, eligiendo su color y su intensidad. Personalmente, esta función no me gustó. Es más, hasta me molestó. En conducción nocturna, se hace muy patente porque está justo en tu campo de visión, y no aporta nada más que la sorpresa de los acompañantes. Para colmo, me mareó. Tuve que apagarla a los pocos minutos para conducir a gusto.

¿Para qué pagar 100 € por algo que igual prefieres tener apagado? Pues por la segunda utilidad que tiene esta franja: seguridad. Algunas ayudas a la conducción se asocian a ella para que percibas mejor ciertos avisos. Por ejemplo, el avisador del ángulo muerto. Si tienes a un coche en el punto ciego de uno de los retrovisores, se iluminará una especie de intermitente en el extremo de la tira correspondiente al lado donde se sitúe el peligro. Esto es algo que deberían de copiar todas las marcas para sustituir a esos tímidos puntitos de luz en los retrovisores que usan la mayoría de ellas.

Además, mantiene esa vigilancia del ángulo muerto aunque hayas aparcado. Si vas a abrir la puerta para bajarte del coche y justo se acerca otro vehículo o, incluso, un ciclista, este ‘intermitente’ parpadeará para avisarte del peligro.

Por cierto, los faros delanteros de este Seat León Xcellence son Full LED. Un aspecto más donde se consolida la doble función que tiene la iluminación en este coche: diseño y funcionalidad.

Un interior lleno de novedades

Una vez que ya hemos jugado con las luces, echemos un vistazo a nuestro alrededor para ver qué novedades tiene el Seat León en el habitáculo.

Vista del salpicadero del nuevo Seat León

Aquí sí que se nota un cambio importante con respecto al anterior modelo. De un primer vistazo, lo más llamativo es que han desaparecido los botones del salpicadero. Apenas encontramos alguno más allá de los que hay en el volante.

Incluso las luces se controlan ahora con unos pulsadores un tanto especiales. Quizá su accionamiento sea un tanto raro comparado con la tradicional ruleta -aquí se debería haber aplicado también la máxima de que cuando algo funciona…-, pero el problema se resuelve activando el modo automático de las luces. Así no habrá que volver a tocar este mando salvo cuando haya niebla.

Para controlar la pantalla central -de 10 pulgadas-, también han desaparecido los accesos directos por botón. Todo tendrás que hacerlo tocando la pantalla. Solo se conservan unos controles físicos algo especiales para la climatización y el equipo de audio, que están situados en el borde inferior de la pantalla.

¿Algo especiales?

Sí, porque no tienen ninguna referencia física con la que confirmar al tacto que, efectivamente, están ahí o los has apretado. Tendrás que mirar para localizar el símbolo de la función que quieras usar-subir o bajar la temperatura y el volumen del audio- y dar un toque o deslizar hacia un lado o hacia otro el dedo. Esto resulta algo engorroso porque hay que desviar la vista de la carretera para realizar estas funciones básicas. Se suma el problema de que, además, los símbolos que señalan estas funciones de audio y climatización no tienen iluminación propia. Así que, de noche, sencillamente no los verás y te costará aún más localizarlos. Un fallo impropio de un coche que ha apostado tan decididamente por sorprender con la luz.

Pero, nuevamente, Seat tiene un as tecnológico en la manga para sobreponerse a estos fallos: si no atinas a subir o bajar la temperatura o la radio con el dedo, siempre se lo puedes pedir al coche con la voz.

Control por voz casi inteligente

Y es que este Seat León tiene un control por voz bastante bueno. A diferencia de los sistemas de la mayoría de marcas, no se limita a escuchar unas pocas órdenes que, encima, se las tienes que enunciar de una forma muy concreta para que el coche logre entenderte. Este control por voz tiene una amplia variedad de posibilidades.

El control por voz puede interpretar tus peticiones sobre navegación, teléfono, sistema multimedia y climatización.

Todo lo que tienes que hacer es dejar que el espíritu de Pepe Domingo Castaño te posea para decir «¡Hola, hola!» -con esa combinación de palabras se activa- y empezar a pedirle. Puede escucharte hablar sobre navegación -te deja establecer tu casa o tu trabajo para que luego le pidas que te lleve a esos sitios-, teléfono -puede leer los correos electrónicos-, sistema multimedia -puede conectarte con plataformas online como Apple Music- y climatización -puede decirte el tiempo y ajustar la temperatura al ocupante que se lo pida, sin variar la zona del otro-.

La escucha es muy buena y apenas da problemas. Su nivel de interpretación de órdenes no llega al de un asistente inteligente como el MBUX de Mercedes o un altavoz inteligente, pero es una gran opción para una firma generalista. Durante la prueba, pude controlar con la voz casi todo lo que iba necesitando en marcha del sistema de infoentretenimiento, sin necesidad de trastear con la pantalla o con los «no botones».

Sería deseable que todos los modelos implementasen un manejo por voz de similar calidad, porque es la forma de no soltar las manos del volante al usar las pantallas que controlan los coches de hoy en día y simplificar su uso.

¿Qué tal funciona el nuevo sistema de infoentretenimiento?

Aparte de ser novedosas las formas de controlar el sistema de infoentretenimiento, este elemento en sí también se ha renovado. El nuevo León estrena una nueva interfaz… que nos ha gustado.

El sistema de infoentretenimiento presenta una primera pantalla que se divide en 3 bloques -navegación, audio y datos del ordenador de a bordo-. En cada uno de esos bloques puedes visualizar diferentes menús deslizando con el dedo, para consultar la información que desees. Además, si deslizas hacia la izquierda, aparece una segunda pantalla que te presenta otros 3 bloques de información diferentes. Es decir, con unos pocos movimientos de dedo, puedes acceder a casi todo lo importante del coche. Está muy bien organizado y expuesto de forma clara y agradable a la vista.

Si nos adentramos en las profundidades de la pantalla, podremos personalizar múltiples aspectos del coche: qué ayudas a la conducción activar, opciones de navegación, manejo de servicios conectados…

También puedes regular cuántos datos quieres que el coche comparta. El Seat León te permite elegir entre varias opciones: desde privacidad máxima -los servicios conectados del coche solo comparten lo imprescindible legalemente- hasta compartir la ubicación del coche con otros usuarios del vehículo mediante la aplicación SEAT CONNECT.

Hablando de conectividad, este León cuenta con los ya imprescindibles Mirror link, Apple CarPlay o Android Auto para conectar el smartphone. También con una tarjeta eSIM integrada que permite llamadas de emergencia y algunas funciones de info-entretenimiento, como información de tráfico en línea, parking y gasolineras, con los horarios de apertura y precios actuales. También es posible escuchar la radio a través de Internet.

Con respecto a la ya citada aplicación SEAT CONNECT, si te la descargas, tendrás acceso remoto a datos de conducción, posición actual de aparcamiento y estado del vehículo. También te alertará si a ese amigo al que le has dejado el coche le pesa demasiado el pie derecho, y podrás controlar ciertos parámetros como la apertura y cierre de puertas, la bocina y los intermitentes.

Un último aspecto destacable sobre el interior del coche es su cuadro de instrumentos digital. Este elemento sustituye los tradicionales velocímetros y cuentavueltas por una pantalla configurable donde puedes seleccionar qué información ver y cómo organizarla. Estéticamente es muy similar al cuadro digital del anterior León, que estaba muy bien resuelto.

Motor de gasolina con 130 CV. ¿Suficiente? ¿Ahorrador?

Bajo el capó tenemos un motor 1.5 de gasolina de 130CV asociado a una caja manual de 6 velocidades. Es de las mecánicas más convencionales de una gama en la que ya os hemos explicado que podéis encontrar microhíbridos, híbridos enchufables y versiones de GNC. ¿Cómo de ahorrador es su clásico gasolina?

En esta prueba, el Seat León ha gastado entre 5 y 6 litros de media cada 100 kilómetros. Más cerca de los 5 litros por autovías, más cerca de los 6 por ciudad. Incluso puedes llegar a los 4,5 litros por autovías, aunque tienes que proponértelo con una conducción bastante relajada. Tiene mérito, porque parte de la prueba transcurrió con el coche a plena carga.

Cálculo del consumo total tras la prueba: 5,7 litros de media.

Como curiosidad, cabe destacar que el coche muestra consejos activos para realizar una conducción más eficiente. Se trata de un sistema conectado con el GPS, de forma que, si te aproximas a una rotonda, el vehículo lo sabrá y te mostrará con antelación un aviso en el cuadro digital para que dejes de acelerar. Así ahorrarás alguna gota de gasolina.

Este motor cuenta con una potencia suficiente. No echarás de menos fuerza, pero tampoco tendrás aceleraciones espectaculares. En mi opinión, es el más equilibrado de la gama.

En cuanto al empuje, este motor cuenta con una potencia suficiente. Las prestaciones oficiales son 208 km/h de velocidad punta y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos.

No echarás de menos fuerza, pero tampoco tendrás aceleraciones espectaculares. Y solo en situaciones muy concretas -a mí me sucedió a plena carga subiendo cuestas pronunciadas en autovía- te verás en la tesitura de reducir alguna marcha para que el coche no baje el ritmo.

En mi opinión, esta motorización es la más equilibrada de la gama.

Con respecto a las ayudas a la conducción, este acabado Xcellence GO L va muy bien servido de serie. Cuenta con control de crucero adaptativo predictivo, asistente de luces de carretera cortas/largas, cámara de visión trasera, asistente de aparcamiento automático y sensor de parking trasero, sistema de alerta por cambio involuntario de carril, asistente de salida aparcamiento y cambio carril, sistema de aviso para salir del vehículo de forma segura, detector de fatiga, reconocimiento de señales de tráfico, detector de ángulo muerto y alerta de tráfico posterior.

VALORACIONES
Conectividad
9
Asistentes a la conducción
9
Tecnologías de confort
9
Tecnologías de entretenimiento
8.5
App
7.5
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.