Hackerstyle

El próximo modelo de Lexus… no tendrá ruedas -tampoco las necesita-

Las marcas consideradas 'de lujo' llevan tiempo explorando otros horizontes muy distintos de los automóviles. Lexus, por ejemplo, se ha 'hecho a la mar'. ¿Le esperará "buena proa" a su primer navío?

Imagen del yate Lexus LY 650

Es una moda reciente entre los fabricantes de lujo apostar por el estilo de vida. Por lo general, estas marcas se conforman con patrocinar eventos -como, por ejemplo, competiciones deportivas o concursos de elegancia– que encajan, más o menos, con sus respectivas filosofías.

Pero algunas quieren ir más allá. Quieren llevar su firma fuera del espectro automovilístico y demostrar que son capaces de afrontar nuevos retos sin perder un ápice de su estilo.

Ya se han dado casos de firmas que salieron con éxito de su ‘zona de confort‘, como los interiores para jets privados que diseñó Mercedes hace un par de años. Ahora, el lujo nipón de Lexus quedará plasmado en… un yate.

No corta el mar, sino vuela

Con el nombre de LY 650, esta embarcación es un yate de recreo de tamaño medio. Posee -en medidas aproximadas- una eslora de 19,96 m y una manga de 5,72 m.

Imagen en muelle del Lexus LY 650

Con estas dimensiones, acogerá en su casco tres camarotes -con sus tres cuartos de baño-, cada uno de ellos con dos camas o camas dobles. En total, hasta cinco amigos podrían acompañarte en un crucero de placer.

Como habrás podido comprobar por las fotos, el LY 650 es todavía un proyecto. Para hacerlo realidad, la marca japonesa cuenta con la colaboración de Marquis Yachts. Este armador estadounidense se está encargando de construir la primera unidad en sus astilleros de Pulaski, en el estado de Wisconsin.

Interior del Lexus LY 650

Además de este proceso, la compañía americana se encargará también de la comercialización y distribución de los ejemplares, en nombre de Lexus. ¿Tendrá éxito un barco con ‘marca’ de coche? Sólo el tiempo lo dirá…

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.