Novedades

BMW ‘mete miedo’ con los datos de su eléctrico i4

La localidad sueca de Arjeplog es conocida por ser un lugar perfecto para poner a prueba la tecnología de los futuros modelos de las marcas. Y BMW está teniendo mucho trabajo allí estos meses…

Imagen del Concept que dará lugar al futuro BMW i4

Muchos lo han intentado en los últimos cinco años, pero aún no ha aparecido una marca capaz de inquietar a Tesla, analizando el producto desde el punto de vista de rendimiento/prestaciones.

Es cierto que en aspectos como la calidad, la deportividad, el tacto de conducción, el confort… marcas de gran tradición como Mercedes, Audi o BMW seguirán siendo la referencia durante mucho, mucho tiempo.

Queda claro que esos factores son muy válidos si se tiene en cuenta el mercado tradicional de vehículos con sistema de propulsión ‘clásico’ -gasolina o diesel-, pero para triunfar en el segmento de los eléctricos premium, hay que contar con ese algo más de alcance y aceleración.

Precisamente, hay un BMW que se empieza a fabricar en 2021 y que podría marcar el punto de inflexión entre las marcas europeas y la estadounidense de Elon Musk. Se llama i4, será una berlina-coupé de tamaño medio, al estilo de un Tesla Model 3 y en estos meses está llevando a cabo sus pruebas de resistencia y durabilidad en uno de los entornos más hostiles para un automóvil: Laponia, en las proximidades del Círculo Polar Ártico.

De momento, la marca no quiere que se conozca su aspecto definitivo: de ahí que en la imagen que ilustra esta noticia se vea al modelo luciendo un completo camuflaje.

Con temperaturas que oscilan entre los -10 y los -15 Cº, es el lugar ideal para comprobar la autonomía real de un eléctrico en las condiciones en las que sus baterías sufren más. Por eso, resulta aún más llamativo el dato que, según BMW, podrá logar este i4: nada menos que 600 km en condiciones de homologación WTLP, es decir, el más exigente de los que se utilizan en la actualidad.

No está nada mal si tenemos en cuenta que la batería tiene un contenido energético de unos 80 kWh; eso quiere decir que el consumo que promete el i4 será extremadamente bajo para conseguir esa excelente autonomía con una batería que no es de las más grandes del mercado. Sí que será una de las que tendrá el diseño más plano, mientras que su peso es de 550 kg.

Foto de tres cuartos delantero del BMW i4 circulando por una carretera nevada

No sólo eso, también se habla de que contará con un motor eléctrico cuya potencia ya ha sido desvelada por la marca: 530 CV; es decir, que iguala el rendimiento de los actuales V8 biturbo de gasolina con los que cuenta la marca. Instalado en el i4, esa potencia es suficiente como para acelerar de 0 a 100 km/h en alrededor de cuatro segundos y superar los 200 km/h.

Estaríamos hablando de registros parecidos a los del Tesla Model 3 Long Range, que es mejor por prestaciones -de 0 a 100 en 4,7 segundos con una velocidad máxima de 233 km/h- y un poco peor en autonomía -560 km en el mismo ciclo que el coche alemán-. No está tampoco nada mal para un coche que pesa 1.847 kg.

Otro duelo interesante estará relacionado con los tiempos de recarga; mientra que Tesla anuncia que el Model 3 es el primero compatible con sus nuevos y actualizados supercargadores, con lo que puede conseguir 270 km de autonomía en 30 minutos. Del BMW -que, por cierto, se fabrica en Munich- ya se sabe que podrá beneficiarse de cargas de hasta 150 kW en la red Ionity desarrollada entre BMW, Ford, Daimler o el grupo VW. ¿Traducción? Con unos 35 minutos de carga, su batería volverá a estar al 80%; es decir, que por cada seis minutos enchufado recupera… ¡¡100 km de autonomía!!

Eléctrico: sinónimo de muy tecnológico

Finalmente, el BMW i4 dispondrá de tecnología suficiente para ofrecer conducción autónoma de nivel 3, lo que quiere decir que sus asistentes a la conducción le permitirán en ciertas ocasiones conducir el vehículo sin la intervención ni atención de la persona al volante.

Imagen tres cuartos trasero del Concept que dará lugar al futuro BMW i4

Esta posibilidad también está presente en el Model 3, que en opción y por 5.300 euros viene con piloto automático capaz, entre otras cosas, de que el coche circule por autopista sin intervención del conductor, realizando incluso adelantamientos a coches que circulen más despacio.

Aún es muy pronto para hablar de precios, pero basta decir que el Model 3 Long Range está a la venta en nuestro país desde 57.600 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.