Novedades

Audi A4 2019: ¿de verdad ‘habla’ con los semáforos?

Un rápido vistazo a la información facilitada por la marca sobre este renovado modelo lo deja muy claro: ahora, el A4 “ofrece una experiencia al usuario similar a un smartphone”. En realidad, se refieren a que el coche está más conectado que nunca.

Audi A4 2019 de color gris tres cuartos delantero
Static photo, Colour:Terra gray

A punto de cumplir cuatro años en el mercado, el A4 -un modelo que se seguirá ofreciendo en variantes berlina, familiar o Avant- y todo camino u Allroad, estrena su ‘versión 2.0’. Es decir, una actualización que, al igual que en muchos dispositivos electrónicos de última generación no cambia mucho su apariencia o aspecto, pero que le permite ponerse al día en todo lo que tiene que ver con la parte tecnológica o de software.

El Audi A4 ha visto en los últimos meses la renovación completa de uno de sus principales rivales, el BMW Serie 3, la aparición de nuevos contrincantes, como el Volvo S60, o la renovación de adversarios de gran éxito, como el Mercedes Clase C. Por todo ello, y coincidiendo con el paso del ecuador de su vida comercial, el Audi estrena importantes mejoras.

Unos faros que lo dicen todo

La parte delantera del A4 se renueva por completo, imitando el estilo y apariencia de los Audi más recientes -A6, Q3, A1-. Además de la parrilla, todo el protagonismo recae en los faros, que ahora son de leds en toda la gama y siempre vienen de serie… aunque con un sobreprecio puedes optar a su variante ‘Matrix LED’, que permite circular siempre con las luces largas, ya que se trata de unas luces inteligentes que pueden apagar selectivamente algunos de sus leds para crear zonas de sombra sobre el resto del tráfico -para evitar deslumbramientos-.

Más pantalla, más conectado

En el interior, lo más llamativo es la nueva gran pantalla en el centro del salpicadero, que forma parte de lo que Audi llama MMI touch o ‘sistema operacional’ del coche. En otras palabras, se ha renovado el sistema de infoentretenimiento y lo que se conoce como HMI -Human Interface Machine-, que es la manera en la que el coche y los pasajeros interactúan entre sí. Dicha pantalla ha crecido hasta las 10,1”, que equivale a unos 25,6 cm en diagonal. No es la más grande -el récord lo sigue ostentando el Model 3 y sus 15”- pero su sola presencia ha dado al interior un aspecto más sofisticado y avanzado.

Imagen del interior del renovado Audi A4 2019
Cockpit

Además, sus gráficos son ahora más limpios, el funcionamiento más fluido y se han simplificado los menús para que el manejo sea más sencillo e intuitivo; a ello contribuye un control de funciones por voz mejorado. No se especifica que sea un asistente virtual con inteligencia artificial al estilo del que lleva un BMW Serie 3, pero sí se anuncia que puede comprender “muchas de las frases que se utilizan en las conversaciones cotidianas”.

Hazle caso y nunca te pararás en un semáforo

Entre los servicios conectados que están disponibles hay algunos conocidos, como la de que el navegador tenga en cuenta información del tráfico en tiempo real… pero también puede contar con funcionalidades Car-to-X -comunicación del coche con todo lo que le rodea, sobre todo con las infraestructuras- para saber dónde hay plazas de aparcamiento… e, incluso, puede conectarse con el control central de semáforos de una ciudad -de momento no se dice si esta posibilidad está disponible en España- para que el conductor pueda adecuar su velocidad y así ‘le pillen’ todos los semáforos en verde… o para que, si estás parado en un semáforo en rojo, el cuadro de mandos te muestre los segundos que quedan hasta que cambie a verde.

Por cierto, que muchos de estos servicios se ofrecerán ‘bajo demanda’ o por suscripción; es decir, puedes adquirir el coche pagando un mes de prueba de una determinada función del sistema multimedia… y, si no te convence, cancelarla, renovarla por otro mes u otro año -y, por supuesto, por cantidades más bajas que si adquirieses ese extra como opción-.

Por suesto, no falta la llamada de emergencia automática, conexión WiFi para los pasajeros a bordo del coche o la app gratuita ‘myAudi’ para instalar en el móvil y contar con funciones remotas en el caso de los teléfonos con sistema Android, como abrir o cerrar el coche, poner en marcha el motor.

Conocido, pero necesario

Al igual que ya sucede en el actual A4, la instrumentación clásica puede dejar paso -en opción- a un cuadro de mandos completamente digital, con una gran pantalla de 12,3” -31,2 cm- con resolución full HD, personalizable -hay tres tipos de ‘vistas’- y compatible con un mejorado HUD que proyecta información al conductor en la zona del parabrisas.

Si no se paga como extra, existen dos cuadros de mandos ‘parcialmente digitales’, es decir, que mantienen sus relojes con agujas, pero añaden un display central de mayor o menor tamaño.

Más asistentes o mejoras en los que ya había

Mucho de los asistentes y ayudas a la conducción ahora pasan a estar disponibles en packs. Por ejemplo, hay un paquete Tour que engloba el control de velocidad inteligente con función stop&go -es decir, el coche puede llegar a detenerse por completo si se encuentra con un atasco o retención, para reanudar la marcha cuando los demás coches comiencen a moverse-.

Audi A4 2019 de color gris tres cuartos trasero
Static photo, Colour:Terra gray

Además, cuenta con el llamado ‘asistente predictivo de eficiencia’, para que el coche mantenga por sí solo el mejor ritmo posible -según el tipo de terreno, los límites de velocidad- y mejore su consumo.

Ahora el más deportivo es diésel… e híbrido

Sin duda, en la parte mecánica llama la atención la llegada de la variante S4 TDI que, por primera vez, estrena una mecánica V6 de gasóleo, ya vista en los S6 y S7. Este motor 3.0 TDI de 347 CV llega a los 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Lo bueno es que dispone de un compresor de accionamiento eléctrico que elimina cualquier retraso de respuesta en el turbo. Este compresor forma parte de todo lo que hace que esta versión sea híbrida: su sistema eléctrico de 48 voltios, que también permite al modelo reducir su consumo medio en 0,4 litros de media cada 100 km.

El resto de la gama seguirá siendo especialmente amplia; habrá otras cinco variantes microhíbridas, de las cuales tres serán de gasolina -con 150, 190 y 245 CV- y otras dos, diésel -136 y 163 CV-. El único de la gama que no incluye esa tecnología es el diésel de 190 CV. Salvo los dos diésel menos potentes, el resto de la gama comenzará su comercialización durante el próximo otoño.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.