A revisión

Nuevos abogados contra el AdBlue de Stellantis

Los propietarios de vehículos de Stellantis (en concreto, de la antigua PSA) afectados por los problemas con sus depósitos de AdBlue, tienen unos nuevos aliados: los abogados del despacho IurisConsum, que ya trabajan en una demanda colectiva.

Peugeot Boxer boca depósito AdBlue detalle

Muchos propietarios de vehículos diésel de Peugeot y Citroën están en pie de guerra. Estos usuarios se quejan de que algunas de las piezas que comprenden el depósito de combustible AdBlue son defectuosas. Por este motivo, les habrían supuesto costosos problemas mecánicos de los que estas marcas no se están haciendo cargo. También se han denunciado incidencias con la sonda lambda y el filtro de partículas.

Demanda por las averías sin garantía

El AdBlue es una solución de urea que se introduce en un segundo depósito. Ayuda a neutralizar los óxidos de nitrógeno, unas emisiones especialmente elevadas en los vehículos diésel. Esta solución acaba inyectada en un catalizador específico, mejorando la limpieza de los gases de escape. Para cumplir con las sucesivas normativas europeas, el AdBlue ha sido una de las grandes soluciones adoptadas por los fabricantes. Los usuarios se quejan de deformaciones en los depósitos de AdBlue de las marcas de la antigua PSA, con riesgo de rotura.

Si aparece el testigo de “fallo anticontaminación” y el propietario no lo lleva al taller, la centralita termina impidiendo el arranque del vehículo al cabo de unos kilómetros. Algunos consumidores afirman que han tenido que cambiar el depósito más de una vez. Cada vez que se sustituye supone desembolsar más de 1.000 euros en el taller.

Ante este descontento, el despacho de abogados IurisConsum ya se ha puesto manos a la obra, y ha anunciado que se ocupará de presentar una demanda colectiva contra Stellantis. Con ésta serán dos las demandas de estas características que inician su tramitación. IurisConsum suscribe las acusaciones de piezas defectuosas e incumplimiento de garantías, y ofrece en su web un formulario que puede completar cualquier propietario afectado para sumarse. La demanda se referirá a los vehículos diésel de Peugeot y Citroën vendidos a partir de 2015.

¿Qué dice cada parte?

En realidad, las quejas vienen de lejos. El grupo de Facebook “Afectados Defecto de Fábrica del Depósito Adblue Grupo Stellantis” se creó en octubre de 2020. Desde entonces, los presuntos perjudicados han ido compartiendo sus experiencias en esta red social. En ella, achacan directamente a un problema de diseño las incidencias con el depósito de AdBlue, y afirman que la marca usa “a su conveniencia” la garantía oficial de cinco años o 150.000 km para este componente. En una actualización del pasado 19 de agosto lamentan además que, tras dirigirse tanto al Ministerio de Consumo como al Defensor del Pueblo y a las organizaciones OCU y FACUA, ninguna de estas instituciones les hayan hecho caso. Actualmente, el grupo de Facebook cuenta con unos 14.000 miembros.

Tras ser consultada por HackerCar acerca de esta polémica, Stellantis España ha manifestado que la compañía “garantiza absolutamente el cumplimiento de la vigente normativa en materia de consumo y emisiones, respondiendo siempre en el caso de una posible disconformidad que eventualmente pudiera presentar alguno de nuestros productos, ya sea en esta materia del AdBlue como en cualquier otra. Adicionalmente, las marcas del grupo Stellantis ofrecen a sus clientes una garantía comercial con coberturas superiores a las legalmente establecidas”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.