Consejos HC

Teletrabajo: cómo hacerlo de forma cibersegura

El coronavirus ha obligado a España a trabajar desde casa. Una forma más cómoda, pero que también implica ciertos riesgos de ciberseguridad. Si quieres evitarlo, mejor que sigas estos consejos.

Una mujer está sentada sobre la cama mirando su ordenador y bebiendo de una taza
Foto: Andrea Piacquadio en Pexels

La expansión del coronavirus está alterando la rutina de los españoles estos días. Hay que tomar medidas para minimizar la propagación del virus. Los niños se han quedado sin colegio y a muchos adultos también se les ha mandado a casa a teletrabajar.

Pero en España nunca ha estado muy extendida esta modalidad laboral, así que buena parte de los españoles aprenderán por primera vez qué hay que hacer para trasladar la oficina al sofá de su casa.

Y la ciberseguridad también tiene mucho que decir ahí. Es importante concienciarse de que la protección contra ciberataques no es la misma en casa que en la oficina.

“Los niveles de protección en entornos domésticos son inferiores a los entornos profesionales, por lo que los cibercriminales pueden aprovecharse de este tipo de situaciones para lanzar campañas de ciberataques que ponen en riesgo tanto a los usuarios como a las empresas” explica Eusebio Nieva, de Check Point.

Por eso, los empleados y las empresas que recurran al teletrabajo deben hacerlo tomando determinadas medidas de ciberseguridad. Desde Check Point ofrecen algunas claves, tanto para el trabajador como para la compañía:

Lo que deben aplicar los empleados

  • No utilizar el ordenador del trabajo para temas personales. Navegar por Internet de forma personal supone hacerlo de forma más despreocupada y accediendo a sitios más arriesgados. Si haces eso con el equipo del trabajo, podrías infectar tu computadora, por lo que habría un equipo de la empresa infectado y se podría pasar a toda la red.
  • Revisar las contraseñas. Las claves que utilices para acceder a tus herramientas de trabajo deben de ser fuertes -en este artículo puedes leer cómo crear una contraseña robusta-. También convendría que revisaras la clave de tu red wifi y asegurarte de que no está abierta.
  • Cuidado con el phishing. Es uno de los ciberataques más habituales. Tiene la apariencia de un correo de trabajo o de una empresa de tu confianza, pero tratan de engañarte para que respondas enviando datos. En este artículo tienes algunas pistas para distinguir un correo electrónico de phishing de uno genuino.
  • Evita las redes públicas de Internet. Conectar tu ordenador del trabajo al Wifi de un restaurante o del aeropuerto no es la mejor idea. Estas conexiones no son seguras, así que un ciberdelincuente podría acceder a los dispositivos que estén conectados o infectarlos con un virus.

Lo que deben aplicar las empresas

  • Confianza cero. Todo la estrategia para facilitar el acceso a la información en remoto debe tener como pilar fundamental el principio de “confianza cero”. Esto implica que todo debe ser verificado, que es imprescindible asegurarse de quién tiene acceso a la información. Además, este es el momento de enseñar a la plantilla cómo acceder a la información de forma segura y remota.
  • Vigilar los accesos a la información a través de cualquier dispositivo. Es probable que, en muchos casos, los empleados trabajen desde casa utilizando su propio portátil o su smartphone. Por este motivo, es clave adelantarse y establecer un plan de gestión de amenazas como fugas de datos o ataques que se propaguen desde estos dispositivos a la red corporativa.
  • Comprueba la salud de la infraestructura. Para incorporar herramientas de acceso remoto seguras en el flujo de trabajo, es imprescindible tener una VPN o SDP. Esta infraestructura tiene que ser sólida, y debería testarse para asegurar de que pueda manejar una gran cantidad de tráfico, mientras los empleados trabajan desde casa
  • Define los datos. Hay que dedicar tiempo a identificar, especificar y etiquetar los datos sensitivos con el objetivo de preparar políticas que aseguren que sólo las personas adecuadas puedan acceder a ellos. En definitiva, reevaluar tanto la política corporativa como la segmentación de los equipos para establecer varios niveles de acceso acorde al nivel de “sensibilidad” de la información.

¿Mejorará el teletrabajo la ciberseguridad?

El teletrabajo tiene riesgos que deben ser tenidos en cuenta. Pero también es posible que esta situación mejore la protección con la que cuentan las empresas. CIO publica que “el coronavirus podría mejorar la ciberhigiene de las corporaciones y dejar un camino de buenas prácticas”.

El medio afirma que las empresas revisarán su política de protección de datos, ya que hay información que por fuerza deberá de salir de la oficina. También cuenta entre las ventajas que las compañías tendrán que actualizar su gestión de las copias de seguridad para protegerse ante una eventual brecha de datos.

¿Y en las empresas de coches?

La industria del automóvil también está sufriendo por el coronavirus. Los planes de los fabricantes se han visto alterados, ya que es una industria que tiene complicado trabajar de forma remota porque es imposible construir un coche con los empleados trabajando en casa. Por eso, ya se han producido algunos cierres en las fábricas.

Pero sí que se están proponiendo algunas fórmulas para mantener operativos, por ejemplo, los servicios de posventa. Automotive News, en su editorial de este lunes, instaba a los concesionarios de automóviles a “considerar algunas prácticas comerciales nuevas”. Entre ellas, destacaba la implementación en los servicios oficiales de mantenimiento de un sistema temporal de recolección y entrega de vehículos a domicilio para que los clientes confinados en sus casas realicen las revisiones oportunas en sus coches mientras están en cuarentena.

J.M. de la Torre
He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.