Ataques

Qué país admite vender datos privados de conductores y vehículos

¿Cómo consiguen dinero los países? Mediante impuestos, con emisiones de deuda pública y vendiendo los datos personales de sus ciudadanos. ¿Vendiendo datos personales? Al menos en el caso de la India, sí, así es.

Imagen de un taxi en las calles de La India
Foto: travelphotographer en Pixabay.

Recientemente, se ha descubierto que el gobierno de la India hace negocio a costa de la privacidad de sus conductores. Lleva desde marzo de este año vendiendo sus datos y la de los vehículos. Bueno, en realidad, no se ha descubierto. Ha sido el propio ministro de Transporte por Carretera y Carreteras, Nitin Gadkari, quien lo ha confirmado con naturalidad.

Dinero a costa de la privacidad

Según informa el medio local India Today, los dirigentes del país habrían dado acceso a dos bases de datos a 87 entidades privadas y 32 gubernamentales. Dichos repositorios virtuales son Vahan, un sitio web que se ocupa de las matriculaciones de vehículos, y Sarathi, otro portal oficial que contiene una base de datos de licencias de conducir.

En concreto, la primera web almacena aproximadamente 250 millones de datos de vehículos, mientras que la segunda contiene 150 millones de datos de licencias de conducir. El gobierno también ha incluido en Vahan y Sarathi datos de vehículos robados del National Crime Records Bureau.

Un tuk tuk verde tradicional de la India en primer plano, en vista de tres cuartos trasera
Photo by Fancycrave.com from Pexels

Todo se confirmó en una reciente sesión del Parlamento de la India. En ella, un diputado preguntó a Gadkari «si el gobierno ha intentado vender las bases de datos de Vahan y Sarathi a granel y, si es así, el ingreso estimado para tal venta”. El ministro respondió que sí, y que el dinero recaudado hasta la fecha asciende a unos 65 millones de rupias -unos 840.000€-.

¿A cuánto está el kilo de dato personal?

El Ministerio de Transporte por Carretera y Carreteras también ha creado una «Política y procedimiento de intercambio de datos a granel» para compartir ciertos campos en los datos a granel del registro de vehículos. «La organización que busque datos puede obtenerlos con una cantidad de 30 millones de rupias -aproximadamente 390.000€- para el año fiscal 2019-20», afirmó Gadkari en una respuesta por escrito al parlamento.

En la India es común vender datos a granel, incluso los privados, pero se trata de la primera vez que el Gobierno reconoce que también participa de ello con fines de lucro.

Las instituciones educativas pueden obtener los datos para «fines de investigación y uso interno solamente» continuó el ministro. La información general se les proporciona tras pagar 500.000 rupias -unos 6.500€- para el año financiero 2019-20, reveló el gobierno. Sin embargo, no está claro cómo las empresas privadas utilizan la información adquirida.

Poco concienciados con la privacidad

India Today explica que, en el país asiático, es común vender datos a granel, incluso los privados, pero aclara que se trata de la primera vez que el Gobierno reconoce que también participa de ello con fines de lucro.

¿Por qué se permite esto? El citado medio lamenta que la India no cuenta con una ley de protección de datos adecuada, aunque el Tribunal Supremo del país ya ha dictaminado que la privacidad es un derecho fundamental. El problema es que no existe un mecanismo adecuado para hacer cumplir la privacidad. Eso, sumado a la falta de conciencia en la sociedad, hacen que el concepto de privacidad “es sobre todo una broma por ahora” concluye el medio.

Protección de datos en Europa

En Europa, la situación es diferente. Con la aprobación del Reglamento General de Protección de Datos -RGPD-, el usuario tiene derecho a saber qué información sobre nosotros tienen y qué uso hacen de ella las diferentes empresas e instituciones. Además de este derecho, también puede rectificar, suprimir, limitar o modificar los datos, como explicaba en este artículo Tomás Prieto, experto en protección de datos.

Sin embargo, no son infrecuentes los casos en los que se sanciona a una empresa por no proteger lo suficientemente bien la privacidad de sus usuarios Un ejemplo de esto son las recientes multas que se les ha impuesto a la aerolínea British Airways y a la red social Facebook.

He estudiado Periodismo para aprender cada día algo nuevo y Humanidades para pensar por mí mismo. Después de ponerme tras los micrófonos de COPE, estoy dispuesto a pasar página en el periodismo del motor. Desde bien pequeñito, los coches han estado en el centro de mis intereses y (según cuentan mis padres) ya con 3 años dejaba alucinada a la gente porque sabía reconocer la marca y el modelo de los coches que veía. La curiosidad es algo fundamental para un periodista, y ¡cómo no iba a sentir curiosidad por los coches del futuro y las tecnologías que los harán posibles!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.