El blog del lector

Más mascarillas y test, menos mordazas a nuestra libertad

Imagen de una persona mirando el horizonte desde una montaña
Foto: Free-Photos en Pixabay.

Me ha encantado la carta de Laura ‘Necesito un abrazo’, me ha llegado al corazón y me ha puesto la ‘carne de gallina’, pero siento no estar de acuerdo con ella cuando dice: «¡Qué más me da si monitorizan todos mis pasos a través de mi teléfono! ¡Pongamos la tecnología a luchar por la salud y la vida, aunque nos quite una parte de nuestra libertad!».

No mezclemos derechos y menos renunciemos a un ápice de nuestra libertad, porque el gobierno actual está extralimitándose en sus atribuciones por el ‘estado de alarma’ y ha demostrado que quiere controlar, no sólo nuestros movimientos, sino también nuestras libertades.

Ya han comenzado utilizando la tecnología y limitando la información contraria al gobierno en Facebook, WhatsApp, Twitter e Instagram, conozco amigos que lo están sufriendo y han creado cuentas falsas en estas redes sociales para apoyar su caótica gestión, han despedido a periodistas famosos de sus programas por verter críticas al ejecutivo.

Sin olvidar la vergonzosa subvención a las webs y televisiones más conocidas que les ‘tapan’ sus errores, han cancelado el portal de transparencia donde deberían estar los contratos de las adjudicaciones de compra de material sanitario, han reducido a una mínima y ‘ridícula utilización’ del Congreso… e, incluso, han ordenado a la Guardia Civil que persiga ‘bulos’ o ‘cualquier comentario’ que les perjudique -y hay una comparecencia del jefe del Estado Mayor de la Benemérita y un mail que lo demuestran-.

Lo que digo no son ‘fake news’ sino hechos. ¿Quienes están ‘actuando’ como ‘hackers’ en realidad? Si permitimos que desarrollen apps para la monitorización de los móviles con la excusa de controlar los focos del Covid19… ¿Qué vendrá después? ¿Nos monitorizarán el ordenador? ¿La navegación por internet? ¿El secreto de la correspondencia aunque sea electrónica…?

Estamos en una democracia y no pueden utilizar la tecnología ni las fuerzas del orden para amordazar nuestras opiniones ni nuestras vidas. El virus se podrá combatir con tecnología, sí, pero sobre todo con más pruebas que localicen a los verdaderos transmisores, y son a ellos y sólo a ellos, a los que hay que confinar para que no contagien, y sólo hasta curarlos lo antes posible para que puedan volver a unirse a la sociedad y disfrutar de su familia y amigos, pero no ‘matar moscas a cañonazos’ encerrando a toda la población y arruinando a todo el país. Pruebas que prometieron y que no han realizado en la cuantía necesaria a la mayor población posible.

La democracia se caracteriza por la independencia del poder Ejecutivo -el Gobierno-, el Legislativo -Las Cortes compuestas por Congreso de los Diputados y Senado- y el Judicial -los Jueces-… Y sobre estos últimos no entiendo porqué están callados.

A mi entender y aunque me equivoque, me parece que no están actuando y supervisando qué es legal y qué no lo es en la gestión del ‘Coronavirus’, que está dejando muchos posibles delitos, desde posibles imprudencias temerarias, limitaciones a la libertad de expresión… hasta ‘extrañas’ contrataciones sin aclarar de materiales defectuososmascarillas y test- a empresas con antecedentes de estafa…  ¿A qué esperan?

Déjenme alzar mi voz en su web que, por cierto, me encanta, para opinar sobre esta desgracia que nos toca vivir y para clamar por la libertad en todas sus modalidades: de expresión, de movimientos -con las restricciones necesarias para prevenir los contagios-, de utilización de la tecnología e internet, ya sea un móvil, una tablet, un ordenador…


Diana, Madrid

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.