Empresas

Los nuevos fichajes de Seat trabajan desde el aire

Si observas cualquier fábrica moderna de automóviles, verás que todo está planificado al milímetro y que cada espacio se aprovecha al máximo. Sin embargo, no dejan de ser estructuras 'rígidas'. Eso sí, esta idea de Seat puede cambiarlo todo.

Drones en la fábrica de Seat

Es cierto que una cadena de montaje o una línea de producción pueden adaptarse rápidamente a nuevos cambios, realizar mejoras constantes… pero no dejan de ser unas estructuras unidas al suelo por la que desfilan los vehículos que se van ensamblando. Es una maquinaria perfectísimamente engrasada, donde todo cuadra con precisión; sin embargo, Seat cree que se puede hacer todavía mejor. ¿En qué sentido?

Pues que en muchas zonas de las instalaciones de la fábrica hay ‘espacio desaprovechado’… en vertical. Un espacio aéreo que puede aprovecharse para que lo surquen drones que se dediquen a llevar piezas por las instalaciones, en especial las centradas en el montaje de coches eléctricos. Y eso es lo que está investigando Seat para su planta de Martorell.

Pero no lo está haciendo con unos drones cualquiera; de hecho, la imagen que tenemos de estos aparatos es que necesitan ser controlados desde un mando a distancia. Pues bien, lo que está investigando Seat, con la inestimable colaboración del centro tecnológico Eurecat es el empleo de drones… pero que sean capaces de transportar piezas de forma autónoma: es decir, que se puedan aprender una ruta, que puedan ver todo lo que les rodea y que puedan hacer su labor sin la intervención humana.

Este proyecto pionero se está llevando a cabo, de momento, en el taller 9 de la planta de Martorell; tal y como explica Alba Gavilán, responsable de Digital Execution & Delivery en el departamento de Estrategia de Producción, la idea es «explorar las ventajas de la movilidad autónoma vertical para desaturar el suelo y trasladar piezas ligeras de una manera más rápida, limpia y eficiente».

Por ahora se está probando con una unidad, pero la idea es que termine siendo una flota que reciban una programación para realizar su labor de manera autónoma; pero para llegar a ese punto, hará falta tiempo y esfuerzo. Por ejemplo, es necesario que dediquen infinidad de horas al mapeado, la programación, las pruebas con obstáculos para entrenar al drone… De hecho, este proyecto comenzó a gestarse en 2019, acumula más de 1.500 horas de trabajo y ni siquiera se detuvo en los momentos más complejos del COVID19.

Lo de los drones autónomos suena muy futurista… pero no es lo único que ya funciona en modo ‘piloto automático’ dentro de la planta de Seat. Por ejemplo, ya hay grupos de robots que se mueven de forma autónoma; incluso hay un dron que hace lo propio de puertas afuera. Pues bien, con los drones indoor que se están probando se complementará la tarea de todos los anteriores.

Esta interesante idea es uno de los más de 25 proyectos que se han presentado en la tercera edición de los Seat Innovation Day, que tienen lugar los días 28 y 29 de octubre; se trata de un evento que busca reconocer y promover «el carácter innovaddor entre los empleados de la compañia». Aparte de los drones autónomos también se han podido ver el diseño y fabricación de un monoplaza eléctrico y autónomo, ensayos de simulaciones de protocolos de seguridad de los asistentes a la conducción…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.