Tecnología HC

¿Es posible? Cómo construir un turbo con poco dinero

Si quieres más potencia para el motor de tu coche, un turbocompresor es una buena opción para lograrlo. ¿Se puede tomar energía de los residuos del tubo de escape y usarla para meter más aire en el motor?

Construir Turbo

A diferencia de moderadores más simples, como un mayor tubo de escape o una leva de cambio suave, un turbocompresor instalado en un motor de inyección de combustible suele requerir un reemplazo íntegro de la Unidad de Control de Motor -ECU en inglés-. Esto sucede especialmente en coches más antiguos. Además no es barato, llevando a muchos a juntar coches con turbocompresor con ECUS ajustables de fábrica.

En los años 90, estas unidades dentro del mercado de piezas de repuesto eran incluso más costosas, llevando a muchos a prescindir de ellas. En vez de estas, muchos entusiastas usaban «hacks» creativos para hacer que sus creaciones de turbos fueses una realidad barata. Actualmente, hay poca distancia separando al lector de poder hacer exactamente lo mismo.

Combustible y ritmo

¿Cómo evitar el riesgo de daños o detonación?

La razón por la que la instalación de un turbocompresor suele necesitar una reforma o cambio en su ECU se debe a una necesidad, la de renovar la gasolina y el mapa del «timing». Un motor de aspiración natural -NA- y de inyección de combustible puede medir el flujo de aire entrante y llenar el motor. También usa esta información para determinar la cantidad correcta de gasolina a inyectar, y cuándo activar las bujías.

Sin embargo, y una vez esté instalado, la presión en la aspiración -que suele ser inferior a la presión atmosférica en el motor NA- se vuelve positiva bajo condiciones mejoradas, pudiendo confundir a un ECU corriente. Como mucho, vuelve a un método de control «open loop», ignorando las lecturas de presión del flujo de aire en el motor. Esto usa una tabla base para decidir cuánto combustible inyectar y cuándo comenzar la ignición, basándose en las RPM del motor y en la posición del acelerador.

Con el turbocompresor forzando mucho más aire en el motor del previsto por el ECU, el ratio aire/combustible será notablemente austero. Esto seguramente llevará a la detonación, donde la carga aire/combustible en el cilindro se detona en vez de arder en un radio constante y tranquilo. Esto podría dañar o destruir el motor en muy poco tiempo.

Las ganancias que están en juego

Por tanto, para hacer funcionar un turbocompresor en un coche que anteriormente poseía un motor NA, se debe inyectar más gasolina para igualar la cantidad de aire añadido en la aspiración. Después de todo, las ganancias en poder del motor salen de aquí. La mejor manera de lograrlo es utilizando un ECU adquirido, que permita el control total sobre el «map timing» y la gasolina. Esto permite llegar al punto en el que el motor funcione de manera óptima, sin alcanzar el límite mencionado de daño o detonación, y actuando de manera inofensiva y sólida.

Sin embargo, hay maneras más rudimentarias de realizar el trabajo, sin llegar al inconveniente de un total reemplazo del EC, por ejemplo mediante un aumento del flujo de gasolina y controlando el ritmo.

Opciones de bajo presupuesto

La solución de baja tecnología, con poco dinero, para el consumo de combustible es un regulador de presión del combustible. Este aumenta la presión den la vía de combustible en proporción con el nivel de aumento. La mayor presión hace que los inyectores lleven más gasolina al mismo ciclo. A su vez permite aumentar el flujo de combustible en el motor, mientras que el turbocompresor es estimulado sin requerir cambios en el mapa de gasolina del ECU adquirido. Estos instrumentos pueden ser asequibles, normalmente con variedad de diafragmas intercambiables, para cambiar el ratio y sintonizar la entrega de combustible. Eso sí, con mucha menor delicadeza que un mapa de gasolina propiamente sintonizado.

En cuanto a tiempo, hay unas pocas opciones para evitar la detonación. Es coches donde tal ajuste sea posible, la forma más barata es simplemente desinflar el ritmo base del motor a un nivel inferior. Esto con suerte evitará la detonación al funcionar el motor a altas RPM, así como a altos niveles de incremento. Pero a niveles inferiores de RPM y de situaciones de carga, el coche seguirá funcionando a un ritmo menor al óptimo. De hecho, sacrificará poder y capacidad de conducción, y apenas dejará que el motor repose. Esto puede estar bien para diseños baratos de carreras, pero frustrante para un coche convencional de carretera.

Intercambiar los ECUs, el «hack» más popular

Algo de lo que el lector se dará cuenta cuando investigue sobre estos instrumentos es que la mayoría de entradas en foros sobre esta tecnología son del año 2005. Se debe a que, mientras la tecnología ha progresado, los ECUs del mercado de piezas de repuesto se han abaratado hasta tal punto que se han vuelto una opción atractiva. Así, la capacidad de sintonizar en un mapa de gasolina y ritmo, en vez de hacer que un ECU adquirible entregue grandes cantidades de combustible extra, suele llevar a un coche que conduzca más suavemente y a que sea menos probable que explote.

También es mucho más fácil de sintonizar, pero las partes mencionadas se usan en las creaciones más baratas. Un ejemplo es el Proyecto Broke and Boosted. Estas técnicas también son útiles para motores NA -o «aspirados»- supercargados. También en motores con carburador y en construcción de turbos, a pesar de sustituir a los reguladores en carburadores, y los interceptores de los sistemas de ignición.

Un ECU moderno puede ser la forma más fiable y precisa de sintonizar un turbocompresor -«boosted engine»-, pero no es la única. Sin embargo, no se debe esperar obtener mucha ayuda de la amplia comunidad automotriz, si se intenta llevar a cabo tal construcción. Las técnicas y trucos necesarios han sido mayoritariamente enviados al cubo de basura de la historia. Por tanto, se pueden encontrar viejos manuales, o bien se puede encontrar y solucionar cada problema a ciegas. Si el dinero, las regulaciones para carreras, o la pura emoción de hacer las cosas «a la antigua» pone a alguien en dicha situación, esta guía debería ser su mejor aliada.

Periodista al que le gusta ampliar su rango de visión hacia diversos ámbitos. Me interesan mucho los temas que tengan que ver con las relaciones de poder y la economía, y considero que la ciberseguridad tiene un gran peso en ambos, por lo que intento aprender un poco cada día para perfeccionar mis métodos y poder ayudar todo lo posible a aquellos con sed de conocimientos en el mundo digital y del motor.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.