Tecnología HC

Cuando Nissan lanzó una pelota de golf… con conducción autónoma

Gracias a la tecnología, cualquier objeto podrá moverse por sí mismo y hacia un destino concreto sin perderse por el camino o sufrir un percance. ¿Y si se aplican los principios y avances de la conducción autónoma… a una pelota de golf?

Imagen de una mujer en un campo de golf.
Foto: Stefan Waldvogel Stefan Waldvogel en Pixabay.

John Rahm, Brooks Koepka, Rory Mcllory o el incombustible Tiger Woods podrían tener, en breve, un inesperado rival: cualquier niño de cinco años que sepa manejar un palo de golf. Y es que cualquier persona podrá embocar sin ningún problema gracias a una divertida ocurrencia que tuvo Nissan hace unos meses: la de crear una pelota de golf inteligente, que basa su funcionamiento en la tecnología de la que dispone la marca japonesa.

En concreto, en la firma japonesa han recurrido a algunas de las soluciones ya vistas en sus asistentes a la conducción reunidos bajo el nombre de ProPilot 2.0 que van a debutar próximamente en el Skyline -un coche que no se comercializa en Europa- y que poco a poco se irán extendiendo a los futuros lanzamientos que lleguen, para aplicarlos a esta bola inteligente.

Imagen de la trayectoria que sigue la pelota inteligente de Nissan.

El objetivo que se persigue es que la pelota se desplace por el campo hasta el agujero con un solo golpe, lo cual permitiría, según Nissan “ofrecer una experiencia de golf sin estrés”… a cambio, quizá, de hacer más aburrido este deporte. Para que funcione, el sistema recurre a una cámara elevada que detecta tanto la posición de la pelota como del agujero.

Cuando se golpea con el palo, un sistema de seguimiento se encarga de calcular la ruta correcta en función del movimiento de la misma, lo cual es necesario para ajustar su trayectoria.

¿Recuerdas a BB8 de Star Wars?

La pelota está dotada de una serie de sensores, así como un pequeño motor eléctrico, lo cual la permite mantener la trayectoria que la lleve hasta el agujero. Nissan recuerda que no es la primera idea ‘original’ que ha tenido para aplicar sus adelantos en cuanto a asistentes de la conducción en objetos que no son coches.

De hecho, ya presentó en 2016 un proyecto de silla de aparcamiento inteligente -para que, después de una reunión en la cual todas las sillas quedan desperdigadas, estas vuelvan automáticamente a colocarse junto a la mesa de trabajo-, otra silla ‘de seguimiento’ para que la gente pueda hacer cola sin cansarse o hacer una visita guiada, por ejemplo, a un museo…. E, incluso, unas zapatillas que se ordenan por si solas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.