Concepts y prototipos

Nissan IMQ Concept: ¿es éste el futuro Qashqai?

Desde hace ya más de una década, el Qashqai ha sido el gran éxito de Nissan. Su renovación, que ya se está ultimando, podría tomar rasgos y soluciones de este llamativo IMQ.

Es evidente que un coche como el que ves en las fotos no va a llegar a los concesionarios ni en breve… ni en el futuro. Pero, como indican desde Nissan, este concept tanto por soluciones de diseño como, sobre todo, por tecnologías, es una “demostración que señala el camino a seguir para la próxima generación de Crossovers”. Una categoría en la que el modelo más representativo de esta marca japonesa es el mencionado Qashqai.

Sin embargo, aparte de su arriesgado diseño, Nissan quizá nos esté adelantado que su futuro crossover tendrá una variante eléctrica de autonomía extendida y que la solución mecánica empleada tendrá que ver con la terminología e-POWER, una solución completamente nuevo que toma como punto de partida una tecnología que Nissan ya utiliza en Japón para sus Note y Serena.

Para hacerse una idea de lo que es capaz, este dispositivo ofrece en el concept IMQ una potencia total de 250 kW -equivalente a 340 CV con un par máximo de 71,4 kgm. Unos registros que estarían disponibles con accionar ligeramente el acelerador, debido a la entrega contundente e inmediata de las mecánicas eléctricas.

Imagen del futurista interior del concept Nissan IMQ.

Aunque no se han anunciado datos de autonomía, eso no sería un problema porque el coche dispone de un motor 1.5 turbo de gasolina que no impulsa al coche, sino que genera la energía suficiente para cargar las baterías del motor eléctrico.

Para que esta potencia llegue de manera controlada a los neumáticos, Nissan plantea un dispositivo -lo llama ‘tracción total multi-motor’ que lo que hace es repartir esa fuerza de manera independiente a cada una de las cuatro ruedas, lo cual mejora el agarre y la tracción, incluso sobre superficies muy deslizantes.

Nunca más viajarás solo

En el concept también se añade la tecnología Invisible-to-Visible, que hizo su debut en la última edición del CES de Los Ángeles y que pretende mostrar al conductor, a través del parabrisas, elementos que durante la conducción no son visibles para el conductor pero que está ahí y pueden ser potenciales peligros, como -por ejemplo- un atasco repentino  a la salida de una curva, un vehículo que se va a saltar un stop a la vuelta de la esquina…

La idea es combinar el mundo real y el virtual haciendo uso de lo que llaman tecnología Omni-Sensing para que el interior del coche y el exterior estén continuamente comunicados. Además de las funcionalidades ya mencionadas, también añade la proyección en el asiento pasajero de una figura animada en 3D, un avatar que actúa de copiloto para darnos todo tipo de consejos durante la marca.

Un diseño llamativo… por una razón

Con una longitud total de 4,558 m de largo, 1,56 m de alto y 1,94 m de ancho, de conservarse estas proporciones en un hipotético modelo de serie, estaríamos ante un SUV de aspecto más estilizado, bajito y ancho que el actual Qashqai.

Imagen del Nissan IMQ en tres cuartos traser

Este Nissan viene equipado con unos interesantes neumáticos Bridgestone Connect -sobre llantas de 22”- que se han hecho a medida del concept… y que destacan por su inteligencia, ya que son capaces de mostrar al conductor a través del cuadro de mandos todo tipo de información relacionada con su nivel de carga, presión de inflado, temperatura, nivel de agarre, el estado de los mismos… Unos datos que también usa el propio vehículo para que otros dispositivos funcionen de la mejor manera posible.

Lo veremos, pero no tan grande

El salpicadero está presidido por una gran pantalla de nada menos que 84 cm de ancho; esta pantalla -cuya altura va disminuyendo a medida que se prolonga hacia el lado del pasajero-, cuando está apagada se vuelve de color negro, como la pantalla de tu teléfono móvil. Al encenderse, entre otra información, muestra datos e información sobre el mencionado sistema e-Power y otros sistemas del vehículo.

Cada vez más autónomo

El IMQ también da algunas pistas de cómo será la próxima evolución del conjunto de asistentes a la conducción conocidos como ProPILOT, que darán un paso más para que en la próxima generación del Qashqai veamos funcionalidades cada vez más próximas a la conducción autónoma, en especial a la hora de circular por calles o por autopistas urbanas -como la M40, la S40…-.

El sistema, compuesto como hasta ahora por radares, sensores y cámaras alrededor de todo el coche es capaz de ver todo lo que le rodea, con el fin -por ejemplo- de interpretar las diferentes señales de la carrerera, las de tráfico o los paneles informativos para que el vehículo tome sus propias decisiones durante la marcha.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.