Movilidad

Las autopistas inteligentes que se conectarán a tu coche serán realidad muy pronto

La multinacional de las infraestructuras Ferrrovial, presidida por una de las grandes fortunas españolas, Rafael del Pino, amplía su visión de las carreteras hacia el mundo hiperconectado. ¿Autopistas que se conecten a los vehículos? Tiene más aplicaciones positivas de las que pueda creerse, como también varios hándicaps que se deberán tener en cuenta.

ciberseguridad, carreteras, carreteras conectadas, ferrovial, proyectos, las nuevas carreteras, carreteras del futuro, hackers, crackers, ciberseguridad de los coches, ciberseguridad automoción,

Una colaboración entre Grupo Ferrovial y Cintra pretende aplicar en las carreteras una fórmula innovadora que puede llevar al límite los peligros de una movilidad sin ciberseguridad. La idea del proyecto ‘AIVIA Smart Roads’ busca acercar a varios países una “nueva generación de autopistas digitales conectadas”.

¿Cuál es el motivo? La razón radica en que exista un ecosistema eficaz entre vehículos algo más anticuados y los tecnológicos con diferentes niveles de autonomía. En una era de dominancia irrefrenable del 5G y el ‘Internet de las Cosas‘, parece que la «tortuga» de la nueva movilidad apunta a ser las infraestructuras.

Ferrovial y Cintra han apostado por rodearse de socios de gran categoría para la consecución del proyecto: Microsoft, 3M, Telefónica, Kapsch, Capgemini… Incluso, en los últimos meses, Ferrovial selló una alianza con la consultora tecnológica Sngular, con el propósito de desarrollar -en España- productos digitales basados en Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas.

Los nuevos sensores, como las cámaras LIDAR de Inteligencia Artificial, permitirán la identificación inmediata de incidencias y obstáculos, y toda esta información se procesará mediante tecnología informática de última generación.

Cintra y Grupo Ferrovial, en nota de prensa.

Comienzan a aparecer competidores

La carrera por la carretera conectada no solo tiene al Grupo Ferrovial como competidor. El proyecto de ‘Smart Roads’ ya ha visto como otros grupos empresariales han mostrado sus intereses en poder conquistar la meta.

‘Neo Roads’ es el nombre del otro proyecto de a pie que pelea por equipar la autopista del futuro, de la mano de la concesionaria Globalvía. La similitud es clara, aunque trasladan la idea de innovación al término griego -neo- y dejan de lado el anglicismo ‘smart’. ¿Comparten el mismo propósito?

Pues al igual que el proyecto ‘Smart Roads’ de Ferrovial, las bases para conseguir el éxito pasan también por la tecnología 5G, los algoritmos de Inteligencia Artificial y las comunicaciones V2X -vehicle to everything, vehículo a todo-.

Imagen que refleja la comunicación V2X en las autopistas.

Sin embargo, Globalvía cuenta ya con un candidato para llevar a cabo su primera prueba de autopista inteligente: la Pocahontas Parkway en Virginia, Estados Unidos. El icónico personaje de Disney puede convertirse en el referente a nivel mundial de infraestructuras inteligentes, con capacidad para estudiar y comprobar los servicios de información de seguridad para conductores, o el funcionamiento de los mapas integrados de vehículos conectados que comparten la carretera… Además de estar continuamente al tanto de las posibles mejoras de mantenimiento que requieran.

La carrera es feroz, tanto que podríamos hablar incluso de un tercer participante. Abertis, que cumple 20 años desde su fundación, es la otra gran concesionaria que se une al duelo. Sin agrupar sus avances en un único proyecto, Abertis suma experiencia proyecto tras proyecto, lo suficientemente eficaces como para plantar cara a Globalvía y Ferrovial. Las C-Roads, sobre transporte cooperativo y conducción autónoma; ‘Inframix’ que analiza la convivencia de vehículos convencionales y conectados; o ‘Garaje’ -lanzado junto a IBM- que aplica tecnologías para el mantenimiento y gestión de las autopistas-.

¿Estarán teniendo en cuenta la ciberseguridad?

El poder a nivel internacional del conglomerado de empresas españolas en infraestructuras es más que claro, pero ahora hay que sumarle también la lucha por el dominio de la digitalización de estas. Pero, ¿se están pasando por alto las posibles vulnerabilidades de ciberseguridad que podrían surgir en esta carrera en ser el primero en traer la carretera conectada?

Habrá que esperar a que así sea, pues darlo por descontado podría provocar preocupaciones graves en el ámbito de la ciberseguridad. La interconexión de automóviles y carreteras crea un espacio propicio para ataques, siendo relativamente sencillo buscar y encontrar vulnerabilidades en los sistemas de comunicación V2X o tratar de interceptar y manipular los datos que fluyen entre vehículos e infraestructura.

Esto podría dar lugar a situaciones peligrosas en la carretera si los piratas informáticos interfieren en la comunicación entre vehículos y sistemas de control de tráfico. Podrían procurar, por ejemplo, un ataque de denegación de servicios que interrumpiese el flujo de los datos y provocara un atasco kilométrico.

Los ‘crackers’ más experimentados podrían además comprometer los sistemas de señalización digital en las carreteras, lo que podría llevar a la aparición de señales falsas o engañosas en las pantallas de los vehículos, pudiendo poner en peligro la seguridad vial. Las aplicaciones móviles utilizadas para interactuar con las autopistas también pueden convertirse en unos de sus grandes puntos débiles.

Transportation and technology concept.

La proliferación de sensores y cámaras en las carreteras podría convertirse incluso en una fuente de preocupación. Estos dispositivos recopilan datos en tiempo real y transmiten información crítica para la seguridad del tráfico que, sin la protección adecuada, pueden utilizarse como herramientas de control sobre las personas, como ya se ha hecho con aplicaciones móviles de vehículos.

La dependencia de tecnologías de vanguardia, como el 5G y la Inteligencia Artificial, también introduce desafíos de ciberseguridad, por su novedosa naturaleza y todo el desconocimiento que las rodea. Los sistemas avanzados son atractivos para los ‘crackers’ informáticos y, si no se implementan medidas de seguridad sólidas, el peligro en la carretera puede acabar aumentando exponencialmente.

El trabajo de empresas como EUROCYBCAR

Para avanzar hacia una movilidad 100% segura, la ciberseguridad figura como una de las preocupaciones centrales. En España contamos con empresas, como la vasca EUROCYBCAR, que han sido pioneras en el desarrollo de la movilidad cibersegura, siendo además la primera en certificar el primer vehículo ciberseguro del mundo, la moto eléctrica de la ‘startup’, también vasca, NUUK Mobility Solutions.

Adelantados a su tiempo, ya que llevaron a cabo el hito años antes de la entrada en vigor de la UNECE/R155, normativa que obliga a que todos los vehículos que se vendan a partir del 2024 cuenten con su certificación en ciberseguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.