Hackerstyle

Descubren que conducir en un circuito… ¡es bueno para tu salud!

Conducir nuestro coche en circuito, escuchar música mientras vamos al volante, o beber agua para mantenernos hidratados durante un largo viaje, significarían según un estudio de la Universidad de Loughborough, beneficios emocionales positivos para nuestra salud.

Imagen de personas haciendo ejercicio en un circuito

La Universidad de Loughborough, líder mundial en Ciencias del Deporte, y la marca de coches de alto rendimiento Abarth han revelado que conducir un coche en un circuito de carreras aumenta significativamente el estado de ánimo de una persona en comparación con un entrenamiento en el gimnasio.

El estudio reveló que, las personas se sentían un 59% más felices cuando conducían un Abarth en un circuito de carreras que cuando participaban en una sesión de gimnasia.

Además, los niveles de felicidad eran un 116% más altos cuando los asistentes conducían que cuando realizaban una sesión de cardio. Y curiosamente, solo había una diferencia marginal en el estado de ánimo -4%- entre la conducción en pista y una sesión de pesas.

Para calcular científicamente el estado de ánimo de las personas, se utilizó una serie de medidas y tecnologías diferentes, como la del reconocimiento facial de primera clase instalada en el gimnasio y en los coches para seguir las expresiones faciales de las personas, un monitor de frecuencia cardíaca, un reloj de pulsera portátil de calidad médica y un cuestionario de autoevaluación.

La combinación de medidas fisiológicas y psicológicas permitió a la Universidad de Loughborough detectar con precisión las emociones que se experimentaban durante cada actividad, incluidos los sentimientos de felicidad, sorpresa, excitación, excitación, ira y tristeza.

Música al volante: un aliado de siempre

Así mismo en otro estudio de la misma universidad, se afirma que la música podría servirnos para incrementar nuestro nivel de alerta cuando conducimos, al menos durante cierto periodo de tiempo. 

En esta ocasión el experimento se realizó con 15 personas, que debían conducir en condiciones monótonas durante cinco horas. Al cabo de 2,5 horas, les dejaran que sintonizaran una estación de radio de su preferencia y se apreció que el nivel de alerta aumentó, pero solo durante 30 minutos, después volvió a disminuir, lo cual es perfectamente normal ya que se acostumbraron al nuevo estímulo.

Este estudio se complementa con la tesis de la Universidad de Groningen, que asegura que cuando ya tenemos cierta experiencia al volante y hemos ganado confianza, la música nos mantiene concentrados y alertas por lo que no representa ningún peligro. Eso sí, siempre y cuando no sea demasiado alta y el género musical no genere demasiada relajación o exaltación.

Bebe agua mientras conduces

El coche y la deshidratación -juntos- son muy peligrosos. Beber suficiente agua -lo ideal es hacerlo cuando detengas el vehículo para hacer alguna pausa durante la conducción- puede reducir los efectos negativos de la ansiedad y puede ser esencial cuando se trata de controlar el estrés. La hidratación adecuada puede ayudar a controlar los nervios.

Lo que debemos hacer -y lo que recomienda la OMS- es consumir agua a lo largo del día, con un mínimo de dos litros durante una jornada -si es especialmente calurosa o estás llevando a cabo actividades físicas, la cantidad debería ser mayor-, para mantener los niveles de líquidos en el organismo.

Según el estudio Deshidratación y Conducción de la Universidad de Loughborough en Reino Unido, mantener una buena hidratación puede evitar hasta un 60% la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico, pues una hidratación inadecuada puede provocar mareos, fatiga, pérdida de concentración, dolor de cabeza y somnolencia.

Soy un alma libre en busca de mi crecimiento personal y profesional. Sé que somos aves de paso y mi plan es vivir para dejar huella. Estudié ciencias de la comunicación en la Universidad Nacional de Piura, en Perú. Mis ganas por saber que hay más allá de mi zona de confort siempre me empujan en busca de nuevos retos y conocimientos, es así que trabajé en distintos sectores de la comunicación formando un perfil multidisciplinario. Actualmente pertenezco a la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras, me encuentro en Italia finalizando mi segunda maestría, esta vez en Marketing e investigación de mercados y redacto para HackerCar, lo más resaltante sobre motores, tecnología y ciberseguridad, como parte del periodismo especializado. Me encanta el cine, la buena música, la moda, los autos de lujo y la manera en cómo los medios de comunicación influyen en las decisiones de compra de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.