Novedades

Zenvo TSR S, el deportivo que se ríe de la electricidad

Llevamos meses, incluso años hablando de una oleada de superdeportivos eléctricos de marcas más o menos conocidas, como si ya no hubiese vuelta atrás en la electrificación de este tipo de modelos. Pero siempre hay excepciones.

Imagen delantera Zenvo

En este caso, la ‘excepción’ la marca la firma danesa Zenvo, que ha presentado el TSR-S y, lo que es mejor aún, un configurador donde se puede jugar con todas las posibilidades de personalización del modelo. Y es que, hasta ahora, esa era una posibilidad de la que solo podían disfrutar los clientes de la marca, pero que ahora se encuentra a disposición del gran público.

¿Qué cosas se pueden elegir en un modelo como éste? Por ejemplo, es posible elegir entre llamativos colores para la carrocería, incluso el diseño y tejido de la fibra de carbono, que es el elemento que más abunda por todo el vehículo. Por otro lado, también es posible elegir entre diversos tipos de ruedas, llantas -con un sistema de construcción que las colores de las pinzas de freno y hasta los logotipos, que pueden ser en fibra de carbono. La personalización puede ser así de extrema porque de este modelo, Zenvo Automotive sólo fabrica cinco coches al año, totalmente a mano, en sus instalaciones de Dinamarca.

En cuanto al modelo en sí, se trata de un deportivo que no apuesta para nada por la electricidad, sino que dispone de un motor de ocho cilindros en V, con doble turbo, una cilindrada de 5,8 litros y una transmisión con una caja de cambios secuencial de siete velocidades que, aseguran, deriva del mundo de la competición. Esta última cuenta con dos modos de conducción: el Road, que realiza cambios asistidos ‘electrónicamente’ para que resulten lo más suaves posibles, y el modo Race, con el que se pueden hacer cambios mecánicos y muy rápidos. Por su parte, los frenos -ceránicos de carbono, cómo no- dispone de un tamaño de 395 mm en el eje delantero y 380 mm en el trasero.

Libre de baterías que incrementen el peso, este modelo de Zenvo tiene un peso relativamentr ajustado de 1.495 kg -con una distribución al 44% delante y el 56% detrás-; eso permite que el TSR-S con sus 1.177 CV sea muy bueno en lo relacionado con aceleración, pues pasa de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, alcanzando los 200 km/h en 6,8 segundos… y trepar hasta el que es su registro quizá menos llamativo: el de la velocidad máxima. De hecho, la marca lo ha limitado a 325 km/h, lo cual quizá no dice mucho de sus cualidades y estabilidad a alta velocidad, porque posibles competidores con una potencia similar son capaces de dejar muy atrás los 400 km/h.

Imagen trasera del Zenvo

Bueno, en realidad el Zenvo sí que juega con algo de electrificación; y es que en su caja de cambios dispone de un módulo híbrido que aporta un pequeño extra de potencia, ayuda a mejorar el funcionamiento del control de tracción, permite añadir una octava marcha hacia adelante y también mueve al coche cuando se inserta la marcha atrá.

Con todo, cuenta con soluciones llamativas desde el punto de vista aerodinámico, como lo muestra su alerón patentado que es capaz tanto de actuar como un freno como de ‘minimizar eficazmente el balanceo de la carrocería de las curvas”. También hay una entrada de aire en la parte superior del techo para ayuda a la refrigeración, siendo ese el punto más alto de un coche que levanta 1,198 m sobre el suelo.

Es el valor más comedido, pues hablamos de un coche realmente grande, como lo demuestran sus 4,81 m de largo, 2,038 m de ancho -sin contar los retrovisores- y generosa distancia entre ejes de 2,90 metros. Otro dato curioso es que hay apenas 95 mm de distancia entre el coche y el suelo; pero para no ir rozando en badenes o entradas a garajes, cuenta con un sistema de elevación que permite llegar a los 14,5 cm.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.