Hackerstyle

Ya puedes configurar un Porsche… y dejarlo bien ‘pintado’

¿Pasas mucho tiempo configurando coches... que no podrías comprar? Si lo haces con Porsche podrás, al menos, llevarte un 'souvenir'...

Imagen promocional de Porsche VIN Art

Si eres amante de los coches -y pasas mucho tiempo navegando por Internet-, seguro que lo haces a menudo. Sin, necesariamente, buscar un coche nuevo, pasas horas y horas en los configuradores de las webs de las marcas.

Y, evidentemente, como en todo, hay clases. Si se trata de una firma generalista, el interés se centra en discernir -por ejemplo- qué paquetes opcionales son los más razonables a la hora de efectuar una compra inteligente. Pero, en el caso de las archiconocidas ‘premium’… la experiencia se convierte en una suerte de ‘regreso a la infancia’, donde la pantalla es un ilimitado ‘escaparate de juguetes’.

Extensas paletas de colores -más los que quieras encargar ‘a tu gusto’-, páginas y páginas repletas de los extras más variopintos… Todo ello conforma una imagen, en la página final, que invita a soñar. Un sueño, eso sí, efímero, pues dura… lo que tardamos en hacer clic y cerrar la web.

Un sueño… en la pared de tu salón

Evidentemente, nada de lo que haces en la ‘red de redes’ resulta anónimo -pero eso ya lo sabes, porque nos lees-. Y en Porsche, como en el resto, saben de sobra que la mayoría de usuarios de su configurador web no materializan sus sueños en un pedido a la fábrica. Quizá por ello, han tenido esta curiosa idea: si lo deseas, puedes llevarte a casa un ‘recuerdo’ físico de tu configuración.

Ejemplo de Porsche VIN Art

Dicho ‘souvenir’ consiste en una lámina de aluminio de alto brillo, decorada -en su cara frontal- con una imagen de tu Porsche ‘virtual’, sobre un fondo inspirado en el color que eligieras para la carrocería. Este artículo -disponible en varias alternativas de soportes y tamaños- lo hace posible una tecnología que la marca alemana denomina ‘VIN Art’.

A través de una sencilla web, puedes introducir el ‘código Porsche’ de tu configuración -o, incluso, el número VIN de un Porsche real- y ‘darle vida’, eligiendo entre una amplia variedad de diseños para la ‘obra’.

Licenciado en Periodismo, comencé mi andadura en prensa local con el Heraldo de Soria y terminé haciendo labores de comunicación para la Biblioteca Digital del Ayuntamiento de Madrid. Agradecido de poder expresar con mi trabajo mi amor por los coches. Petrolhead a tiempo completo y, cuando no estoy trabajando, pilotillo en simuladores de conducción. Sólo estoy vivo cuando estoy en la carretera. Creo firmemente en un uso responsable de la tecnología. Por ello, mi cometido aquí es contribuir a que la sociedad pierda el miedo frente a los avances y cambios que trae.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.