Novedades

Ya hay precios para los VW Golf ‘enchufados’

No hay duda: el 2020 ha sido el 'año Golf'. Eso se debe a que a lo largo de los últimos 12 meses su gama se ha ido ampliando poco a poco con nuevas versiones. Las últimas en llevar son las más ecológicas: de hecho, se llevan 'un cero'.

Imagen tres cuartos delantro del Golf GTE

La estrategia parecía clara… y ha conseguido el resultado esperado: nos hemos pasado casi todo el año hablando del Golf. Pasó con la versión deportiva GTI, con la variante familiar, con la Alltrack, con el modelo ‘R’ de altas prestaciones, también con el modelo GTI ClubSport y ahora, para concluir el año, llegan dos versiones más. Y seguramente las dos más tecnológicas de la gama,

Se llaman eHybrid y GTE, y ambas tienen en común bastante cosas. La primera, y más importante es que son dos modelos híbridos enchufables, resultado de combinar un propulsor principal 1.4 turbo de gasolina con otro eléctrico. Ambos se venden en exclusiva con tracción delantera y caja de cambios manual de seis marchas.

Imagen interior del Golf GTE

Esa doble apuesta es un poco lo mismo que van a hacer otros hermanos de grupo, como los Skoda Octavia IV y RS IV, los Audi A3 40 y 45 eTFSi o los Seat León Hybrid y Cupra León Hybrid.

¿Eso en que se traduce? Pues que por un lado tienes el Golf eHybrid, con 204 CV, y que está más enfocado a lograr consumos excelentes, además de ofrecer un precio ligeramente más ajustado, con un coste inicial de 43.000 euros; y por otro lado el Golf GTE que desarrolla 245 CV, de puesta a punto más deportiva, mejores prestaciones y un precio de partida de 44.500 euros -es decir, 1.500 euros más caro-.

Teniendo en cuenta la diferencia de precio, el GTE nos parece más interesante. Para empezar, tiene una estética más llamativa, muy parecida a la del GTI, con su kit de carrocería, paragolpes específicos, llantas de 17″ -hay otras de 18″ por 635 euros-… aunque no tiene la doble salida de escape redonda. Lo mismo sucede en el interior, con los asientos, el volante o los pedales de imagen rácing.

También es diferente la puesta a punto del chasis, porque el GTE tiene una suspensión más firme, una dirección más directa -incluso el sonido en el interior es más llamativo en el GTE-… Y eso es así por las mayores prestaciones de este modelo en comparación con el eHybrid. Así, el GTE tiene una velocidad máxima de 225 km/h, con una aceleración de 0 a 100 en 6,7 segundos, que son datos más que buenos.

Imagen tres cuartos trasero del Golf GTE

Por su parte, el eHybrid -que, por cierto, se basa en el acabado Style- llega hasta los 220 km/h y hace el cero a 100 en 7,4 segundos. En ambos modelos, la velocidad máxima en modo eléctrico es la misma: 140 km/h. Y por si todo lo anterior fuese poco, el GTE tiene detalles de equipamiento como el cambio automático entre luz corta y largas.

Ahora bien, el eHybrid destaca por su consumo -aún- más ajustado: en concreto, se queda en 0,9 l/100 de media por los 1,2 de su hermano. Esto seguramente tiene que ver con el hecho de que el consumo eléctrico del eHybrid es inferior y, por eso, su autonomía en modo ‘cero emisiones’ también es algo más amplia: 71 km frente a 64 del GTE. Tambien la autonomía total es superior en el modelo menos potente: 870 km frente a 780 km.

En ambos coches, la batería es de 13 kWh, que puede cargarse en un enchufe convencional en unas cinco horas con una potencia de 2,3 kW.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.