Concepts y prototipos

¿Y si el Porsche Taycan hubiese sido un monovolumen?

Estilzado, aerodinámico, afilado, espectacular... el Taycan ha agotado todos los calificativos por su apariencia; sin duda, un motivo más para catalogarlo como uno de los eléctricos más espectaculares del mundo. Pero, ¿fueron esos siempre los planes de Porsche?

Imagen concept de Porsche

Si eres fan de los cómics o si eres seguidor de la franquicia de películas de Marvel, sabrás que lo próximo que va a dar que hablar en este mundo cinematográfico es la exploración del multiverso. Es una teoría que, en pocas palabras, asegura que no hay un único universo en la nuestra línea temporal, sino infinidad de ellos y en cada uno suceden cosas diferentes -aunque con ciertas cosas en común-.

De hecho, muy pronto veremos una serie de animación titulada «What if…?» -Qué pasaría si…- que explora esa posibilidad, y nos muestra un universo donde el Capitán América es una mujer, donde Killmonguer ya no es un villano sino un héroe… o a Black Panther ocupando el puesto de Star-Lord.

Pues bien, quizá en uno de estos universos, los responsables de Porsche hubiesen imaginado al Porsche Taycan como un… monovolumen; pero no uno cualquiera, sino uno al estilo Porsche, como el que puedes ver en las imágenes. O al menos es lo que parece, si bien lo que han diseñado en la marca germana es un concept de cómo se imaginan los conductores el interior de un modelo de la firma de Stuttgart en el futuro.

De ser así, parece que mucho ha cambiado el usuario medio de Porsche, porque el resultado final es de todo menos lo que uno de podría esperar de un deportivo. Al menos es lo que pasa con la parte estética: lo que vemos aquí es un modelo llamado Renndienst -uno de los 15 prototipos que, hasta hace pocas fechas, la marca mantenía en secreto- con una gran parte delantera acristalada y una magnífica accesibilidad al interior mediante puertas deslizantes que, además, abren en sentido contrario para dejar un gran hueco entre ambas. Eso sí, dichas puertas sólo están en un lado de la carrocería, porque el otro va completamente cerrado.

Y luego está… el habitáculo; dicen los diseñadores. Dicen que aquí han estudiado a las personas y sus costumbres en general ‘y a los conductores de Porsche en particular’; que toda esa gente tiene unas expectativas de cómo será el futuro y que ellos, simplemente, las han intentado satisfacer con este diseño.

Imagen interior Porsche concept

No tienen en cuenta lo que son los clásicos habitáculos, sino que se preguntan lo que debería ser un Porsche y lo que no. Así, este Renndienst es básicamente un modelo con espacio interior para seis pasajeros en asientos individuales, que bien podría servir para transportar a los componentes de algunos de los equipos de carreras de la marca.

De esas seis plazas, el conductor es el auténtico protagonista, en una butaca ubicada en un puesto de conducción central; ese asiento, con un solo gesto, puede girar 180 grados y quedar enfrentado al resto de pasajeros. En el salpicadero hay una instrumentación cinco relojes que recuerda a la del Taycan; más hacia los extremos, dos grandes pantallas pensadas para los pasajeros que viajan justo detrás y que cuando se utilizan se pueden guardar en el propio salpicadero.

El espacio interior también es amplio gracias al sistema de propulsión eléctrica, colocado en los bajos del coche y que ni roba espacio ni necesita túnel de transmisión. En cuanto a los materiales empleados, son lujosos, pero también sostenibles, como las maderas, los metales o los plásticos. Unos materiales que en algunos casos son inteligentes y pueden reaccionar frente a estímulos externos, para iluminarse o incluso variar su forma para ‘adaptarse a las necesidades de los ocupantes’.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.