Tecnología HC

Los WRC serán híbridos… y lo aprovecharán en los tramos

Sabíamos que los coches del Campeonato del Mundo de Rallies (WRC) incorporarían un motor eléctrico a partir de 2022... pero nadie nos dijo que se iba a usar en plena competición. La FIA ha confirmado que proporcionarán un empuje extra en algunas etapas.

ford fiesta m sport lateral

El deporte del motor sigue adaptándose a los nuevos tiempos, abrazando energías alternativas. Mientras los motores de Fórmula 1 ya cuentan con sistemas de recuperación de la energía térmica y de las frenadas, ahora son los coches de rallies los que se ponen al día con este tipo de tecnologías.

A partir de 2022, los vehículos del Campeonato del Mundo de Rallies (WRC) podrán emplear un empuje adicional en determinadas etapas, producido por un motor eléctrico de 100kW (136 CV). Esta potencia se uniría a los 380 CV del motor de combustión. En otras palabras, tendremos coches de rally híbridos.

Aunque la Federación Internacional del Automóvil (FIA) ya había aprobado estos WRC en junio, se creía que el uso del motor eléctrico se reduciría a los parques de servicio y las áreas que los rodean. En cambio, la posibilidad de aprovecharlo en plena competición ha cogido por sorpresa a expertos e “insiders”. “El objetivo es permitir a los coches circular en modo puramente eléctrico en ciudades, y proporcionar empuje eléctrico adicional en etapas especiales”, en palabras de la FIA.

Durante los tres primeros años del sistema, la FIA suministrará la misma unidad híbrida a todos los equipos, con idénticos software y demás componentes. Así, partiendo de estos elementos, cada equipo controlará su propia estrategia, valorando en qué momento aprovechar la potencia extra. Pasados tres años, a partir de 2025, la FIA dejaría más libertad a los equipos para desarrollar sus propios ingenios técnicos. En qué consista exactamente esa libertad, dependerá de la experiencia con los coches de rally híbridos durante los tres primeros años de implantación.

La política no ha terminado

Se esperaba que todo el redactado de la normativa 2022 del WRC quedase listo en la última reunión del Consejo Mundial de Deportes del Motor de la FIA, con la máxima categoría pasando a llamarse “Rally1”. Sin embargo, habrá que esperar hasta el primer trimestre de 2020 para consultar la versión definitiva. Dicho retraso preocupa a los equipos, que no quieren perder más tiempo para preparar los coches del futuro reglamento.

No obstante, la FIA no se muestra del todo confiada sobre las perspectivas de incorporar más fabricantes al campeonato. Sus motivos tiene, después de que Citroën haya anunciado que abandona el mundial de rallies con efecto inmediato, aún conociendo desde junio la próxima llegada de los híbridos.

De entrada, la introducción de los híbridos cuenta con el apoyo de Toyota, Hyundai y el equipo M-Sport (que compite con el Ford Fiesta WRC). Sin embargo, ninguno ha confirmado todavía su participación más allá de 2021, a la espera de conocer en detalle el nuevo juego de normas. Si no se comprometieran antes de abril de 2020, la FIA y los promotores del campeonato WRC reconocen que se verían obligados a revisar sus planes y perfilar una nueva estrategia, que contemplaría los combustibles alternativos. En este sentido, el director de los rallies, Yves Matton, afirma: “Lo que tenemos que hacer es mantener el coste al mismo nivel; no es posible traer los híbridos y reducir el coste”.

Mercedes Anguita
Periodista y académica de la comunicación. Quería descubrir cómo sería el automóvil del siglo XXI. Ahora que lo sé, quiero descubrir cómo será el de la era cibernética. Trabajar en HackerCar me permite disfrutar de él en todo su esplendor. El mejor coche es el que está por llegar. Apasionada de la competición y de cómo las nuevas tecnologías se aprovechan para obtener la última milésima.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.