Expertos HC

Webinar: qué son y por qué se han puesto tan de moda

Han llenado Internet estas semanas de cuarentena y los hay de todos los tipos. ¿Quieres saber para qué sirven? Varios hackers te cuentan su experiencia personal. ¿Cuáles son los pros y contras que han visto?

Webinar hackers: un móvil en videoconferencia con una mujer rubia está apoyado contra la pantalla de un ordenador encendido
Foto: Piqsels

En web de HACKERCAR has podido leer en las últimas semanas información sobre webinars de coches. También sobre webinars de hackers. Y es que nos hemos encontrado con muchos. Y de temáticas muy variadas. Hay webinars que te explican cómo teletrabajar, cómo crear contenido interesante para redes sociales… ¡Hasta uno sobre qué comer durante la cuarentena!

En definitiva, parece que webinar es una de las palabras de moda. Pero ¿qué significa exactamente? ¿Qué son los webinar?

Detrás se ese anglicismo, se esconde un concepto muy sencillo: una conferencia, taller o seminario que se retransmite de forma virtual. Tiene sentido entonces encontrar tantos webinars en estos tiempos de cuarentena: si no se pueden hacer eventos presenciales, todas las personas que tienen algo interesante que contar a la sociedad lo hacen a través de Internet.

¿Qué tiene de atractivo este formato para que tantas personas hayan apostado por él? ¿Cuáles son sus ventajas y sus inconvenientes?

Como varios Expertos HC han participado en varios de estos seminarios durante esta cuarentena, hemos querido saber su opinión. Estas son sus valoraciones.

“Aprender y escuchar personas que tratan temas interesantes”

Josep Albors, responsable de Investigación y Concienciación de ESET España:

“Aquellos que llevamos tiempo asistiendo o impartiendo webinars sabemos de sus ventajas, de la posibilidad de aprender y escuchar a personas que tratan temas interesantes o que nos ayudan a mejorar nuestra empresa y que se encuentran lejos. Obviamente, el contacto físico no puede ser sustituido en un webinar y, siendo seres sociales, siempre notaremos que nos falta algo.

“Con todos los webinars que llevo a mis espaldas -he impartido clases en masters y charlas en congresos virtuales-, he tenido numerosas experiencias. La mayoría de ellas, positivas. Si he de destacar una cosa, sería el interés demostrado por la mayoría de usuarios. Uno tiende a pensar que en un webinar la mayoría de la gente está atendiendo a otras cosas, pero, cuando llega el turno de preguntas, compruebas que realmente había gente prestándote atención.

“Que se cuele tu pareja, hijo o mascota en mitad de un webinar suele causar muchos nervios al presentador, pero también ayuda a humanizar el ambiente con la audiencia”.

“Por supuesto, no podemos olvidarnos de los problemas técnicos o de conexión que suceden a veces. O incluso que se cuele tu pareja, hijo o mascota en mitad de un webinar, algo que suele causar muchos nervios al presentador, pero que también ayuda a humanizar el ambiente con la audiencia”.

“Un formato muy flexible”

Pablo F. Iglesias, consultor de Presencia Digital y Reputación Online:

“Aunque entiendo que no es lo mismo que vernos la cara directamente, es un formato que me gusta mucho por su flexibilidad. Y que, además, representa uno de los pilares de mi modelo de negocio.

Webinar coches: una conferencia dentro de un salón de actos
Foto: Pexels

“En líneas generales, tengo más pros que contras. Lo que más me gusta es la capacidad de hacerlo o consumirlo desde cualquier lugar sin perder tiempo en trayectos. Además, yo no me pongo nervioso al dar un webinar, cosa que sí me ocurre cuando en las charlas delante de cientos de personas.

“Como contra, decir que, por regla general, se cobran peor -algunos incluso los hacemos gratis para ayudar a la organización- y, por supuesto, el trato con los espectadores es mucho más frío. Según la plataforma que se utilice, a veces puedes ver el chat, o ni siquiera, teniendo que esperar al final del webinar para que el moderador te pase las preguntas.

“Además, no creo que desaparezcan tras la cuarentena. Por supuesto que van a seguir estando.

“Seguiremos haciendo webinars. Y quizás incluso más que antes”.

“Un webinar funciona en cualquier situación ya que permite acercar el conocimiento de un profesional a una audiencia interesada en aprender con un formato de consumo deslocalizado 24/7. Lo puedes ver en directo y participar activamente, o consumirlo en diferido más tarde.

“Si las previsiones de los expertos en materia se cumplen, probablemente tendremos brotes de COVID19 estacionales como ya nos ocurre con la gripe, los resfriados, u otras enfermedades más jodidas como es el caso del SIDA. Y bajo este escenarioel paradigma de evento presencialista se cae por su propio peso.

“Así que sí. Seguiremos haciendo webinars. Y quizás incluso más que antes”.

“Una explosión de eventos online”

Álex Casanova, especialista en la gestión de la seguridad:

“La formación a distancia, congresos online, webinars y otras muchas fórmulas para transmitir el conocimiento son, una de las partes más positivas que nos deja el estado de alarma.

“La situación de confinamiento ha provocado que tengamos que cambiar ciertas rutinas y reinventarnos. Han sido muchos los eventos que se han tenido que cancelar debido a la situación de emergencia sanitaria, y que, gracias a las tecnologías de la información e Internet, han podido transformarse en grandes eventos con miles de asistentes.

“En el ámbito de la ciberseguridad, ha sido toda una explosión de eventos online. Si te apasiona esta disciplina tienes miles de horas a tu disposición para poder aprender de los mejores profesionales que, de forma altruista, han comenzado a compartir su conocimiento utilizando todas las fórmulas que han tenido a su alcance: RRSS, Twitch, videoconferencias por Zoom. Todo con una única finalidad: transmitir su conocimiento y hacer que este confinamiento pueda ser más agradable.

“Mientras no se puedan celebrar eventos multitudinarios, las nuevas tecnologías y, en concreto, este tipo de formatos, van a ser un aliado fundamental para esta nueva realidad”.

“Si bien esta fórmula tiene grandes ventajas, como la facilidad de organización, y la posibilidad de atender a los congresos o webinars en directo o bajo demanda, no podemos obviar que quizás el aumento de este tipo de eventos haya producido saturación en el espectador.

Son muchos los que se han lanzado a este formato. No sólo los profesionales de la ciberseguridad, sino también los fabricantes y los integradores. Si además se te da bien el inglés, casi podrías ocupar toda tu jornada de webinar en webinar.

“Lo que nos deja como conclusión es que, mientras no se puedan celebrar eventos multitudinarios, las nuevas tecnologías y, en concreto, este tipo de formatos, van a ser un aliado fundamental para esta ‘nueva realidad’. Vamos a tener que aprender a gestionar adecuadamente un concepto al que nos vamos a tener que acostumbrar: el distanciamiento social“.

“Herramienta imprescindible en ciertas ocasiones”

David Marugán, experto en seguridad electrónica y radiocomunicaciones:

“Durante esta cuarentena se han puesto muy de moda por motivos obvios. Creo que son una herramienta imprescindible en ciertas ocasiones, como esta por ejemplo; sus ventajas al evitar desplazamientos son evidentes, y también el ahorro de costes que supone, por ejemplo, llevar a cabo acciones formativas en Internet.

“Por contra, y debido a la pandemia que sufrimos, ha habido momentos en los que en el área tecnológica y de ciberseguridad ha habido tal cantidad de webminars y acciones online que realmente en ocasiones parecían incluso excesivos. Un exceso de propuestas puede causar cierto rechazo: el tiempo de la gente es oro y eso debe tenerse en cuenta antes de organizar cualquier webminar. Además, en ocasiones, las acciones tienen una duración demasiado extensa, con muchos asistentes y es muy complicado mantener la atención y motivación de los asistentes si no ofrecemos un contenido de gran interés y una buena interacción y resolución de dudas.

“Sus ventajas al evitar desplazamientos son evidentes, y también el ahorro de costes que supone, por ejemplo, llevar a cabo acciones formativas en Internet”.

“En resumen, me parecen una gran herramienta siempre que se tengan en cuenta sus limitaciones y particularidades”.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.