Novedades

VW T-ROC 2022: cuáles son los precios del nuevo modelo en España

Con su nueva cara, el VW T-ROC 2022 quiere mantener su exitosa carrera comercial. Y aunque haya mejorado en todo, el precio también se ha incrementado: esto es lo que cuesta en España.

Imagen de la nueva gama VW T-ROC 2022

Seguramente cuando VW se animó a lanzar el T-ROC, que era algo así como la versión SUV de un Golf -ambos cuentan con una longitud similar-, sabía que tendría una muy buena aceptación, por el hecho de inscribirse en un segmento de moda, por no ser más costoso que el mencionado Golf o por su amplitud de gama, donde no faltan versiones de tracción total e, incluso, un potente deportivo con la sigla ‘R’.

Sin embargo, no es que su diseño fuese el más atrayente del segmento; sí, era un modelo moderno, muy manejable, con bastantes posibilidades de personalización… pero tal vez le faltaba ‘algo’. O quizá fuese sus líneas simples las que atraían al personal; en todo caso, VW, que no es que se una marca acostumbrada a realizar restyling de gran profundidad en lo que se refiere a diseño, sí que se ha atrevido a meterle bastante mano al actualizado T-ROC. Es más, lo primero que se puede leer en el titular de su comunicado de prensa es «diseño expresivo».

El trabajo resultante se aprecia de forma muy clara en el frontal, que ahora se asemeja al de modelos como el Tiguan 2020, el nuevo Golf o, incluso, su hermano pequeño, el T-Cross. Los cambios, que afectan tanto a la versión ‘convencional’, como a la deportiva -R- o a la descapotable -la única de este tipo que hay en el mercado-, incluyen nuevos faros, paragolpes, parrila o capó en la parte delantera… Es llamativo que uno de los detalles más personales del modelo, como eran sus luces diurnas cuadradas en la zona del paragolpes ahora hayan dado paso a otras de aspecto más simple.

Imagen interior VW T-ROC

Por lo demás, como suele suceder en este tipo de lavados de cara, se ha aprovechado instalar un sistema de iluminación más completo, con faros matriciales de leds en las versiones más completas -de serie, todos llevan faros de leds ‘simples‘. Una tecnología que permite apagar o encender selectivamente los grupos de leds de los que se compone cada faro, para poder crear zonas de sombra y así circular por la noche siempre con luces largas. Estos faros, por cierto, van acompañados de una tira de led para la zona de la parrilla delantera -algo que ya hemos visto recientemente en el renovado Polo-.

Por lo demás, hay cinco nuevos colores de carrocería para elegir, y también varían los diseños de las llantas que miden 17 y 19″; lo que se conserva -como en la mayoría de VW- es la posibilidad de incluir un kit deportivo de carrocería, bajo la denominación R-Line.

Los cambios interiores se han centrado en dos aspectos. Por un lado -y al igual que tal vez sucedía en el exterior- se ha intentanto limitar un tanto la ‘sobriedad’ de un coche que, en principio, parece estar destinado a un público bastante joven. Por otro, como suele ocurrir en estos lavados de cara, se ha optado por mejorar toda la parte relacionada con el área multimedia.

Respecto a lo primero, se aprecia que los materiales tienen mejor aspecto y alguno, como el que cubre la parte superior del salpicadero, mejor tacto para darle al interior una imagen más premium, algo a lo que también ayudan los nuevos materiales del interior de las puertas. En cuanto a lo segundo, habrá dos opciones para elegir; de serie, los T-ROC vendrán con un sistema dotado de pantalla táctil de 8 ó 9,2″, según versiones, siendo el más grande el que resulta más novedoso.

De hecho, forma parte de la tercera generación de sistemas de infoentretenimiento de la marca, los conocidos como MIB3, que no sólo tienen un mejor manejo y más funciones, sino que permiten un mayor número de servicios en línea -de serie y durante un año vienen con los servicios Connect Plus; incluyen elementos como el control por voz natural o diferentes servicios de streaming-. Por supuesto, existe compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play, si bien ahora la conexión entre móvil y vehículo se puede hacer de manera inalámbrica.

Otro elemento, ahora incluido de serie, es el cuadro de mandos digital que puede tener una versión ampliada a 10,25″ de manera opcional. Por lo demás, se aprecia el nuevo volante o los mandos con superficies táctiles para manejar el sistema de climatización automático en aquellas versiones que lo incluyan.

Por concluir con el interior, la nueva familia de este modelo arranca con una variante ‘básica’ denominada T-ROC a secas; por encima de ellas se van a emplazar los niveles Life, Style -la que tiene detalles más elegantes, como la iluminación ambiental, mejores tapizados, detalles cromados, pintura bicolor para la carrocería- y R-Line -la más deportiva, con suspensión específica, selector de modos de conducción…-.

¿Qué cosas cambian en movimiento?

En principio, la gama de motores se presenta muy parecida a la que ya conocíamos; eso quiere decir, entre otras cosas, que va a resultar muy amplia, pero también que no se habla de algún sistema de micro-hibridación como ya se puede encontrar en otros VW… o en rivales, como el Hyundai Kona. En todo caso, en gasolina la gama arranca con un 1.0 TSI de 110 CV y cambio manual de seis velocidades disponible únicamente con tracción delantera.

Imagen tres cuartos trasero VW T-ROC

Por encima se sitúa el equilibrado 1.5 TSI de 150 CV, dotado de un cuatro cilindros, en versiones de caja manual o automática, pero siempre con tracción delantera. Por encima hay un 2.0 de 190 CV, siempre con tracción total y cambio automático… al igual que sucede con la variante más exclusiva de la oferta, el T-ROC R con su motor 2.0 turbo de 300 CV.

El T-ROC mantiene su apuesta por los motores diésel, en concreto por el archi-conocido 2.0 TDI en variantes de 110 y 150 CV; siendo el primero de ellos un vehículo únicamente disponible con tracción delantera y cambio manual, y el segundo sólo a la venta con cambio automático y tracción delantera o 4×4.

Por último, en cuanto a ayudas a la conducción ya hay varias que se van a unir de serie, como el asistente de frenada automática en caso de posible accidente o el de mantenimiento de carril. Luego, quien lo desee, puede completar la suite de asistentes con elementos como el control de velocidad activo y el de seguimiento de carril, que conforman el pack conocico como Travel Assist, que además también tiene en cuenta información y datos como los límites de las señales de velocidad y otros elementos de la ruta -curvas cerradas, aproximación a rotondas…- para ajustar el ritmo del T-ROC -es un dispositivo que funciona hasta los 210 km/h-.

VERSIÓNPOTENCIAACABADOCAMBIOPRECIO
T-ROC 1.0 TSI110 CVLIFEMANUAL 6V28.825€
T-ROC 1.5 TSI150 CVLIFEMANUAL 6V30.550€
T-ROC 1.5 TSI150 CVLIFEAUTOM. 7V 31.925€
T-ROC 2.0 TDI115 CVLIFEMANUAL 6V32.815€
T-ROC 2.0 TDI150 CVLIFEMANUAL 6V34.515€
T-ROC 2.0 TDI150 CVLIFEAUTOM. 7V35.895€
T-ROC 1.5 TSI150 CVR-LINEMANUAL 6V34.455€
T-ROC 1.5 TSI150 CVR-LINEAUTOM. 7V35.895€
T-ROC 2.0 TSI 4M190 CVR-LINEAUTOM. 7V43.325€
T-ROC 2.0 TDI150 CVR-LINEMANUAL 6V38.415€
T-ROC 2.0 TDI150 CVR-LINEAUTOM. 7V39.800€
En azul, nuestra recomendación en gasolina; en verde, nuestra recomendación en diésel.

Desde el incio ya habrá promociones; de hecho, de momento se ha comunicado que el precio ‘de ataque’ en la gama será para el 1.0 TSI básico, que cuesta 23.495 euros. Eso significan 5.330 euros de rebaja, si bien será necesario cumplir con requisitos como el de tener que financiar parte del importe con la marca.

La variante más sencilla, la denominada Life ya dispone de elementos como los faros de led, el volante multifunción, llamada de emergencia, control de presión de neumáticos, cuatro tomas USB, asistente de luz de carretera, frenada automática de emergencia en caso de riesgo de accidente, sistema multimedia, compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play, control de velocidad adaptativo, detector de fatiga, freno de mano eléctrico, radio digital, aparcamiento semiautomático o cuadro de mandos digital.

En cuanto a la variante R-Line ya incluye el kit de carrocería, las llantas de 18″, el cuadro de mandos digital de mayor tamaño -10,25″-, selector de modos de conducción, acceso y arranque manos libres, iluminación ambiental…

Llevo años dedicándome al mundo del motor; porque me gusta, porque es el único que he practicado y porque es un sector que no deja de evolucionar. Me gusta buscar la noticia -a veces es ella que me encuentra-, soy cotilla por naturaleza y creo que la exclusiva la puedes hallar muchas veces en el sitio más inesperado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.