Novedades

VW T-Cross, el mini SUV más conectado del mercado

Dos grandes modas imperan en el mundo del motor. En primer lugar, la de los SUV o todo camino. En segundo, la de los coches inteligentes y conectados.

VOLKSWAGEN T-CROSS tres cuartos delantero

VW tiene previsto introducir en su gama 12 modelos de tipo SUV de aquí a 2020. El más pequeño y asequible llega a final de año y se fabrica en España.

Resulta curioso que el grupo VW, que año tras año se disputa en dura batalla con Toyota el liderato de ventas en el mundo, fuera una de las últimas en acceder a segmento que, desde hace tiempo, representan una buena porción de ventas en cualquier mercado -el ejemplo más evidente fue el Tiguan y su irrupción dentro de la categoría de los SUV compactos, casi año y medio después del exitoso Nissan Qashqai-.

Sin embargo, le ha bastado una década para que sea todo un referente entre los Sport Utility Vehicle; y es que, en la actulidad, VW vende en Europa los T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y Touareg… a los que se ha unido este otoño un modelo fabricado en Landaben, Navarra -y que culminará en 2020 con el lanzamiento del primer SUV totalmente eléctrico de Volkswagen, el I.D. CROZZ-. ¿El motivo? Allí ya se fabrica el Polo, un vehículo con el que comparte mucha de su tecnología.

Precisamente, la tecnología pretende ser uno de los puntos fuertes de un vehículo pensado para enfrentarse a los Seat Arona, Peugeot 2008, Renault Captur, Nissan Juke, Kia Stonic… VW se refiere a su T-Cross como ‘digital y conectado’, y lo hace por varias razones.

VOLKSWAGEN T-CROSS

Por ejemplo, en su interior el puesto de conducción puede estar completamente digitalizado; por un lado, mediante la pantalla táctil de 8” situada en la consola central, y desde la que se manejan buena parte de las funciones del vehículo, además de ser compatible con Apple Car Play y Android Auto.

Además, el T-Cross permite reproducir canciones de la mediateca del smartphone o los servicios de streaming a través del sistema de sonido opcional ‘Beats’. Por otra parte, el clásico cuadro de instrumentos a base de indicadores analógicos puede reemplazarse en opción por el vistoso VW Digital Cockpit o ‘Cuadro dse instrumentos digital’, completamente configurable y en el que se puede ver desde indicadores tradicionales hasta el mapa del navegador.

Pequeños detalles y grandes avances

Otros detalles tecnológicos de agradecer son el cargador inalámbrico para el móvil, las cuatro conexiones USB, el sistema de acceso y arranque sin llaves… y, cómo no, múltiples asistentes a la conducción para mejorar la seguridad y el confort.

Destacan el asistente `’Light Assist’, mediante el cual el conductor puede circular casi permanentemente en luces largas y el propio vehículo se encarga de regular ese haz de luz de sus faros led para no deslumbrar al resto de conductores.

El sistema de vigilancia ‘Front Assist’ que con la ayuda de una cámara detecta posibles obstáculos en la parte delantera del vehículo y es capaz de llegar a frenarlo de manera autónoma -también detecta peatones-.

El ya clásico dispositivo de aviso de salida del carril ‘Lane Assist’, que advierte si el conductor abandona el carril por el que circula sin usar previamente alguno de los intermitentes.

El sensor de ángulo muerto ‘Blind-Spot Sensor‘ -si vamos a cambiar de carril advierte de la posible presencia de otro vehículo en alguno de los dos flancos traseros del coche-.

El ‘asistente de salida del aparcamiento’ -advierte de vehículos que se aproximan al T-Cross desde la parte lateral trasera-.

La ‘protección proactiva de los ocupantes’, mediante la cual el coche puede tomar una serie de decisiones en caso de detectar el riesgo inminente de un accidente, como cerrar las ventanillas y el techo corredizo, pretensando los cinturones de seguridad, poniendo a punto la máxima capacidad de frenada.

VOLKSWAGEN T-CROSS

¿Qué más debes saber de este baby-SUV?

Aunque su tamaño es muy ajustado, con 4,1 de largo y 1,558 m de alto, resulta muy espacioso y prático -dispone de una banqueta trasera deslizante y un volumen de maletero que oscila entre 385 y 455 litros-.

Cuenta con la plataforma MQB, es decir, la misma que los Seat Ibiza y Arona, o que el mencionado VW Polo. También comparte motores, como los TSI de gasolina de 95, 115 y 150 CV -los dos primeros de tres cilindros y el más potente, de cuatro- y el diésel TDI de 95 CV. El precio de partida rondará los 18.000 euros, aproximadamente.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.