Novedades

VW Passat 2019: la berlina con Internet de serie

Aunque no lo parezca, el Passat es un ‘cuarentón’; este modelo, que vio la luz en 1973, ha sido siempre un éxito porque ofrecía siempre lo correcto en el momento adecuado. ¿Acierta con lo que la marca cree que es lo que se va a llevar en los coches los próximos años?

Imagen del nuevo VW Passat 2019 en carretera

Muy bien se te tienen que dar las cosas para que de un modelo vendas más de 30 millones de unidades a lo largo de la historia. Eso lo ha logrado el Passat, al igual que los Golf, los Toyota Corolla… pero el mérito del Passat es que no es un coche especialmente popular: es una buena berlina media -también disponible con carrocería familiar- que nunca ha sido demasiado asequible, pero que sí ha logrado ganarse al público por ser un modelo espacioso, de calidad y con buenos motores.

Desde 2014 se vende en todo el mundo la octava generación del coche; una de las que supuso un cambio generacional importante porque se modificó el estilo general -más deportivo-, la plataforma -más ligera- y la tecnología -más abundante-. Ahora, cinco años después, este coche recibe lo que se suele denominar un lavado de cara o restyling.

El vehículo sigue siendo básicamente el mismo que vio la luz hace un lustro, pero se actualiza al estilo de los móviles o los ordenadores. Y esa actualización tiene un protagonista principal que es todo lo que tiene que ver con la tecnología.

Precisamente, los cambios se centran en lo que hacen a un coche ser más o menos avanzado en la actualidad: los sistemas multimedia y de infoentretenimiento, así como los asistentes a la conducción. Entre los primeros, el Passat recibe el conocido con el complejo nombre de ‘sistema modular de infotainmet -MIB3 para los amigos-; ¿de qué es capaz? Por ejemplo, puedes utilizarlo para manejar muchas de las funciones de tu teléfono Apple -es decir, el conocido protocolo Apple Car Play-… y sin necesidad, como hasta ahora, de conectarlo por cable.

Un coche pegado a una línea de teléfono

Aunque lo más interesante es que, ahora, el coche está permantemente conectado a Internet, algo que consigue porque lleva una tarjeta SIM integrada en lo que se conoce como ‘control del módulo de llamada de emergencia y la unidad de comunicación’, de tal manera que es como si el propio coche fuese un teléfono. ¿Ventajas de ser un coche conectado?

Imagen del interior del nuevo Volkswagen Passat 2019

El sistema de navegación añade nuevas funciones, como la de conocer el estado del tráfico en tiempo real; por otra parte, el control por voz también mejora -aunque no llega a ser el asistente virtual de Mercedes o BMW– y se abre la puerta a que el coche pueda recibir en un futuro próximo actualizaciones de la nube.

Por otra parte, poco a poco se empezarán a ofrecer otros servicios que la marca denomina como ‘We’, por ejemplo, el We deliver que permite usar el coche como un apartado de correos donde un repartidor te puede dejar un paquete; We park, que te ayuda a encontrar plazas de aparcamiento así como a pagar su tarifa desde el móvil; y, cómo no, todo tipo de funciones del vehículo que puedes controlar a distancia desde el móvil -accionar luces y claxon, desbloquear puertas, conocer la situación del vehículo…-.

También anuncia Volkswagen que, si tienes un teléfono compatible de la marca Samsung, este será el primer coche de la marca que se puede abrir desde tu smartphone a modo de llave inteligente.

En cuanto a asistentes a la conducción, ahora todos quedan englobados bajo lo que la marca ha llamado como IQ.DRIVE. En Volkswagen aseguran que este coche es el primero que utilice el conocido como ‘Travel Assist’, que no es sino un conjunto de dispositivos que permite al coche conducir de forma semi-autónoma a casi cualquier velocidad, ya sea el coche automático -entre 0 y 210 km/h- o manual -de 30 a 210 km/h-. Aunque esta tecnología libere de mucho trabajo al conductor, no hay que olvidar que éste siempre tiene la responsabilidad de permanecer atento a todo lo que sucede.

Imagen de tres cuartos trasero del nuevo VW Passat 2019 en carretera

En cuanto al resto de novedades tecnológicas, destacar que el cuadro de mandos digital también estrena nuevos gráficos -aunque ya no es tan vistoso como el que llevaba el Passat que aún se vende-, el volante ahora incluye superficies capacitivas -son sensibles al tacto- y los faros delanteros de leds estrenan tecnología matricial, de tal manera que se puede circular con luces largas todo el tiempo durante la noche sin deslumbrar a otros pasajeros.

Sólo el híbrido cambia para ser mucho mejor

Como en el modelo anterior al restyling, en la gama del Passat no falta una variante conocida como GTE y que es híbrida-enchufable. Este modelo combina un motor de gasolina junto con otro eléctrico que, en conjunto, desarrollan 218 CV. Ademas, la novedad en este modelo es que la batería que alimenta al motor eléctrico ahora tiene mayor capacidad, 13 kWh, de tal manera que el coche puede circular durante unos 56 km a base de electricidad.

En la gama, por lo demás, sigue habiendo tanto opciones turbodiésel -con 120, 150, 190 y 240 CV- como gasolina -de 150, 190 y 272 CV-. El coche llegará a los concesionarios desde el mes de octubre con unos precios que parten desde los 33.520 euros -para la combinación del motor diésel básico y el cambio automático DSG-.

 

¿Qué innovación valoras más en un coche como el Passat?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.