Tecnología HC

VW o Hyundai: cuál ha batido un récord eléctrico de mayor mérito

Casualidad o no, prácticamente al mismo tiempo Hyundai y VW han anunciado importantes 'hazañas' con sus coches eléctricos más representativos. El Kona EV y el ID.3 han conseguido acabar con el principal problema de estos modelos: la autonomía.

imagen de un coche eléctrico recargando

Y es que, por ejemplo, la marca alemana asegura haber cubierto un trayecto muy realista con la versión Pro-Performance de su ID.3 -que, recordemos, tiene un motor de 204 CV y una batería con una capacidad de 58 kWh- logrando recorrer 531 km con una única recarga. Esto significa 111 km más que la autonomía oficial declarada, de 420 km, es decir, un incremento del 26%.

Por su parte, la firma coreana ha recurrido a un circuito, tres coches -todos ellos de la version de 204 CV con batería de 64 kWh- y tres equipos para conseguir una autonomía total superior a los 1.000 km -en concreto, los coches involucrados cubrieron 1.018, 1.024 y 1.026 km-, que respecto a los 449 km oficiales supone un incremento cercano al 128%.

En principio, parece que las cifras del Hyundai son las más interesantes, pero… ¿qué récord de verdad ha tenido más mérito?

Para empezar, los coches escogidos fueron unidades completamente de serie, sin contar con ninguna modificación. El Kona es un modelo que se puede adquirir en nuestro país a un precio de 46.450 euros, si bien en la actualidad dispone de generosas promociones que, a base de unir financiación con la marca y descuento gubernamental, dejan el precio de arranque en unos muy competitivos 38.240 euros.

Imagen de un  VW ID.3 en carretera

Mientras tanto, el VW tiene un precio de partida de 43.730 euros, si bien no cuenta con una promoción oficial… aunque como siempre te aconsejamos que preguntes en tu concesionario -suele haber campañas de renting-.

Sin duda, lo que más diferencia la autonomía lograda por ambos coches tiene que ver con las circunstancias en las que se llevó a cabo. Por ejemplo, el lugar elegido fue fundamental. Por su parte, el eléctrico alemán circuló por carretera abierta, concretamente por carreteras de Alemania a Suiza, entre las localidades de Zwickau a Schaffhausen, alternando autopista -un 44%- y carreteras secundarias -el 56%-.

Mientras tanto, el coreano llevó a cabo su prueba en un circuito cerrado, concretamente en el trazo de Lausitzring, con 3,2 km de longitud y situado en Alemania.

Un conductor contra un equipo

Otra diferencia es que en el caso del ID.3, a bordo viajaba un conductor experto en la técnica del hypermiller: Felix Egolf…. pero no viajó sólo, ya que con él iban con él un cámara y un completo equipo técnico adicional que, en conjunto, suponían 250 kg.

En cuanto al Hyundai, como dijimos, hubo tres coches y cada uno lo componía un equipo con miembros de la prensa alemana -en concreto, de la revista Autobild-, departamento de postventa de Hyundai, área de prensa de la marca coreana… Que realizaron multitud de turnos, pero siempre con una única persona al volante.

También hubo muchas diferencias en cuanto al tipo del uso del coche. Por ejemplo, Felix Egolf, aunque aprovechó algún que otro rebufo y condujo aprovechando la inercia todo lo que pudo, utilizó en todo momento elementos como la radio, el navegador, las luces, la ventilación… y mantuvo una media razonable de 56 km/h. El resultado fue un consumo medio de 10,9 kWh para el VW.

Imagen de los Hyundai Kona que han batido record de autonomía

Mientras tanto, en el Kona se buscó la máxima eficiencia a toda costa: el único consumidor eléctrico fueron las luces diurna, pero llevaron el sistema multimedia desconectado y el aire acondicionado apagado -si bien eran libres de utilizarlo si lo deseaban-. La velocidad media final demostró que querían imitar un uso completamente urbano: entre 29 y 31 km/h, con un ridículo consumo medio de 6,2 kWh. Eso explica que mientras que el trayecto del VW se cubrió en una jornada, para el del Hyundai hicieron falta… ¡tres días!

Así que, en conclusión…¿cuál es la hazaña más meritoria? Lo cierto es que ambos lo son; superar los 500 km en un uso razonablemente normal o los 1.000 en unas circunstancias completamente favorables son unas cifras dignas de reseñar, pero nos quedamos con el logro del ID.3; es más, nos quedamos con las ganas de saber que hubiese ocurrido si VW hubiese hecho la misma prueba, pero en circuito y con la versión Pro S, dotada de baterías de 77 kWh.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.