Novedades

VW Golf Variant: con una tecnología familiar

El impacto provocado por el avance tecnológico que ha supuesto la octava generación del Golf ya lo hemos ido asimilando poco a poco. Por eso, su nueva versión familiar nos sorprende por otras cosas, pero no por sus dispositivos y equipamientos.

Imagen de perfil del nuevo VW Golf Variant

No nos sorprende porque la multitud de adelantos, gadgets, dispositivos… etc que ya hemos podido ver, tocar, escudriñar y probar en el cinco puertas también están disponibles, desde el inicio, en la nueva versión familiar del Golf. En realidad, habría que hablar de ‘versiones’, porque este modelo se va a lanzar con dos variantes desde el principio.

La primera de ellas es la más ‘clásica’; es el Golf Variant de toda la vida -bueno, el que se vende desde la tercera generación, la que nació a principios de los años 90-, es decir, una versión más larga que la del Golf de cinco puertas. En concreto, mide 4,63 m de largo -crece 66 mm respecto a su predecesor- y cuenta con una distancia entre ejes de 2,68 m; este dato es importante porque también es mayor que en el Golf ‘normal’, y eso beneficia a los pasajeros de las plazas traseras, que cuentan con más espacio.

Imagen interior del VW Golf 8 Variant

El otro gran beneficiado es el maletero: dispone de 611 litros de capacidad, que aunque no es mucho incremento respecto a su predecesor -apenas seis litros-, sí que es una citra notable. Por lo demás, del coche podemos decir que, evidentemente, mantiene la imagen frontal del nuevo Golf 8, así como la posibilidad de elegir un kit deportivo denominado R-Line, que afecta tanto a la apariencia exterior como interior.

La segunda versión se llama Alltrack, ya la empleó el Golf 7 -también el Passat– y es el resultado de darle a este modelo familiar una apariencia más ‘aventurera’ y de todo camino, gracias a las protecciones de carrocería -que va más elevada respecto al suelo- o a la posibilidad de incluiir tracción total.

Muy digital en cuanto abres la puerta

Técnica y tecnológicamente ambos coches serán parecidos y, a su vez, similares como hemos comentado a los Golf cinco puertas. Por poner un ejemplo, toda la gama vendrá con sus faros de leds delanteros y traseros, así como un interior muy sofisticado y digital. Es decir, bastante esquemático, con pocos botones y la presencia de dos grande pantallas para reunir toda la información: la que hace de instrumentación y la del sistema multimedia, que corona la consola central -y que mide, de serie, 8,25″-…

Por lo que respecta a los asistentes, no faltan el control de mantenimiento dentro del carril, el asistente frontal con frenada de emergencia en ciudad… y algunas cosas más sofisticadas, como la alerta de peligro de tráfico gracias a la conexión del coche con todo lo que le rodea -Car2x- y que le permite recibir ‘información privilegiada’ que le ayuda a mejorar la seguridad.

Imagen tres cuartos delantero del nuevo VW Golf Alltrack

La gama de motores también es idéntica al Golf compacto. Sin haber definido aún las versiones exactas, sí que la marca habla de la presencia de un 1.5 eTSI micro-híbrido -que siempre estará asociado al cambio automático- o la última generación de motores turbodiésel TDI.

Lo que por ahora no se confirma es que vayan a ofrecerse versiones deportivas del Golf Variant; hay que recordar que del actual Golf 7 se llegó a vender una versión con el apellido ‘R’ que ofrecía un motor 2.0 turbo de 300 CV.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.